Marcela Barajas

“La gente que me conoce sabe a qué se atiene conmigo”
Marcela Barajas | La Lupa Revista Digital

Cuando Marcela ya había cumplido sus sueños de niña como enamorarse y ser mamá, entendió que había llegado su hora, el momento para dedicarse a eso que tanto la apasionaba. Marcela había sido deportista desde chiquita, una nadadora comprometida, pero nunca había visto que en el mundo del ejercicio iba a encontrar una oportunidad de negocio. Es una mujer decidida, con los pies en la tierra que ha perseguido lo que quiere hasta encontrarlo. Con su amiga del alma, Tata, han sido pioneras y un modelo a seguir en el mundo del fitness. La Lupa descubrió su historia.


LL: ¿Cuáles son los recuerdos más marcados de tu infancia?


MB:
Bueno, de mis recuerdos más marcados es jugando con mi hermana. Somos diferentísimas mi hermana y yo. Ella súper tomboy toda la vida, y yo súper niña, de casa de muñecas, entonces, teníamos una casa de muñecas donde ella coleccionaba sapos, insectos y todo, y yo tenía mis barbies perfectamente puestas, pero eran tardes muy ricas de juegos, entonces eso es una cosa que tengo muy en el corazón. Y otra cosa que me marcó mucho mi infancia fueron los entrenamientos de natación. Yo nadé desde que era chiquita y eran entrenamientos muy fuertes todos los días de cinco a ocho de la noche, llegaba del colegio, hacía tareas y me iba a entrenar de cinco a ocho de la noche. Eso me marcó muy fuerte, me dio mucha disciplina.

LL: ¿Cómo era el ambiente en tu casa?

MB: Amoroso, una familia muy unida, somos sólo cuatro. Mi hermana y yo, mi papá y mi mamá. Y siempre fuimos muy los cuatro. No fuimos de familia grande, yo no soy de familia de primos, ni de muchos tíos, sino siempre fuimos simplemente los cuatro y eso nos hizo muy unidos, todavía lo somos a pesar de que mi hermana vive en España y mis papás viven en otro lado, todavía somos muy unidos.

LL: ¿Qué soñabas ser cuando eras chiquita?

MB: ¿Honestamente? Actriz.

LL: ¿En serio? ¿Y por qué nunca te fuiste por ese lado?

MB: No sé, después me fui a vivir a Estados Unidos a terminar mi colegio y como que ahí me empezó a gustar la ciencia, y me encantaba en un momento la medicina y por esos lados empecé con optometría. Soy optómetra.

LL: ¿Ejerciste como optómetra?

MB: Realmente muy poco. Cuando me casé todavía estaba en la universidad, entonces no fue mucho el tiempo que ejercí, máximo un año, y después de ese año nos volvimos a ir a vivir por fuera a Estados Unidos y ya ahí duramos muchos años, nacieron mis hijos y no volví a ejercer la optometría.

LL: ¿Hasta cuándo fuiste esta nadadora disciplinada?

MB: Por ahí hasta los 16, 17 años.

LL: Cuéntanos un poquito de lo que fue ser mamá tan joven.


MB:
Para mí ser mamá tan joven fue increíble. Lo que te digo, desde chiquita yo siempre soñé con ser mamá. Siempre soñé con la casa de muñecas, siempre soñé con la familia perfecta. Me casé muy joven y quería tener mis hijos ya. Me casé a los 20, 21 y a los 23 nació mi hija María y para mí fue lo máximo, yo decía “ya ahora sí me puedo morir en paz”. O sea, era completar el sueño más grande que había tenido siempre en la vida. Además para mí que fuera niña era la ilusión y el sueño más grande, entonces todo se me dio y fue perfecto, fue una época súper bonita.

LL: ¿Cómo eres tú como mamá?

MB: Yo soy una combinación porque yo soy una mujer muy dulce y muy conversadora, pero muy fuerte cuando toca. O sea, los niños saben que conmigo se puede discutir hasta cierto punto, pero hay cosas en donde no nos ponemos de acuerdo y realmente me tienen que oír porque yo soy la mamá. A mí me encantan las familias, y me encanta que mis hijos sean partícipes de las decisiones de la casa, pero pienso que el adulto es el que siempre debe guiar al niño, entonces a pesar de oírlos, hay cosas en las que yo les digo “no, a mí me parece que esto debe hacerse de esta forma por tal y tal razón y si tú no lo entiendes ahorita, en algún momento lo vas a entender”. Soy muy amiga de mis hijos y muy cercana a ellos, los admiro profundamente, tuve la suerte de tener unos hijos maravillosos, tranquilos, serios, además consentidores, querendones, que me quieren, me admiran, entonces tengo una relación muy chévere con ellos.

