Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨
Diego Saenz | La Lupa Revista Digital

El amor de Diego por la música comenzó cuando sus papás le regalaron a los tres años un violín. Desde ahí empezó un largo camino que lo ha llevado a lo que es hoy. Músico, presentador, actor y locutor. Diego convirtió sus gustos personales en su trabajo y ha logrado llegarle a millones de personas que lo quieren y lo admiran. Éste es el hombre detrás de los micrófonos. Éste es Diego Sáenz.


 

El amor de Diego por la música comenzó cuando sus papás le regalaron a los tres años un violín. Desde ahí empezó un largo camino que lo ha llevado a lo que es hoy. Músico, presentador, actor y locutor. Diego convirtió sus gustos personales en su trabajo y ha logrado llegarle a millones de personas que lo quieren y lo admiran. Éste es el hombre detrás de los micrófonos. Éste es Diego Sáenz.

La Lupa (LL): Bueno Diego, cuéntanos ¿Qué querías ser cuando chiquito?

Diego Sáenz (DS): Quería ser muchas cosas. Quería hacer lo que hago ahora, pero también quería ser piloto. Mi papá fue piloto de la Fuerza Aérea. Ya se retiró. Pero después fui entendiendo que eso no era lo mío. Yo no soy cuadriculado ni esquemático. También quería ser músico porque desde los tres años mis papás me pusieron un violín en las manos. Desde ahí me di cuenta de que no quería nada esquemático ni cuadriculado.

LL: Entonces decidiste estudiar Comunicación Social

DS: Sí. Aunque desde antes yo ya estaba con la música. A los siete años entré a estudiar a una academia de violín, y también desde esa edad hasta los quince estudié música en la Javeriana. Y ahí ya tenía claro que me gustaban las cámaras, estar en frente de ellas y detrás también.

LL: ¿Cómo fue tu primer trabajo?

DS: Yo estudiaba radio y comunicación al mismo tiempo. Uno de mis amigos era dueño de un periódico de la sabana y me dijo que entrara a trabajar, escribiendo y tomando fotos. Yo tenía 17 años. Y como me pagaba tan poquito y era en Chía, se me iba todo en transportes (risas). Fue un gran comienzo porque aprendí a entrevistar, a investigar. Hablaba de que el basurero estaba mal, que la alcaldesa dijo tal cosa, cosas locales y serias.

LL: ¿Y después de ahí a dónde pasas?

DS: De ahí pasé a hacer radio A.M. en una emisora que se llama ‘890 Radio Continental’. Esas fueron mis prácticas del sitio donde estudié radio.

LL: ¿Por qué estudiaste radio en otro lado?

DS: No quería hacer el énfasis en la Javeriana y me gustaba allá porque era más práctico. Entonces mis prácticas fueron en Todelar haciendo un programa que se llama “Tranquilo” y yo era el encargado de la música. Era para campesinos, con música más de nuestros papás. Después entré a Radioactiva, ahí entré en el cargo de más abajo y terminé siendo productor nacional. Después pasé a la televisión. Hice “La Voz” y otro programa que se llama “En sus marcas, listos, ya”. Me volvieron a llamar de radio para Los 40. Llevo ya diez años detrás de los micrófonos.

LL: ¿Cuál es el trabajo que más te ha retado?

DS: Creo que todos han tenido un reto súper grande y el reto es siempre ser el mejor porque si en esto no haces las cosas muy bien, entonces para qué hacerlas. Mediocremente las puede hacer cualquiera, y uno estudiando Comunicación se da cuenta de la cantidad de desubicados que hay por ahí. Lastimosamente, es una carrera que tiene fama de fácil y no es fácil, es bien difícil. Entonces el reto es trabajar duro. Radioactiva fue un gran reto porque entré desde abajo y salí como productor nacional.

LL: ¿Cómo fue tu adolescencia trabajando tan chiquito?

