Paola Tello

Paola Tello

Paola Tello

“La madre tierra necesita a sus hijas”
Paola Tello - Revista La Lupa

Paola Tello, una mujer santandereana que desde niña ha sentido gran interés y amor por la física y la ciencia. Actualmente hace parte del proyecto Homeward Bondar.


LL: ¿Cuándo sentiste que lo tuyo era la ciencia?

PT: En el colegio, cuando empezamos décimo uno empieza a ver física y la profesora nos pasó colores y regla, empezamos a ver vectores y cuando tu empiezas un camino creyendo que es divertido, que es sencillo y que tú eres capaz, se abre una puerta y ahí empezó.

LL: ¿Qué tan influyente ha sido tu familia en el apoyo que te han dado a lo largo de este recorrido?

PT: Mi mamá y mi papá son mis pilares y hay algo muy particular, ellos siempre fueron lo opuesto a los muchos papás que hacen cosas, ellos no son siempre estaban presionándome, ellos estaban atajándome en cosas entonces son lo contrario, váyase a dormir, váyase a descansar, eso ya está bien, deje así, son lo contrario, pero me apoyan en todo lo que hago y en todo lo que yo me invento.

LL: En este proyecto que estás emprendiendo en el que se une la ciencia, el hecho de ser mujer, un viaje complejo y unos temas difíciles, ¿Ha habido algún momento en el que tu hayas dicho yo la verdad desisto de esto o no quiero más?

PT: Si, muchísimos, nunca había trabajado tanto en mi vida.  Un domingo envié ciento cincuenta correos sin pararme del computador y estando a la distancia, pidiendo el apoyo y la atención de muchas personas solamente una persona me contestó, en ese momento en el que yo estaba muy mal apareció una mujer, un ángel que se llama Lina, y ella transformó este proyecto y me dio mucha energía para seguir trabajando. Por eso me parece que los incentivos ayudan mucho, cuando uno apoya a una persona que está en un momento así eso le puede cambiar la historia.

LL: ¿Cuéntanos un poco en que consiste el proyecto y que tiene de especial que de pronto no tienen otros proyectos?

PT: De las cosas más atractivas que yo le encuentro son: primero, que es una red, en este momento todo es acerca de networking, todo estamos conectados con todos, Facebook es una red y tener una red de mil mujeres científicas de todo el mundo intercambiando información, intercambiando temas y problemáticas me parece uno de los factores más interesantes. Segundo, que sean mujeres de ciencia a mí me parece muy importante porque el pensamiento científico tiene un raciocinio diferente y atacar los problemas desde el pensamiento científico me parece muy interesante, y tercero, la parte multicultural, la parte de enfocar todo lo que hacemos, todas nuestras disciplinas y áreas en ¿cómo vamos a cuidar la madre tierra? Porque finalmente es eso lo que nos tiene que importar en este momento, cada uno en su área, en cualquier trabajo debe estar enfocado en el legado que le vamos a dejar a las futuras generaciones.

 

LL: ¿De dónde viene esa lucha o esa fuerza por defender la causa de las mujeres?

PT: De los espacios reducidos, de llegar a salones donde las mujeres son menores y en donde hay menor participación, de ver paneles con muchos hombres y no es solamente de género sino de diversidad, los grupos que son diversos son más productivos, cuando hay mujeres en rangos de poder, les abren las puertas a otras mujeres, piensan por otras mujeres y de amor. Siempre he tenido una relación muy buena con las mujeres, nos va muy bien, se pasa muy bueno cuando estamos juntas y cuándo trabajamos juntas, entonces es una mezcla de falta de oportunidades que he visto y de amor por compartir con ellas.

 

LL: Puntualmente el propósito objetivo que van a hacer ustedes con esta expedición a la Antártida ¿es cuál?, tú quieres volver diciendo qué, que fue lo que lograste allá.

