Seleccionar página

Clemencia Vargas

¨Creo en el baile y en el movimiento como una herramienta potente y única para generar transformaciones.¨
Clemencia Vargas - Revista La Lupa

Clemencia baila desde que es una niña. Es alegre, determinada y estricta. Sin proponérselo llegó a bailar con grandes artistas, pero fue más allá, siempre vio el baile como un instrumento de formación, de crecimiento y transformación personal; un idioma capaz de superar barreras, etiquetas y prejuicios, y como ella misma lo explica, un camino a la construcción de identidad, la expresión de sentimientos reprimidos, de superación y recuperación. Conoce el valor del liderazgo, pero no lo usa, lo pone a trabajar pues sabe que cuando hay equipo las posibilidades se multiplican. La Lupa conoció a Clemencia y entendió por qué en Vive Bailando hay tanto ritmo para soñar.


LL: Vamos a devolvernos a esos primeros años. ¿El baile te ha acompañado desde chiquita? ¿Ha sido algo que siempre has hecho?

CV: Sí, creo que encontré el baile en un momento fundamental para mi desarrollo personal, cuando tenía seis años. Empecé a bailar cuando me mudé de Colombia a Estados Unidos. Encontré en el movimiento una herramienta fundamental para la expresión de momentos reprimidos, para volverme líder en una comunidad desconocida. Se convirtió en un idioma. Me permitió muchísimas cosas, en ese momento me fui a Estados Unidos con mi mamá y no volvimos por diez años, pero el baile fue parte de mi familia, fue lo que me formó como persona. Tuve la oportunidad no solo de creer en el baile como un desarrollo personal, sino también a nivel profesional. Sin querer empecé a bailar, no sabía que era tan importante y terminé en el último nivel. Bailé con Back Street Boys, Black Eyed Peas, en la casa de Madonna, con Julieta Venegas, en los MTV Latin American Music Awards… en tantos sitios y con tantos artistas que me permitieron bailar a nivel profesional en Estados Unidos.

LL: ¿Tú crees que una persona que es buena bailando tiene un talento innato?

CV: Yo creo que el baile y el movimiento se pueden aprender. Hay muchos jóvenes en Colombia que son bailarines innatos, bailarines empíricos con un flow espectacular. Y hay otras personas que no sabemos que tenemos eso por dentro pero que lo exploramos. Todos los cuerpos se pueden sensibilizar, todos tenemos el movimiento dentro de nosotros, la expresión corporal. Eso es lo bello y lo asombroso del cuerpo humano.

LL: ¿Recuerdas algún momento puntual en el que caíste en cuenta de que esto era lo que querías hacer en tu vida?

CV: Yo creo que hay dos puntos específicos. El primero es que llegué a bailar profesionalmente sin darme cuenta, entonces cuando yo ya estaba en Nueva York bailando con Back Street Boys ya estaba en un nivel profesional. Después tuve la oportunidad de estudiar finanzas y economía en Babson College porque decidí que para mí ser bailarina profesional no era el único sueño, sino que quería poder compartir mi experiencia de vida con todos los jóvenes. Después de vivir más de 16 años por fuera, y ver que en Colombia hay tanto talento, que es un país que baila, pero al que le faltaba un referente líder e innovador de la fusión de bailes en Colombia, que usara el baile como herramienta cognitiva y pedagógica para transformar positivamente. Creo en el baile y el movimiento como esa herramienta potente y única para generar transformaciones a nivel personal, familiar y comunitario. Por eso nació Vive Bailando, por querer compartir esa experiencia con los jóvenes, por querer traer un referente de hip hop, de break dance, de salsa, de contemporáneo que mezcle todos estos ritmos y sabores y lo podamos compartir en este país.

LL: Ahorita hablabas de una palabra importantísima que es la transformación, y que para poder crear Vive Bailando primero tuviste que vivir tú una transformación. ¿Qué fue lo que más te sorprendió en ese recorrido?