DS: Siempre fui muy ñoño. Nunca perdí materias, pero en disciplina me iba mal. Era el casposo, pero estudiaba. Mi infancia y juventud fueron normales y felices. Mis papás nunca se han separado, llevan 30 años juntos y, pues, tengo un ejemplo a seguir sobre a dónde debe ir una familia. Pero fui hijo único y debido a eso yo necesitaba mostrarle a mis papás, o más a mi papá que es militar, que Comunicación era una carrera que valía la pena. Para él hubiera sido más fácil que su hijo fuera ingeniero o abogado. Pero como era hijo único y no tenía un hermano que ya hubiera pasado por esas cosas, pues terminaron entendiendo.

LL: ¿Quién te descubrió para entrar a este mundo?

DS: Esa persona se llama Pacho Cardona. Él fue el que me vio, el que se dio cuenta de mi talento, y Andrés López, no el de la Pelota de Letras, sino el de radio de toda la vida. Nos entendemos como hermanos, él me enseñó lo bueno y lo malo de este medio.

LL: ¿Cuál ha sido la enseñanza más difícil?

DS: Esto es un trabajo como cualquier otro. Muchas veces pasa que, visto desde afuera, parecería que todo el mundo es exitoso. Este es un trabajo cualquiera como ser el vigilante de un edifico, como vender empanadas en una esquina o ser el presidente de una multinacional. El día que uno esté desempleado será igual que el resto. No hay que creerse el cuento de la fama, eso va y viene. Cuando va a uno no le puede hacer falta, pero cuando viene no hay que creerse el cuento.

LL: La vida personal también está expuesta, ¿cómo maneja eso?

DS: Eso depende de uno. Lo de los chismes, las revistas, esa gente que vive de lo que hacen los otros, es terrible. No podría trabajar en eso. Desde mi punto de vista siempre he dicho que hablen, que digan. No me interesa. De mí han hablado de todo. Yo termino enterándome por amigos y amigas, entonces creo que ese caparazón lo pone uno mismo.

LL: ¿Cuál ha sido el chisme que más te ha dolido?

DS: El chisme que más me ha dolido fue una gran mentira. La denuncié públicamente. Dijeron que me había metido con una practicante en el momento en que había terminado una relación y les dije: “vengan, preséntenmela”. Denuncié públicamente que era falso, alcancé a pensar en una instancia legal. A mí como persona no me afecta, pero como profesional sí. Ahí comprobé que hay gente completamente inescrupulosa a la que no le importa vivir del otro con tal de vender su programa. No les importa inventarse la vida del otro. Le inventan que el papá fue un traqueto, que se robaron una plata… eso no debería ser así.

LL: ¿Cuál es el tip para mantenerse vigente?

DS: No dejar de crear. Uno no se puede quedar sentado esperando a que lo llamen. Hay que crear cosas. Las ideas son como las canciones. Si funcionó una bien, si no, pues se hace otra y otra, es tener mucha pasión.

LL: Haces radio, televisión, música… ¿qué es lo que más te apasiona?

DS: La música. Siempre será algo transversal en mi vida.

LL: ¿Qué te falta por hacer?

DS: Todo. Muchas cosas. Es curioso que en esto uno siempre está empezando. Mira que un artista que haya sacado 5, 6, 7, 8 discos en el momento en que lanza el noveno está volviendo a empezar. Con cada proyecto hay un nuevo inicio.

LL: ¿Cómo eres fuera de todo de esto?

DS: Tengo dos caras de la moneda. Como mi trabajo es mi hobbie entonces soy demasiado ñoño y demasiado juicioso. Soy un tipo amiguero, me encanta la noche. Y eso no es solamente por fiesta sino porque soy muy nocturno, trabajo más de noche, cuando me siento a escribir una idea o una canción es por la noche.

LL: ¿El momento más difícil que has tenido que superar?