PT: Esa pregunta es muy difícil porque este proyecto tiene una parte de investigación personal, es mi proyecto, es mi investigación, pero yo creo que el mayor producto de este proyecto va a ser Colombia, va a ser este experimento sobre lo que está pasando en este momento, va a ser llegar a los colegios y hablarles a las niñas de la importancia de estudiar ciencias, es hablar en una sociedad que tiene muchos estereotipos acerca del rol de la mujer. Nosotros tendemos a creer que las modelos son brutas y las científicas son feas, entonces abrir este tema y dejar de encasillar a la mujer en una sola posición me parece algo muy interesante y toda la parte del planeta, me parece que tenemos que migrar acciones, ya mucha gente está actuando activamente, pero yo creo que ya es tarea de todos.

 

LL Una pregunta muy sincera, como persona y como científica, todo este tema de la sostenibilidad, del cambio climático, toda esta era que está despertando porque antes no existía, no éramos muy conscientes de lo que estaba pasando, realmente tu si ves una solución posible, factible o viable a que esto mejore o a que estemos condenados.

PT: Yo sí creo y creo firmemente, esto va a ser de valores y de qué nos hace felices. Antes el consumismo estaba en un nivel muy alto porque creíamos que eso era lo que nos hacía felices y los millennials y muchas otras personas están volviendo al yoga y volviendo a que realmente nos hace felices, y lo que nos hace felices es la naturaleza, levantarnos y tocar el pasto, ver un paisaje, oler, eso es lo que nos hace felices, entonces eso va a ayudar a que el consumismo disminuya de alguna manera y salvemos esto que va a un ritmo muy rápido y tiene que parar.

LL ¿Qué es lo más preocupante para ti en términos de medio ambiente?

PT: El plástico, le tengo pavor al plástico y al uso irresponsable del plástico, me parece que los océanos sufren mucho, me parece que simplemente no hacemos un uso responsable y eso me asusta y me parece que es masivo, no le damos la dimensión que tiene. Una vez abres los ojos, empiezas a mirar todos los lugares en los que hay plástico y que este está en todos lados.

LL ¿Qué expectativas tienes de tu viaje a la Antártida? No solamente en términos de lo que vayas a aprender o a investigar si no también de todo lo que implica de irse con otras mujeres de otros países, ¿Cómo te lo sueñas?

PT Yo tengo el honor de ser la embajadora colombiana, vamos a llevar café al bote y va a tener café colombiano y muchas otras cosas que muestren lo que es Colombia, si esto bien es una oportunidad de ciencia y de investigación, también es una oportunidad de poner al país en el mapa, de poner a mi región Santander en el mapa y eso me emociona mucho.

¿La expedición cómo transcurre? Si tienen una planeación de investigación, como va a ser distribuido este viaje para la gente que de pronto no sabe.

PT: Hay diferentes etapas, es una expedición que inicia en el  puerto comercial de Ushuaia ahí nos encontramos todas las mujeres, previo a esto va a haber una actividad en argentina, con las comunidades explicando los proyectos en los que estamos trabajando y haciendo un llamado de atención hacia la equidad de género y el rol de las mujeres en ciencia, y después de eso, empezamos  el trayecto siempre en barco por más o menos 26 estaciones, cada día hay una programación diferente acerca de las actividades y problemáticas, así se desenvuelve todo el programa. Hablan de mucho estrés y de mucha presión porque hay un grupo de entrenadores allá y también la idea es forzarnos a llegar a un punto de liderazgo en las diferentes áreas entonces hay mucha expectativa. No sé qué vaya a pasar.

Directorio de entrevistas A – Z

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Clemencia Vargas

¨Creo en el baile y en el movimiento como una herramienta potente y única para generar transformaciones.¨

Antonio Sanint

Antonio Sanint nos dio a conocer una faceta muy personal que no muchos conocíamos, en la cual nos cuenta cuales son sus inspiraciones, quienes lo apoyaron desde un principio, como se ha mantenido en el medio, como supera sus miedos día a día y como hace reír a cientos...