CV: Sí, eso es muy importante. Yo creo que cuando uno es emprendedor tiene que no solo creer en su causa, sino haber sido parte de eso. Eso es lo que permite hoy fusionar mi pasión con mi profesión. Si yo no fuera bailarina no podría ser la directora de Vive Bailando, porque llega uno a las comunidades a trabajar con los jóvenes y el reto es mostrarles cómo uno también fue parte de eso. Hoy en día creo que no fue un momento específico sino una serie de acontecimientos que me permitieron entender el poder del baile y del movimiento. Hay una profesión que en Colombia no está establecida pero que sí lo está en Inglaterra que se llama Psicoterapia de danza y movimiento, donde hemos visto el baile como herramienta de transformación, en hospitales psiquiátricos, en las cárceles, en diferentes ámbitos. Científicamente, empíricamente, en diferentes categorías vemos el poder que tiene el cuerpo para poder transformarnos a nivel cognitivo, físico, espiritual y emocional.

LL: ¿A nivel personal cuál dirías que fue el cambio más grande que te ha permitido hacer el baile?

CV: La creación de la identidad, la expresión de sentimientos reprimidos, el baile como un proceso de resiliencia. Mi mamá y yo fuimos en diferentes escalas afectadas por la violencia en Colombia, y el baile para mí fue una forma de expresión. El baile es una forma de expresión universal. Viene atada a rituales, a fiesta, a diferentes procesos históricos. También contribuye al incremento de la autoestima: creer en uno, formarse como líder, poder trabajar en equipo, la expresión, la comunicación asertiva, conocer mi cuerpo y poder expresarme. Son tantas las habilidades y destrezas que desarrollé que por eso me convencí de que había que crear una metodología a través de diferentes módulos donde podamos enseñar educación sexual y reproductiva, respeto por el cuerpo, trabajar el liderazgo en todos esos componentes que a mí me tocaron personalmente.

LL: Ahorita en la coyuntura en la que estamos, hablar de reparación es muy pertinente. Se han presentado muchos caminos por los cuales uno puede reparar a las personas, cómo hace uno para explicarle y convencer a la gente de que el baile es una forma de lograr una reparación exitosa.

CV: Hay algo muy importante y es estamos en una coyuntura en la que el país está buscando todas las formas pedagógicas y lúdicas para trabajar con reinsertados y víctimas, pero creo que hay que pensar es en una herramienta, en una metodología, en una pedagogía enfocada no solo en la reparación, reconstrucción y reinserción, sino en todos los ámbitos del país. Nuestro target es jóvenes entre 11 a 25 años, pero nosotros no hablamos de jóvenes vulnerables únicamente, nosotros hablamos de una población 100 % vulnerable en una franja de edad. Independiente a su condición socioeconómica, raza, religión o cultura. Ahí es donde hablamos del baile como una única herramienta que permite erradicar y eliminar las etiquetas y nos permite volvernos una sola población. Todos tienen unas vulnerabilidades muy similares, el embarazo adolescente, el consumo de sustancias psicoactivas, la depresión. El 6.6 % de los jóvenes de este país han sufrido de depresión y de esos el 37 % ha tratado de suicidarse. Estamos hablando de 12.6 millones de jóvenes en Colombia equivalente al 26% de nuestra población que también queremos que sean agentes de cambio, que se apoderen de sus vidas, que se proyecten. Nuestra misión no es formar bailarines sino jóvenes con las capacidades para que asuman una vida responsable, pero lo hacemos hablando de los jóvenes en general. Yo lo he vivido, no he sido desplazada, pero a diferentes escalas fui desplazada de Colombia y me fui del país. Hay que hablar como una sociedad integral donde la construcción del tejido de paz y la construcción de los territorios pacíficos tienen que ser en un trabajo de toda la población.

LL: Te toca ser líder en muchos aspectos, ¿qué dirías tú que se necesita para ser un buen líder?

