Seleccionar página

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨
Jaqueline Brandwayn - Revista La Lupa

Jacqueline Brandwayn ha vivido en muchos lugares pero ama a Colombia. Creció rodeada de telares, hilos y moda. La preocupa el comportamiento humano, se enfoca en la cotidianidad y en la forma en que la moda la afecta. Su trabajo está en la calle, deja su impronta en los muros, su visión personal de la moda, de la psicología y del arte. La Lupa estuvo con ella y descubrió una artista original que se mueve en medio de la fascinación, la observación y el entendimiento del otro para regalar a las ciudades que habita su muy particular comprensión del mundo.


LL: La infancia, esos primeros años que de alguna manera marcan lo que uno va a hacer a lo largo de la vida, viviste en un mundo donde el arte estaba presente, y la moda te fascinaba, quería que me contaras cómo fue tu vida de niña.

JB: Mi papá es diseñador de moda autodidacta, cuando éramos chiquitos tenía una fábrica de telas con mi abuelo. Siempre estuvimos rodeados de telares, de hilos y después mi papá empezó a diseñar su ropa y él se empezó a enseñar a sí mismo, era autodidacta. Mi mamá siempre tenía la Vogue Magazine, entonces siempre la moda estuvo cerca de mí. Recuerdo que hacía collages con las revistas de mi mamá.

LL: ¿En ese momento ya tenías alguna idea de que ibas a terminar haciendo lo que haces ahora?

JB: No, la verdad es que cuando me gradué del colegio no tenía ni idea de que quería hacer. Quería hacer algo artístico, pero no sabía qué. Estudié publicidad y mercadeo y de ahí fue la transición hasta que llegué a hacer diseño gráfico.

 LL: Has vivido mucho por fuera, ¿qué crees que te dejó eso?

JB: Vivir afuera te permite darte cuenta de quién eres. Al ver las diferencias uno se da cuenta de qué lo hace diferente a uno. Estar presente con otra cultura me permitió conocerme mucho más.

LL: ¿Y qué descubriste de ti misma en ese proceso?

JB: Que amo a Colombia. Nosotros crecimos en la época de Escobar donde la vida era muy vulnerable, uno no se daba cuenta, era la cotidianidad, no salir a la calle, estar pendiente de si sonaba una bomba, y yo creo que eso nos formó mucho. Yo me di cuenta de eso, de que ese peligro y esa vulnerabilidad frente a la vida nos hizo vivir mucho más el momento, mucho más apasionados de la vida.

LL: Tú mezclas la moda, la calle, lo urbano, con un discurso feminista, con mostrar los prejuicios de la sociedad. ¿Cómo has construido ese legado, qué quieres dejar como artista?

JB: Yo crecí entre dos hombres, entonces era la única niña, y siempre traté de demostrar que yo también podía, que yo también sabía, entonces fue con años de vivir por fuera y años de terapia (risas). Es que en mi casa la terapia era como un regalo, cuando nosotros sacábamos buenas notas, mi mamá nos regalaba diez sesiones de terapia.

LL: ¿De verdad? Casi siempre la gente asocia eso con algo negativo…

JB: En serio, era como un masaje a la cabeza. Entonces después de muchos años de poder interiorizar entendí que era una necesidad de expresión y de poder compartir lo que yo pensaba.

LL: ¿Cómo va uno buscando los complementos de lo quiere hacer como artista? ¿Cómo buscar el camino?

JB: No sé, no es tan pensado, es muy natural. Yo empiezo a coger un tema que me interesa, entonces era el objetivismo en la mujer entonces la palabra bitch, por ejemplo, era una mala palabra, y se empezó a convertir en una palabra que se puede usar entre amigos, entonces a mí esas cosas me fascinan, ver lo que pasa alrededor. Siempre he sido muy observadora, los cambios en el rol de la mujer, todo es muy nuevo. Por el lado de la moda empecé a investigar mucho cómo afecta la cotidianidad de las mujeres, por ejemplo, si tú te pones unos tacones tu día es completamente distinto a si te pones unos tenis. Tú no puedes caminar tan rápido, te tienes que sentar y eso determina tu día. Por ejemplo, lo de las marcas es interesante, entender cuál es la necesidad de usarlas, o que genera en ti usar algo de marca o no. Son fascinantes, por ejemplo, los estudios que hicieron en Holanda a un grupo de señores: les ponen una chaqueta con una marquilla cualquiera y después cogen a otro grupo con las mismas chaquetas y les ponen una marquilla Channel y deben hacer ciertas actividades, y estos últimos lo hacen mejor. Entonces hay estudios que demuestran que lo que tú te pones influencia cómo te sientes o cómo actúas. Hay otro estudio de unas mujeres a las que ponen a conseguir plata, y las mujeres vestidas de marca reciben el doble que a las que no estaban vestidas de marca. Me ha fascinado siempre el comportamiento humano.

LL: Lograste combinar dos mundos que te encantan, la moda, la parte psicológica, el arte.

JB: Es un trabajo diario. No sé si lo he logrado, espero que sí.

LL: ¿Cómo se te ocurrió la idea de salir a las calles?