Antonina Canal

#LaLupa, con Laura Anzola y Canal Capital: Bombardeamos a Antonina Canal Davila directora de la academia Prem Shakti con 32 preguntas que contestó sin dudar. LL: Anto ¿A que hora te levantas? AC: A las seis.   LL: La primera actividad de tu día. AC: Darle un beso...

Daniel Samper

Apenas Daniel Samper Ospina abre la puerta de su casa, preguntamos…

Christian Byfield

“Me dijo: Christian, usted se está vendiendo por plata y eso es todo…

Mercedes Salazar

Mercedes Salazar una exitosa joyera colombiana que ha desarrollado…

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“Entendí que tenía que aprender a soltar para dejarme sorprender un poco más por la vida.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Paola Tello - Revista La Lupa
Paola Tello - Revista La Lupa
Paola Tello - Revista La Lupa

Alejandro Annicharico

Alejandro Annicharico

Alejandro Annicharico

“Estoy muy agradecido con la fotografía por que ha sido un lenguaje que me ha permitido registrar mi composición sin limites y de una forma muy bondadosa”
Alejandro Annicharico - Revista La Lupa

Alejandro Annicharico es un artista visual colombiano que con un toque surreal captura en sus obras lo magno del cuerpo humano como materia prima para desenvolver sus proyectos los cuales son expresados de una forma muy honesta.


LL: ¿En qué momento de su vida decide dedicarse a la fotografía?

AA: Bueno, no me considero fotógrafo, me considero artista visual sin embargo estoy muy agradecido con la fotografía por que ha sido un lenguaje que me ha permitido registrar mi composición sin limites y de una forma muy bondadosa; en que momento decido, yo creo que hay un momento que es muy clave después de estar toda mi infancia dibujando y pintando mucho, a los 17 años me comienza a representar una galería acá en Colombia y compran unas de mis primeras obras. Creo que ese momento fue muy clave y un momento muy decisivo.

LL: ¿Qué en su vida personal le da dado la sensibilidad para ser un artista?

AA:  No considero que haya una fuente directa de sensibilidad en mi vida, yo creo que hay cosas que me motivan como el arte mismo, como muchos artistas de la historia que realmente han servido como un referente y como algo muy importante para poner mis intenciones, pero yo creo que nací con cierta sensibilidad y con cierto dramatismo sin quererlo, yo no creo que sea algo adquirido, creo que es algo que con el tiempo se ha ido  de forma muy orgánica, acentuando en mi.

LL: ¿Qué busca con sus obras?

AA: Con mis obras yo creo que lo primero que busco es ser honesto, es poder transmitir algo que me represente de forma directa, por eso yo creo que siempre he procurado tomarme tiempos prudentes entre proyecto y proyecto y no hacerlos de forma tan apresurada, tampoco procuro hacer cualquier tipo de escaneo mental ágil para producir lo que quiero, yo creo que  para mi lo mas importante en mi obra es el ser honesto, creo que es una de las mayores razones ¿no?, el expresarme de forma honesta.

LL: ¿La mejor enseñanza y lección de vida que le ha dejado el arte para su vida?

AA: Lecciones muchas, yo creo que bueno, comencé mi carrera muy pequeño y me comencé a rodear de personas mucho más grandes que yo, personas que me doblaban en edad, y algo que desde temprano marco mi carrera fue el tema de la humildad, de ser humilde, el no comerme mucho el cuento, el procurar siempre hacer las cosas a conciencia e ir un paso a la vez sin tener que por la prisa o por el afán ni por algún tipo de ambición pasar por encima de alguien. Creo que ha sido una lección muy importante en mi carrera.

LL: ¿Como saber si uno es un buen artista?

AA: El ser un buen artista no depende tanto de lo que pienses tu mismo como creador, yo creería de la recepción que pueda tener, de la conexión que pueda tener con el espectador, la gente que es muy importante, creo que puede ser casi un termómetro para saber que tanta es la calidad de lo que estas haciendo. Creo que la gente tiene la razón, que el espectador tiene la razón.

