Seleccionar página

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”
Gustavo Yacamán | La Lupa Revista Digital

Gustavo Yacamán lleva la adrenalina en las venas. Dice que aunque no le heredó eso a su papá, es su mejor aliado y el que lo acompaña en todas las carreras. Pone su mente en blanco antes de tocar el acelerador y no cree en agüeros. Con La Lupa habló de carros, de miedos, de sueños y de todo lo que hay detrás de este deporte.


¿Cómo eras tú de chiquito y por qué empieza esta afición por los karts?

Mi papá siempre corrió, desde muy joven, y desde siempre estuvo ahí cuando empecé a correr en karts. La razón por la que estoy corriendo es porque probé todos los deportes. Intenté jugar golf y después de cinco hoyos me acuerdo que me subí en los hombros del caddy quien terminó cargándome. No pude con el golf, probé el tenis y tampoco pude. El fútbol menos. No puedo ni patear un balón de fútbol, soy negado.

Pero coordinación debes tener…

Sí, soy muy bueno para todos los deportes, motos, carros…cualquiera que no tenga un balón.

¿Y entonces ese gusto cómo empezó?

Empezó muy chiquito en karts. Hice la escuela de karts aquí en Bogotá y lo hice súper bien, fui el más rápido, decían que estaba loco porque no hacía las cosas como tenía que hacerlas, pero igual era rápido, y poco a poco le cogí la técnica y empecé a ganar todo y me empezó a ir muy bien.

¿Y cuándo decides que te vas a dedicar por completo a eso?

Desde chiquito yo ya lo cogí muy en serio. Al final estaba por fuera todos los fines de semana que tenía que correr, entonces, pues faltaba a muchos de los cumpleaños, a fiestas de quince, creo que fui como a dos en toda mi vida (risas). Desde chiquito lo tomé muy en serio. Y cuando ya nos fuimos a vivir a España fue como un paso muy grande en el que dijimos bueno listo, aquí ya está seria la cosa, me cambié de colegio, salí del Bolívar de Cali y me fui al Colegio Americano de Madrid y ahí ya como que se puso más serio todo cuando empecé a correr en carros.

 ¿ Tu familia cómo ha asimilado ésta vida que decidiste tomar?

No pues, a mi papá le encanta, él está viviendo su sueño porque le encantan las carreras, es súper apasionado. A veces hasta más que yo entonces me toca decirle que tranquilo. La verdad, le encanta. Mi mamá pues, como mi papá ya corría no tiene ese factor miedo que tienen muchas mamás, ya está acostumbrada al tema, así que ha sido relativamente fácil.

Te fuiste a vivir afuera desde muy chiquito… ¿cómo fue eso?

Para mi mamá fue muy duro. Para mí, cuando yo estaba viviendo acá y viajaba y luego volvía al colegio era como volver a la realidad de las tareas y eso, pero cuando me fui mi realidad ya eran las carreras. Entonces para mí no fue duro porque era lo que siempre quería hacer. Igual no estaba yendo al colegio pero sabía que ya estaba por fuera, que era algo serio y que no era algo de fines de semana.

 ¿Bueno y ese amor por la adrenalina de dónde lo sacaste? ¿De tu papá?

No, no tengo ni idea porque mi papá es un miedoso. Sufre más cuando salto en paracaídas que cuando corro. Ahí sufre por el resultado pero no le da miedo, en cambio cuando salto en paracaídas me pide que lo llame cada vez que aterrice. Se pone súper nervioso. Yo creo que mi amor por la adrenalina empezó en parte por el entrenamiento. Porque no soy una persona a la que le guste entrenar en un gimnasio. No me gusta meterme como una rata a correr en una caminadora. Me desespera. Me gusta mucho el aire libre, empecé con una bicicleta de montaña, bajando barrancos y ahí me di cuenta de que la adrenalina también la puedo encontrar en otros deportes. He ido explorando todo lo que tengo a mi alrededor para sacarle jugo.

¿Cómo es un día a día tuyo?