CV: A mí me encanta una frase que dice “Team work makes the dream work”. Cuando uno trabaja en equipo, tus sueños funcionan. Creo que tener un equipo de trabajo con diferentes expertos es lo que permite que al final del día el emprendimiento funcione. Ser un líder no es mandar, es saber delegar y trabajar de la mano del talento que lo rodea a uno para que el proceso funcione. Sin un equipo que crea en el proyecto y en la causa, no hay éxito. El equipo de trabajo, saber delegar, creer en el equipo es lo más importante.

LL: Construir, o lograr lo que has logrado me imagino que no ha sido un camino siempre fácil. ¿Cómo mantenerse firme en lo que uno quiere y no dejarse desvanecer?

CV: Convicción y pasión. Cuando uno cree en lo que hace y sabe que funciona, y ve como en mi caso las caras de felicidad de transformación de estos jóvenes y de sus familias, independientemente de las dificultades en las que uno se encuentre, quiere salir adelante porque uno sabe que se está haciendo la diferencia y se está generando un impacto social. En este punto yo diría que no es fácil en los primeros dos años especialmente cuando uno está consolidando todo, pero hay que seguir adelante. Yo vengo de ser empleada, trabajé en asesoramiento financiero en Diloitte tres años y aprendí mucho y creo que eso me enseñó también ética de trabajo, trabajar fines de semana hasta las dos de la mañana. Hoy hago lo mismo en Vive Bailando.

LL: El baile te ha dado las herramientas para el autoconocimiento, y sin duda, una de las tareas más difíciles para hacer es describirse a uno mismo. Hoy te quiero hacer esa pregunta, si tuvieras que hacerme un breve resumen de quién es Clemencia Vargas, que me dirías.

CV: Bueno, te cuento… (risas) ante todo mantener la humildad. Pero me considero emprendedora para generar un cambio social, creo en el baile como el poder para transformar una sociedad. Soy una joven también que apenas está emprendiendo, creciendo más allá de lo que algún día imaginé. Pero eso también le genera a uno ciertos miedos, hay que pagar nómina, son 47 empleados directos en la Fundación, es angustioso pensar que algo falle. Creo que cada vez he podido sobrepasar las fronteras y las dificultades con más facilidad. He mejorado la metodología, el modelo, la medición de impacto, retener nuestro talento y capital humano.

LL: Qué tan metódica eres a la hora de trabajar.

CV: Soy virgo (risas). No me considero sicorrígida, soy alegre y determinada, pero soy muy estricta en muchas cosas. Creo que ese es el éxito, cuando hay procesos y metodologías estrictas y claras se pueden fijar metas, y saber en qué se puede mejorar para construir un proyecto de vida. Vive Bailando es un emprendimiento social de jóvenes para jóvenes. Eso es lo más importante, mi sueño y mi inspiración más grande sería que si yo mañana no estoy Vive Bailando pudiera continuar.

 LL: Qué te imaginas de aquí en adelante…

CV: Nuestra proyección es poder llegar a nivel nacional a todos los jóvenes, y que aquellos que sí tienen los recursos para pagar una intervención nos puedan ayudar a cofinanciar otros proyectos de intervención social para los jóvenes menos favorecidos y poder llegar a todos los jóvenes. Hay que pensar también en la política pública de adolescentes, venimos identificando las problemáticas, me gustaría ser activista social en estos aspectos para poder contribuir al país.

LL: Ahora tú decías que has llegado a un lugar que no te imaginabas, que llegaste más lejos de lo que pensaste.

CV: Mira yo siempre sabía que quería usar el baile, pero no sabía cómo íbamos a llegar, cómo nos íbamos a financiar. Hoy yo creo que esa sorpresa es muy gratificante y lo más importante es mantener la humildad y creer en la gente que lo rodea a uno. Yo no llegué acá sola, mi familia ha sido un gran apoyo, mi equipo de trabajo, y tengo que dar gracias a los jóvenes que nos reciben con los brazos abiertos. A veces es difícil creer que cumplí mi sueño. Hay que trabajar con mucha responsabilidad y es importante saber cuál es nuestra capacidad, cuáles son nuestros límites.