LL: En su vida y en su recorrido a lo largo de la carrera, ¿que ha sido lo más difícil de sobrepasar?

AA: Ha habido varios momento difíciles pues no todo ha sido un camino de rosas ni mucho menos pero yo creo que un momento que fue digámoslo parte aguas en mi carrera y en mi vida fue el tomar la decisión de estar solamente en galerías, de dedicarme de lleno a mi obra, dedicarme a exponer, de dejar de lado el tema comercial, por que antes de dedicarme de lleno a mi obra Producida para revistas, estaba haciendo algunas otras cosas en un ámbito comercial, así que bueno, yo creo que esa fue una decisión que en un principio me costó pero que después valió la pena.

LL: ¿De dónde viene la fascinación por el surrealismo, la figura humana y la melancolía en la vida?

AA: El surrealismo y el cuerpo humano vienen de una necesidad de querer explorar mundos con infinidad de posibilidades, yo creo que el surrealismo viene de cierto gen idealista que hay en mi que creo que se lo debo a mi padre quien es una persona absolutamente idealista y por otro lado yo creo que el cuerpo humano, bueno, que mas materia puede tener un escultor que el cuerpo humano para poder  generar cualquier tipo de pieza que se pueda imaginar, yo creo que es un instrumento que posee millones de posibilidades y creo que es algo que siempre me ha motivado y me ha hecho seguir el cuerpo humano como herramienta.

Directorio de entrevistas A – Z

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Clemencia Vargas

¨Creo en el baile y en el movimiento como una herramienta potente y única para generar transformaciones.¨

Antonio Sanint

Antonio Sanint nos dio a conocer una faceta muy personal que no muchos conocíamos, en la cual nos cuenta cuales son sus inspiraciones, quienes lo apoyaron desde un principio, como se ha mantenido en el medio, como supera sus miedos día a día y como hace reír a cientos...

Antonina Canal

#LaLupa, con Laura Anzola y Canal Capital: Bombardeamos a Antonina Canal Davila directora de la academia Prem Shakti con 32 preguntas que contestó sin dudar. LL: Anto ¿A que hora te levantas? AC: A las seis.   LL: La primera actividad de tu día. AC: Darle un beso...

Daniel Samper

Apenas Daniel Samper Ospina abre la puerta de su casa, preguntamos…

Christian Byfield

“Me dijo: Christian, usted se está vendiendo por plata y eso es todo…

Mercedes Salazar

Mercedes Salazar una exitosa joyera colombiana que ha desarrollado…

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“Entendí que tenía que aprender a soltar para dejarme sorprender un poco más por la vida.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Alejandro Annicharico - Revista La Lupa
Alejandro Annicharico - Revista La Lupa
Alejandro Annicharico - Revista La Lupa

Antonina Canal

Antonina Canal

Antonina Canal

#LaLupa, con Laura Anzola y Canal Capital: Bombardeamos a Antonina Canal Davila directora de la academia Prem Shakti con 32 preguntas que contestó sin dudar.
Antonina Canal - Revista La Lupa

#LaLupa, con Laura Anzola y Canal Capital: Bombardeamos a Antonina Canal Davila directora de la academia Prem Shakti con 32 preguntas que contestó sin dudar.


LL: Anto ¿A que hora te levantas?

AC: A las seis.

 

LL: La primera actividad de tu día.

AC: Darle un beso a mi morenito lindo, Ashu.

 

LL: Un color para bailar.

AC: Azul.

 

LL: ¡Que linda academia!

AC: ¡Gracias!, es el templo de la Diosa.

 

LL: ¿Porqué bailar?

AC: Porque la vida es un baile.

 

LL: ¿Que es lo que más se nota de una persona cuando baila?

AC: Todo, como es su personalidad, su alma, el baile los delata.

 

LL: La parte preferida de tu cuerpo Antonina.

AC: Los ojos.