Es mucho deporte. Entreno por la mañana y por la tarde. Siempre cosas diferentes, no puedo con la rutina. Me gusta siempre despertarme y saber que voy a hacer algo diferente cada día. Entonces es eso, es querer hacer un deporte y practicarlo para estar en forma cuando me subo al carro. Porque es un deporte que la gente no conoce muy bien y es muy físico, cansa mucho. Entonces hay que prepararse de otras formas.

¿Y cansa mentalmente o no?

Es un deporte que cansa mucho la mente porque aunque el carro cansa, estás yendo al límite, muy rápido, muy concentrado en muchas cosas que tienes a tu alrededor. Estás viendo la temperatura del agua, del aceite, la presión, estás viendo el tiempo por vueltas, si hiciste mejor esa curva o no, si lo que probaste te ayudó o no, o si perdiste el tiempo en la salida de la curva, entonces ya estás pensando la siguiente vuelta que tienes que frenar un poquito antes, para salir más rápido, entonces siempre estás analizando muchas cosas, muchas variables. En la categoría en la que yo corro hay cuatro categorías andando a la vez, entonces tienes un carro que es más rápido que tú y luego tienes otros carros que son más lentos y tienes que ir viendo hacia delante y calculando que no le quieres llegar a éste a la entrada de la curva porque luego te daña la salida y pierdes tiempo, entonces prefieres frenar un poco antes en la entrada, para cogerlo justo en la salida y ya salir con más fuerza y potencia y perder menos tiempo. Siempre estás calculando ese tipo de cosas.

¿Esos cálculos que tú haces son en el instante o planeados?

Hay algunos que son más planeados y otros al instante. Por ejemplo si estás corriendo con alguien y llevas tres, cuatro vueltas detrás de esa persona, lo vas planeando y estudiando para esperar a que cometa un error en la curva para pasarlo. Eso se planea pero también hay cosas en las que tienes que tomar la decisión ahí mismo, como cuando alguien comete un error adelante tuyo y se tropieza, tienes que decidir qué hacer, o pasarlo por la izquierda o por la derecha. Son decisiones rápidas, en el instante, a veces salen a veces no.

¿Qué tan importante es conocer a la gente que compite en la carrera? Lo pregunto porque cada quien tiene una personalidad que se nota en la forma de correr. Por ejemplo, dicen que tú eres muy agresivo en la pista.

 Sí. Es importante tener esa experiencia. La primera carrera siempre es difícil porque estás conociendo a la gente. Hacia el final del campeonato tú ya conoces el carro, los que van manejando y sabes quién te da espacio, quién no, quién es bueno, quién no tanto. Hay muchas cosas que vas estudiando a lo largo del campeonato.

Hablemos de tu trayectoria. ¿Cuál es la carrera más difícil que tuviste?

Pues he tenido muchas. Hubo una en Toronto, Canadá que gané y estaba corriendo junto a Sebastián Saavedra que también es colombiano. Íbamos los dos muy rápido, Sebastián de segundo y yo de primero y yo estaba al límite con cada frenada, muy concentrado. Terminamos los dos a menos de un segundo, el que quedó de tercero llegó como a 35 segundos de nosotros, que en términos de carreras es muchísimo. Fue una carrera difícil mental y físicamente. Fue brutal porque iba al límite desde la primera hasta la última vuelta.

Y una que recuerdes en la que todo salió bien

Una que ganamos hace dos años en Canadá. Salió todo como lo planeamos, salió perfecto, las paradas perfectas, los cambios de llantas igual. Y en contra mano tuvimos una carrera en China donde estaba lloviendo y la pista se estaba secando hacia el final de la carrera, hay tres tipos de llantas yo estaba con unas llantas intermedias. Terminando mi turno de manejo la pista estaba casi cien por ciento seca, se iba a subir un compañero y les dije por radio que era mejor cambiar las llantas. Y ellos por ser más cuidadosos deciden sacarlo con las mismas empezó a perder cinco segundos por vuelta. Ya íbamos de terceros y nos estaba alcanzando el cuarto para pasarnos y perder ya en la última vuelta, súper nerviosos, el piloto que iba en mi carro estaba estresadísimo y al final en la última vuelta, teníamos justo detrás el otro carro y ahí mi compañero cometió un error y quedamos por fuera.