LL: Quería que nos contaras un poco de las personas que te han marcado realmente en este recorrido…

CV: Hay tantos casos de éxito, historias de vida fantásticas. Pero creo que mi mamá es un ejemplo para mí fundamental, ella me ha apoyado en todo y ha creído en mí y en mi pasión. Ella ha luchado por sus sueños y por sacarme adelante, y eso es lo que me motiva siempre. Pero por otro lado te cuento… tengo un excombatiente en Cali que cumplió su voluntariado de la ACR con nosotros y hoy en día creo que es un ejemplo de, como decimos en Vive Bailando, que hay ritmo para soñar, que quiere salir adelante, quiere cambiar su vida. Fue excombatiente de las FARC y hoy va a ser multiplicador en Vive Bailando, él ya era bailarín y quiere cambiar su estilo de vida, replicar su cambio y contar su historia. Tenemos otro joven espectacular en Cartagena, solo tiene una pierna, antes bailaba en los semáforos y hoy logró bailar con nosotros en los premios India Catalina. Las historias son infinitas…

LL: ¿Qué tanto lloras?

CV: Mucho (risas), pero eso que me hace llorar se convierte en fortalezas. Lloro más por temas emocionales personales porque soy sensible en términos sociales, personales, mucha gente a veces me ve como furiosa, pero a veces llego a la casa y se me sale toda la sensibilidad.

LL: ¿Ya para terminar, a qué le pones La Lupa en tu vida?

CV: Desde que me levanto hasta que me acuesto a Vive Bailando, es mi proyecto de vida, es mi forma de contribuir a Colombia, a mi sociedad a los jóvenes. Vive Bailando está bajo La Lupa, en Vive Bailando tenemos ritmo para soñar. Somos una familia, si estoy triste bailo, si estoy feliz bailo. Los invito a que nos sigan y se unan a esta iniciativa.

La Lupa en frases

Cuando uno trabaja en equipo, tus sueños funcionan

Clemencia Vargas

Soy alegre y determinada. No me considero sicorrígida, pero sí soy muy estricta en mis cosas

Clemencia Vargas

LL: Una palabra que describa lo que sientes al bailar

CV: Amor.

LL: Cuándo y dónde has sido más feliz

Hoy.

LL: Un miedo no superado

CV: Los gatos.

LL: La característica que más te define

CV: Pasional.

LL: Un sueño por cumplir

CV: Trabajar con todos los jóvenes en Colombia

LL: Un héroe o heroína en la vida real

CV: Mi mamá.

LL: El paso más difícil de bailar

CV: Uyy.. (risas) Soltartse, es lo que más cuesta. Soltarse independientemente de hacer el paso bien o mal.

LL: Qué hace a un buen bailarín

CV: Determinación, constancia y amor.

LL: Una maña que tengas

CV: Eh, eh, eh (risas).

LL: Un plan que te haga feliz

CV: Bailar.

LL: Té o café

CV: Café.

LL: La característica que menos te guste en una persona

CV: La arrogancia.

LL: De 1 a 10 qué tan conservadora eres

CV: ¿Conservadora? Como cuatro (risas).

LL: De 1 a 10 qué tan organizada eres

CV: 8.

LL: Bailar para qué

CV: Para soltar, para vivir, para gozar.

 

Directorio de entrevistas A – Z

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“Entendí que tenía que aprender a soltar para dejarme sorprender un poco más por la vida.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Clemencia Vargas - Revista La Lupa
Clemencia Vargas - Revista La Lupa
Clemencia Vargas - Revista La Lupa
Summary
Clemencia Vargas
Article Name
Clemencia Vargas
Description
Clemencia, habla sobre su vida como bailarina, su paso por la universidad, y cómo ha sido el proceso de creación de Vive Bailando.
Author
Publisher Name
La lupa - Revista Digital
Publisher Logo

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!