LL: ¿Qué es lo que más tratas de inculcarles a ellos, o de dejarles a ellos?

MB: Lo primero es que sean personas honestas y que busquen siempre lo que quieren. Que siempre piensen en lo que sueñan y luchen por eso. Y la honestidad es básica, cuando uno sabe realmente qué quiere y lo busca, y es honesto en lo que hace le va a ir bien en la vida.

LL: ¿Recuerdas algún momento preciso en el que hayas dicho “yo me voy a lanzar a hacer esto con Tata, es lo que quiero hacer, con lo que sueño”?


MB:
Sí, perfectamente. Me acuerdo tomándonos un café, cuando yo volví de Estados Unidos, los niños habían entrado ya al colegio, mis dos hijos, y los hijos de Tata también, los hijos de Tata son mayores que los míos. Teníamos mucho tiempo libre y nos encantaba el ejercicio, y la gente nos consultaba mucho, nuestras amigas y las personas del gimnasio nos preguntaban mucho acerca de cómo comíamos, y cómo hacíamos para estar bien teniendo hijos y haciendo de todo. Y dijimos “qué chévere trabajar en esto.” Me acuerdo perfectamente y Tata dijo: “salió una cosa nueva que vi en México, se llama Power Plate, ¿por qué no vamos y miramos? no hay en Colombia” y así arrancó la idea, en una semana ya habíamos armado viaje, y nos fuimos, nos encantó y empezamos a hacer toda la vuelta para certificarnos.

LL: ¿Qué dirías tú que se necesita para sacar realmente un proyecto de estos adelante?

MB: Para sacar un proyecto adelante, se necesita primero, pasión. O sea, tú tienes que tener toda la pasión del mundo para sacarlo porque va a haber muchos momentos donde te provoca mandar todo para el carajo, momentos que son difíciles entonces se necesita sacrificio. Pero si tienes las ganas, si amas realmente lo que quieres, si tienes esa pasión por dentro, terminas sacándolo adelante y sacándolo bien. Otra cosa que es indispensable es tener, si estás con un socio, que sea un socio bueno, que sea compatible contigo, que se entiendan, que se apoyen, que se complementen. Todo eso es importantísimo.

LL: ¿Cómo se complementan ustedes dos?


MB:
¿Tata y yo? A pesar de ser tan amigas, desde hace tanto tiempo, somos agua y aceite, gracias a Dios. Tata es una persona súper soñadora, ella está en las nubes, a mí me toca hacerle *bufff* (risas) y bajarla, y yo por el contrario, soy una persona mucho más realista, con los pies más sobre la tierra, más tranquila también, a ella le toca halarme hacia arriba. Y cada una tiene sus fuertes, Tata es publicista entonces es increíble en redes y maneja toda esa parte de la comunicación, y yo soy más financiera, de números, yo hago las cuentas, las cosas más reales. Entonces es un complemento muy grande y al final del día cerramos la puerta de la oficina y pudo haber pasado una catástrofe, una Tercera Guerra Mundial aquí adentro, pero salimos y de la puerta para afuera somos Tata y Marce, amigas y punto.

LL: ¿Qué te saca el mal genio?

MB: Que me digan mentiras. No puedo.

LL: ¿Cuándo crees que llegó tu hora para hacer lo que querías?

MB: Cuando ya había cumplido ciertos sueños que tenía desde chiquita. Por ejemplo ya me había casado, ya había sido mamá, ya había ido a la universidad, yo dije ya este es mi tiempo para mí. Y no era hacer lo que estudié en la universidad, era hacer otra cosa, pero era hora de hacerlo.

LL: ¿Cuál es el ejercicio que más trabajo te cuesta?

MB: Uy todos los que tienen que ver con cardio. Porque desde chiquita fui muy delgada, entonces mi cardio, o sea mi ejercicio era la natación, que para mí no fue tan duro. En cambio, por ejemplo correr me cuesta trabajo. Lo hago, pero me cuesta trabajo. No es de lo que más me gusta. Los ejercicios que tienen que ver con cardio me cuestan.

LL: ¿Cómo te ves en 20 años?

MB: Con una empresa que ya funcione sola. Con unos hijos que probablemente hagan parte de esa empresa, por lo menos mi hija María, que le encanta y está muy metida en esto. Mi hijo Juanfe no está tan metido en el tema. Con mi familia, probablemente casada con mi familia.

LL: ¿Qué es lo mejor de Marcela?

MB: Yo creo que la honestidad. Yo creo que la gente que me conoce sabe a qué se atiene conmigo, les guste o no. Completamente transparente.

LL: ¿A qué le temes?