La precisión es todo en este deporte…

Sí, es que cualquier error de piloto, cualquier cosa pequeña acaba con una carrera. He tenido turnos de manejo a las tres o cuatro de la mañana y en una ocasión ya llevaba dos horas manejando el carro y en una curva muy rápida, de más o menos 200 kilómetros por hora, por un error, un pequeño despiste, cogí un tumbaperro y el carro se me puso de lado, veía un muro de un lado, un muro de otro y lo alcancé a salvar por nada. No perdimos tiempo, pero estuve a un pelo de reventar el carro en la carrera más importante del año y veníamos muy bien. Terminamos de cuartos al final y en ese momento estábamos entre los tres primeros.

¿Ha habido algún momento en el que hayas estado al borde de un accidente muy grave?

Muchas veces me he pegado, pero no me asusta. No te da tiempo porque estás concentrado en pasar al de adelante o en ir rápido. Cuando pasa un accidente, es totalmente sorpresivo y hasta que no te la pegas, tú estás concentrado.

¿Cuál ha sido el mejor equipo que has tenido hasta ahora?

Bueno el equipo con el que estuve los últimos dos años ha sido de lejos el mejor. No necesariamente porque la gente haya sido la mejor o por un buen presupuesto para tener a esa gente, sino por la sinergia que había entre todos, los mecánicos, los ingenieros, todos nos llevábamos muy bien y al final la comunicación ya no era ni verbal. No teníamos que hablar para hacernos entender. Solo nos mirábamos y ya sabíamos qué necesitábamos. Las paradas con nuestros mecánicos eran las más rápidas. Los cambios de piloto eran los más rápidos, teníamos un gran equipo de trabajo.

¿Y ese grupo cómo se conforma?

Tenemos por carro cuatro mecánicos: el jefe, el encargado de la parte de adelante, el de la parte de atrás y el mecánico de las llantas. Se necesita un mecánico para todas las llantas porque en una carrera uno llega a usar entre 22 y 25 juegos de llantas. Entonces siempre necesitas a alguien llevando y trayendo llantas, que esté pendiente de la temperatura de las llantas de todos porque están en un horno y hay que cambiarlas para que no se quemen unas, no se enfríen otras y que la presión de las llantas esté controlada. Luego, tienes a un ingeniero jefe por carro, un asistente del ingeniero y uno encargado de la telemetría. Aparte de eso tienes a los tres pilotos y al director del equipo, al dueño del equipo, al jefe de prensa, al asistente, al de mercadeo. Son alrededor de 20 o 25 personas.

¿Cómo ha sido conseguir patrocinios en este país?

Por suerte mi papá cuando corría ya tenía la experiencia de conseguir patrocinios y crear relaciones y saber cómo manejar esos patrocinadores, toda esa experiencia la aplicó conmigo. Soy el único piloto de Colombia que corre con patrocinio cien por ciento de sus patrocinadores. Y eso es gracias a las relaciones que mantuvo mi papá por muchos años. También nos concentramos mucho en darle retorno a los patrocinadores. Entonces hacemos eventos para darles retorno no solo de carreras y en freepress…

Entonces tu papá ha hecho un trabajo inmenso…

Sí, la verdad es que sí.

Es que en este país los patrocinios son muy complicados…

Es muy complicado pero lo hemos hecho poco a poco. Hemos trabajado con los patrocinadores y es difícil porque te patrocinan pero luego no saben qué hacer contigo porque el valor de tener un sticker en tu carro es cero si la empresa no lo sabe aprovechar. Solo poner ese sticker no da nada si no se hacen campañas de mercadeo. Entonces hemos trabajado con las empresas para crear afinidades y estrategias de marketing donde puedan usar mi imagen para promocionar sus productos y ver retorno en su inversión. Porque al principio la gente nos patrocinaba encantados pero no veían el retorno y era porque no hacían nada para sacarle provecho a lo que les ofrecíamos. Poco a poco hemos mejorado mucho eso.

¿Y ya tienen unos patrocinadores establecidos?

Sí, tenemos unos fieles pero cada año hay que sentarse, ver cuál va ser la cifra, qué vamos a hacer y qué planeamos, la verdad hemos tenido muy buena suerte.