JB: Trabajé en Leo Burnett, una agencia de publicidad. Y mi jefe era grafitero. Yo tomaba muchas fotos, siempre me ha gustado, entonces, le dije que quería salir con él una noche para verlos trabajar. Salimos como a las tres de la mañana y me pareció lo máximo, entonces ahí corté mi esténcil y empecé a salir a la calle con mis amigos. Me encantó la sensación, imagínate una mujer colombiana en Ámsterdam haciendo eso, si me cogían grave, mucha adrenalina.

LL: ¿Cómo funciona la parte legal, las penalizaciones?

JB: Lo que pasa es que mi intención siempre ha sido buena. No voy con ganas de vandalizar, respeto mucho que no sea la casa de alguien, o una iglesia. Me encanta la idea de trabajar en la calle, uno en la calle le puede hablar a todo el mundo.

LL: Qué anécdota interesante tienes de momentos en los que has estado en la calle

JB: Lamentablemente no tengo (risas), en Panamá incluso donde trabajé mucho en el casco colonial que estaba lleno de guardias, nunca me dijeron nada.

LL: ¿Cómo has visto tú que la gente interpreta lo que haces?

JB: No sé si viste los mandamientos. Yo trabajaba en el casco y estaba rodeada de niñas sin oportunidades, entonces, cuando empecé con eso dije esto lo tiene que ver toda la gente posible, ahí recibí muchísimo feedback. Creo que fue el momento donde ha habido más interacción. Mucha conexión con la gente.

LL: ¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Cómo suceden los momentos de inspiración?

JB: Mucha lectura, estoy instruyéndome constantemente. Hay un momento de inspiración donde me doy cuenta de que ahí está el camino.

LL: ¿Ahora qué estás leyendo?

JB: Sapiens, que habla del comportamiento humano. Los seres humanos somos los únicos que podemos inventarnos una historia o un cuento que no es físico.

LL: ¿Y desde niña fuiste así de inquieta en la lectura?

JB: Sí, mucho. Fui muy juiciosa de niña y mi rebeldía empezó a los 25.

LL: ¿Qué te ha dado este mundo?

JB: La fascinación. En observación, en entendimiento, en satisfacer inquietudes.

LL: ¿Cuál sería el legado que te gustaría dejar?

JB: La celebración de ser mujer.

LL: ¿En Colombia qué tan fácil es llegar a eso?

JB: Es machista pero no es tan machista como Panamá. Ahorita en Colombia el arte urbano, en la calle, es más de hombres, llevamos muchos años reprimidas.

 LL: ¿Las piernas blancas con negro de dónde salieron?

JB: Yo tengo una fascinación con la geometría en blanco y negro, no sé por qué. Desde chiquita pintaba con mi regla y sharpie negro. Había dado a luz a mi segunda hija, y yo seguía con la idea de trabajar en la calle, me encanta, es como mi meditación, y entonces pensé que las piernas eran algo femenino y fácil para hacer en un esténcil. Y un amigo un día me dijo, “you are spreading your legs¨, o sea ¨putiando¨, y dije, ese es el doble sentido que necesito.

LL: ¿Qué tan difícil es vivir de este mundo?

JB: Súper difícil. Hay meses donde estás súper bien, y otros donde no pasa nada. Yo he tratado puestos de oficina, trabajé en Converse, que era chévere, pero yo sentarme en una oficina, no puedo.

LL: ¿Cómo es tu rutina ahorita?

JB: Es por proyectos. Me dedico totalmente a ese proyecto, después me recojo y busco otras cosas para hacer.

LL: ¿Una persona que te conozca cómo te describirá?

JB: Intensa, apasionada, voladísima.

LL: ¿Voladísima?

JB: Sí, un despiste tremendo. De humor negro, bastante sarcástica. Hay gente a la que le caigo muy mal por eso. Me cuesta abrirme, pero cuando me abro, me abro de verdad.

LL: ¿Qué tan familiar eres?

JB: Con mis hijas bastante.

LL: Cuál ha sido el legado más grande que te dejó tu familia.

JB: La persistencia. Ha habido momentos en los que he querido desistir, pero hay que seguir. Digamos ahorita tenía que mandar un cuadro a Estados Unidos, y después de ir mil veces a la impresora para que quedara perfecto, porque soy súper perfeccionista, logré hacerlo, lo mandé y en la aduana lo picaron y le llegó al cliente vuelto nada. Perdí tiempo, esfuerzo y plata. Pero bueno, esto es mi pasión.

LL: ¿Qué herramientas te da el arte, que no te da otro tipo de expresión?

JB: Que no necesito el permiso de nadie. La máxima libertad. No hay límites en el arte.

LL ¿A qué le pones tu La Lupa en tu vida?

JB: Al comportamiento humano, a las interacciones, me encanta analizarlo todo.

 

La Lupa en frases

Bajo La Lupa

Directorio de entrevistas A – Z

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Jaqueline Brandwayn - Revista La Lupa
Jaqueline Brandwayn - Revista La Lupa
Jaqueline Brandwayn - Revista La Lupa
Summary
Jaqueline Brandwayn
Article Name
Jaqueline Brandwayn
Description
Jaqueline, habla sobre sus inicios en el arte urbano, sobre su vida por fuera de Colombia, cómo ha sido regresar y a qué le pone la Lupa en la vida.
Author
Publisher Name
La lupa - Revista Digital
Publisher Logo

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!