MB: Hay muchísimas cosas a las que les tengo miedo, pero lo que más me da miedo en la vida es que algo le pase a mis hijos. Eso es un temor que tienen yo creo, todas las mamás. Ese es mi temor más grande.

LL: ¿Cómo te enamoran?

MB: ¿Cómo me enamoran? Consintiéndome, siendo honestos, cantándome, sí, yo soy súper romántica. Estando conmigo, estando muy presentes, estando ahí.

LL: ¿Cómo ha evolucionado el amor en tu vida? Digamos que uno a veces más joven busca unas cosas distintas a las que busca uno un poco más grande.


MB:
Completamente. Yo me casé muy joven, lo que te dije, a los 20 con un novio que tenía desde los 17, entonces era un enamoramiento total de que te falta el oxígeno, te falta el aire, te mueres de amor. Te casas, y ese amor evoluciona y cambia, y no es que sea malo ni bueno, sino que se transforma, y hay otras cosas de las que estás pendiente y esa enloquecida en la que estabas baja un poquito. Yo me separé después de 15 años de casada y me volví a enamorar, y estoy muy enamorada pero es un amor mucho más tranquilo, es un amor más de que somos pareceros, de que somos cómplices, de que somos compañeros, de que nos gustan las mismas cosas, de que pasamos felices juntos, pero sin eso de que me voy a quedar sin aire. Es un amor mucho más rico, mucho más tranquilo.

LL: ¿Tu estado ideal es en pareja o también disfrutaste mucho el estar sola?

MB: Honestamente no estuve sola. Yo me separé y duré un año sola como haciendo mi duelo, e inmediatamente entré en una relación en la que ya llevo más de dos años, entonces yo no he estado tan sola. A mí me encanta estar en pareja, yo soy de parche, total.

LL: ¿Qué te hace llorar?

MB: Uy, qué me hace llorar… Muchas cosas me hacen llorar. Soy súper sensible, una película me puede hacer llorar, hay canciones que me hacen llorar. Una tusa me hace llorar (risas). Hay muchas cosas que me hacen llorar. Una tusa de mis hijos me hace llorar, me da rabia como a todas las mamás. Muchas cosas.

LL: Algo que no puedas dejar de comer.

MB: Yo como de todo pero creo que no hay nada por lo que realmente me muera. Creo que jamás en la vida podría dejar de comer arroz, el arroz me encanta, pero no soy de chocolate, ni de postres.

LL: ¿En este momento estás en el momento en el que siempre te soñaste?

MB: Sí. Estoy en un momento de mi vida en el que estoy tranquila y feliz en todos los sentidos.

LL: ¿Vives en el presente?

MB: Completamente trato de vivir en el presente, pero nunca dejo de ponerle los ojos a qué está pasando para por lo menos en el caso de mi negocio, evolucionarlo y llevarlo hacia la dirección correcta.

LL: Bueno Marce y ya para terminar, ¿a qué le pones La Lupa en tu vida?

MB: Al futuro. No cierro los ojos, siempre tengo los ojos abiertos a ver qué está pasando, hacia dónde va el mundo para ir hacia allá.

La Lupa en frases

Directorio de entrevistas A – Z

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Clemencia Vargas

¨Creo en el baile y en el movimiento como una herramienta potente y única para generar transformaciones.¨

Antonio Sanint

Antonio Sanint nos dio a conocer una faceta muy personal que no muchos conocíamos, en la cual nos cuenta cuales son sus inspiraciones, quienes lo apoyaron desde un principio, como se ha mantenido en el medio, como supera sus miedos día a día y como hace reír a cientos...

Antonina Canal

#LaLupa, con Laura Anzola y Canal Capital: Bombardeamos a Antonina Canal Davila directora de la academia Prem Shakti con 32 preguntas que contestó sin dudar. LL: Anto ¿A que hora te levantas? AC: A las seis.   LL: La primera actividad de tu día. AC: Darle un beso...

Daniel Samper

#LaLupa con Laura Anzola y Canal Capital: Apenas Daniel Samper Ospina abre la puerta de su casa, preguntamos sin rodeos. ¡No se lo pierdan! DS: ¿Quién es? LL: Hola. DS: Hola Laura.   LL: Daniel ¿payaso o periodista? DS: Payaso.   LL:¿Pastrana o Uribe? DS:...

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“Entendí que tenía que aprender a soltar para dejarme sorprender un poco más por la vida.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Summary
Marcela Barajas
Article Name
Marcela Barajas
Description
Marcela Barajas, nos cuenta sobre los recuerdos más marcados de su infancia, su ambiente familiar, su profesión como optometra y sus sueños desde pequeña.
Author
Publisher Name
www.la-lupa.com
Publisher Logo