DS: Ha habido varios. Hubo un momento hace varios años de crisis económica en mi familia. Me tocó sacar todos mis ahorros para dárselos a mis papás. No sufrí, no me costó ningún trabajo. Yo simplemente lo que quise fue ayudar con esa situación que afortunadamente ya pasó. Saqué un cheque de gerencia y le dije a la cajera déjeme uno o dos millones para la cuota del carro, y el resto démelo en un cheque. Ella me miró y me dijo, está seguro de lo que está haciendo, y yo le dije, estoy completamente seguro de lo que estoy haciendo. Ya pasó, fue un momento duro pero creo que hice lo correcto. Fue una gran satisfacción.

LL: ¿Y el tema de la gente rodeándote, invadiendo tu vida privada?

DS: Creo que todos los días pasa. Eso hace parte del trabajo. Preocúpese si eso no pasa. Cuando hay eventos públicos y uno nota la recepción de la gente, es muy chévere darse cuenta de eso, pero hay que saberlo manejar.

LL: ¿Cómo te ha ido con Catfish?

DS: Muy bien. A la segunda temporada le fue mejor que a la primera y como era dirigido a redes, nos fue muy bien. Cada capítulo fue tendencia global. A todos nos encanta hacerlo y al equipo de producción también. Además, me han dado la oportunidad de realizar detrás de cámaras.

LL: ¿El mundo se ha deteriorado por las redes?

DS: Estamos en un mundo jodido y cagado porque la información cada vez se está utilizando peor. Hay unos contenidos malísimos que tienen millones y millones de vistas. Mientras que una película que está nominada al Óscar tiene pocos seguidores. Creo que el reto está en demostrarle a la gente que haciendo buenos contenidos, las cosas adquieren más peso.

LL: ¿Qué caso te ha marcado en este programa?

DS: Hubo una historia donde supuestamente había un muerto. Trajimos a una cirujana ecuatoriana que cayó en un engaño en el que supuestamente la persona con la que había hablado por redes estaba muerta. Fuimos a buscar la tumba en Cali y no había nada y nos dimos cuenta de que la persona que creó el perfil falso había creado otros quinientos, todo un universo falso.

LL: ¿Cómo eres en el amor?

DS: Soy entregado. Me gusta mucho dar todo a la persona con la que estoy. Siempre he estado con novias. Termino y me cuadro (risas). Solo, solo, ahora. Llevo año y medio así. He dirigido esa energía a otras cosas como el trabajo y la música. Uno en pareja muchas veces deja de pensar en uno mismo.

LL:< ¿Cuál crees que es el peor defecto de un ser humano?

DS: La terquedad. No hacer el máximo esfuerzo. El incumplimiento y la pereza.

LL: ¿Y la mejor cualidad?

DS: La buena actitud para todo. Una de las cosas que más me gusta en una persona es que sea servicial, que se preocupe por uno, que lo cuide.

LL: Una embarrada en tu carrera

DS: Muchas. En radio decía el nombre de una canción y empezaba otra. Presentando eventos cuando iba a decir la empresa del patrocinador la decía mal. Son cosas pequeñas que se corrigen. Cosas gravísimas hasta ahora no.

LL: ¿Y un regaño?

DS: Bueno, pues Francisco Cardona me enseñó a no ser afanado. Un día a la vez, un afán por día.

LL: ¿Cuándo dices mentiras?

DS: Digo mentiras piadosas para quedar bien y/o o para hacer quedar bien a otros. El que diga que no dice mentiras, es un mentiroso. Pero en general, digo lo que pienso, me gusta ser sincero.

LL: ¿De qué te arrepientes?

DS: Me arrepiento de no haber aprendido a tocar guitarra. Me arrepiento de no haberle regalado un juguete a un niño pobre cuando mi papá me pidió que lo hiciera. Eso me duele muchísimo. Era mi juguete más preciado pero ahora digo qué imbécil, qué tonto no habérselo regalado.

LL: ¿Un hobbie?