¿Qué viene este año?

No tenemos nada confirmado todavía. Estamos hablando con muchos equipos y categorías para ver cuál va ser la fórmula para la victoria.

¿Qué se necesita para ganar?

Concentración, dedicación y sacrificio.

¿Qué piensas en el instante en que comienza una carrera?

Intento relajarme (risas).

¿Y cómo lo intentas?

Si te pones a pensar mucho, empiezas a pensar en todo lo que puede salir mal. Entonces lo que más me ayuda es no pensar en nada. Intento ponerme en blanco.

¿Tienes algún agüero para ganar?

No me gustan los agüeros, no creo en los agüeros, me alejo de ellos.

¿Qué define a un buen piloto?

Hay muchos tipos de buenos pilotos. Hay pilotos que tienen muchísimo talento y otros que tienen muchísima dedicación. Una mezcla de ambos es lo que hace al mejor.

 ¿Tú crees que los pilotos nacen o se hacen?

Nacen pero se tienen que hacer.

¿El piloto que más admiras?

En Colombia se lo dejo a Juan Pablo Montoya. Es un talento impresionante, las cosas que ha hecho no sé quién las hará. Le tocó una época distinta en la que el automovilismo tenía todavía el apoyo de empresas de cigarrillos y de alcohol y tenían mucha plata. Los presupuestos de ahora son la décima parte de lo que tenían en esa época, entonces hacían unas cosas impresionantes. Cada día de prueba te cuesta a ti unos cien mil dólares.

¿Sueñas con llegar a la Fórmula Uno?

La Fórmula Uno ha perdido mucho encanto para mí. Es un deporte muy político, entonces no entras si no tienes un poder detrás. Fernando Alonso, además de ser una estrella y un gran piloto, no estaría ahí si no fuera por la gente de Movistar que patrocina la categoría y al equipo. Checo Pérez, el mexicano, llegó gracias a Télmex y todavía le siguen poniendo muchísima plata. Se ha vuelto un tema de dinero. Son cifras como de que llega Pastor Maldonado con un cheque de miles de millones de libras, y es algo como si uno tiene el apoyo de Postobón, RCN, Caracol, Bavaria… Mejor dicho, para lograr eso tienes que tener todas las empresas más grandes de Colombia juntas con todo su presupuesto. Se tendría que acabar la plata del futbol y ponérsela a una persona para que un Juan Pablo Montoya se repita.

 ¿Y entonces cuál es el panorama?

Hay muchas categorías y el automovilismo no es solo Fórmula uno. Hay muchísimas categorías donde puedes ser profesional. Fórmula es como Hollywood, pero hay muchas otras plataformas.

¿Lo más difícil de ser piloto?

Conseguir todos los patrocinios. Lo más duro es toda la parte de mercadeo, grabar comerciales. Lo más fácil es ir a las carreras y manejar.

 ¿Lo más emocionante?

Ganar, desde luego.

¿El peor error?

Muchos. El peor está por venir.

¿Y el mayor acierto?

También en el futuro.

¿Le tienes miedo a la muerte?

No.

¿En tres palabras cómo te describes?

Muy activo. Son dos (risas).

¿Lo que un piloto nunca debe hacer?

Manejar borracho.

¿Tu mayor orgullo?

Poder llevar la bandera de Colombia a todos los países y subirla en los podios.

¿A qué le pones La Lupa en tu vida?

A la alimentación porque con solo ver un postre me pongo como un marrano (risas). Si no cuido lo que como, pierdo el trabajo.

 

La Lupa en frases

Directorio de entrevistas A – Z

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Gustavo Yacamán | La Lupa Revista Digital
Gustavo Yacamán | La Lupa Revista Digital
Gustavo Yacamán | La Lupa Revista Digital
Summary
Gustavo Yacamán
Article Name
Gustavo Yacamán
Description
Gustavo Yacamán, nos cuenta sobre su infancia, la relación de su familia con su pasión, el amor por la adrenalina y sus rituales para ganar las carreras.
Author
Publisher Name
www.la-lupa.com
Publisher Logo

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!