DS: Leer.

LL: ¿El sonido que más te gusta?

DS: El de una batería.

LL: ¿Cuál es la característica que más te define?

DS: Sonreír.

LL: ¿Qué es lo mejor de la tecnología?

DS: La inmediatez.

LL: ¿Y lo peor?

DS: Lo alienadora que es.

LL: ¿Qué tan fiestero eres?

DS: De uno a diez, once (risas).

LL: ¿Qué te gusta tomar?

DS: Aguardiente.

LL: ¿Y bailar?

DS: Lo que haya, lo que pongan (risas).

LL: Un buen plan para el fin de semana

DS: Almorzar con mucho sol, buena compañía y una cerveza en la mano.

LL: ¿Qué admiras de una persona?

DS: La gente trabajadora, la gente que madruga, que hace las cosas con pasión.

LL: ¿Qué es lo que más te atrae de una mujer?

DS: La buena actitud. No podría estar con una mujer bonita que no disfrute. Disfruto de admirar a una mujer.

LL: ¿Cuál es tu talón de Aquiles?

DS: Puede haber muchos. Déjame pensar. No sé.

LL: ¿Tienes frases de cabecera?

DS: Sí, tengo varias. Son cuatro acuerdos que salen en un libro. Por ejemplo en Catfish tomé la decisión de leerme ese libro cada vez que iba en un avión: No hago suposiciones, siempre hago lo máximo que puedo y no me tomo nada personal. Y tengo otra: decir no cuando quiero decir no y decir sí cuando quiero decir sí.

LL: ¿A qué le tienes miedo?

DS: A no tener salud. A mí las alturas, las arañas, nada de eso me da miedo. No poder hacer algo por un problema de salud sí.

LL: ¿Quieres ser papá?

DS: Sí.

LL: ¿A qué le pones La Lupa en tu vida?

DS: Yo le pongo La Lupa todos los días a la música, a lo que quiero hacer y a las cosas que no me gustan. Uno siempre se preocupa por saber qué quiere hacer. Pero creo que te da más frutos saber qué es lo que no quieres hacer. Eso funciona para todo. Para saber qué no quieres en una mujer, qué no quieres en el trabajo y qué no quieres en la vida.

 

La Lupa en frases

Directorio de entrevistas A – Z

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Clemencia Vargas

¨Creo en el baile y en el movimiento como una herramienta potente y única para generar transformaciones.¨

Antonio Sanint

Antonio Sanint nos dio a conocer una faceta muy personal que no muchos conocíamos, en la cual nos cuenta cuales son sus inspiraciones, quienes lo apoyaron desde un principio, como se ha mantenido en el medio, como supera sus miedos día a día y como hace reír a cientos...

Antonina Canal

#LaLupa, con Laura Anzola y Canal Capital: Bombardeamos a Antonina Canal Davila directora de la academia Prem Shakti con 32 preguntas que contestó sin dudar. LL: Anto ¿A que hora te levantas? AC: A las seis.   LL: La primera actividad de tu día. AC: Darle un beso...

Daniel Samper

Apenas Daniel Samper Ospina abre la puerta de su casa, preguntamos…

Christian Byfield

“Me dijo: Christian, usted se está vendiendo por plata y eso es todo…

Mercedes Salazar

Mercedes Salazar una exitosa joyera colombiana que ha desarrollado…

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“Entendí que tenía que aprender a soltar para dejarme sorprender un poco más por la vida.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Diego Saenz | La Lupa Revista Digital
Diego Saenz | La Lupa Revista Digital
Diego Saenz | La Lupa Revista Digital
Summary
Diego Sáenz
Article Name
Diego Sáenz
Description
Diego Sáenz, nos cuenta sobre su infancia, su primer trabajo, el trabajo que más lo ha retado y quien lo descubrió para entrar a este mundo.
Author
Publisher Name
La lupa - Revista Digital
Publisher Logo