 

LL: ¿Bailar despacio o rápido?

AC: Las dos.

 

LL: ¿Quién es tu mano derecha?

AC: Otilia.

 

LL: ¿Quién es Oti?

AC: Mi asistente de 25 años.

 

LL: ¿Qué has sanado con el baile?

AC: Todo.

 

LL: ¿Qué te falta para sanar?

AC: Muchas cosas.

 

LL: Tu sanas pero, ¿Quién te sana a ti?

AC: El Universo, Dios, y tengo mis maestricos.

 

LL: ¿La mirada de quién?

AC: De mi hijo.

 

LL: ¿Qué tan de buenas has sido en el amor?

AC: Mucho.

 

LL: ¿Cómo saber que es amor de verdad?

AC: Por el tiempo.

 

LL: ¿Cuántas horas al día duermes?

AC: Como cinco.

 

LL: ¿No te han dicho que estás loca?

AC: Si, pero ahora son mis pacientes.

 

LL: Algo que nunca hagas.

AC: Quejarme, me parece horrible.

 

LL: ¿Hace cuánto tienes esta academia?

AC: Veinte años.

 

LL: ¿Y difícil montarla?

AC: Sí y no pero sí puedo y es fácil.

 

LL: El sitio preferido de esta academia

AC: Aura y Soma.

 

LL: ¿Qué es eso?

AC: Los colores del alma.

 

LL: ¿Católica o Budista?

AC: Todo.

 

LL: ¿En que te has equivocado?

AC: En muchas cosas.

 

LL: ¿Uribe o Santos?

AC: Ninguno.

 

LL: ¿Por quién vas a votar?

AC: No sé.

 

LL: ¿Transmilenio o metro?

AC: Metro.

 

LL: ¿Taxi o Uber?

AC: Corriendo.

 

LL: ¿Bogotá con toros?

AC: No.

 

LL: ¿Qué nos tiene jodidos?

AC: La quejadera, la victimidad y el drama.

 

LL: ¿Qué sería de Antonina sin todo esto?

AC: Todo y nada porque me reinvento.

 

LL: ¿Y ese niño tan lindo quién es?

AC: Este es el amor de mi vida, mi hijo Ashu.

Directorio de entrevistas A – Z

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Clemencia Vargas

¨Creo en el baile y en el movimiento como una herramienta potente y única para generar transformaciones.¨

Antonio Sanint

Antonio Sanint nos dio a conocer una faceta muy personal que no muchos conocíamos, en la cual nos cuenta cuales son sus inspiraciones, quienes lo apoyaron desde un principio, como se ha mantenido en el medio, como supera sus miedos día a día y como hace reír a cientos...

Antonina Canal

#LaLupa, con Laura Anzola y Canal Capital: Bombardeamos a Antonina Canal Davila directora de la academia Prem Shakti con 32 preguntas que contestó sin dudar. LL: Anto ¿A que hora te levantas? AC: A las seis.   LL: La primera actividad de tu día. AC: Darle un beso...

Daniel Samper

Apenas Daniel Samper Ospina abre la puerta de su casa, preguntamos…

Christian Byfield

“Me dijo: Christian, usted se está vendiendo por plata y eso es todo…

Mercedes Salazar

Mercedes Salazar una exitosa joyera colombiana que ha desarrollado…

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“Entendí que tenía que aprender a soltar para dejarme sorprender un poco más por la vida.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Antonina Canal - Revista La Lupa
Antonina Canal - Revista La Lupa
Antonina Canal - Revista La Lupa

Claudia Hakim

Claudia Hakim

Claudia Hakim

“Para mí, el arte es una necesidad.”
Claudia Hakim | La Lupa Revista Digital

Claudia asumió la dirección del MAMBO con una meta específica: lograr que la gente vuelva al museo, que disfrute el arte, que se enamore y se conecte con este mundo como ella lo hace. Es una mujer decidida, determinada; una mezcla entre creatividad absoluta y metas claras, entre el desorden de su taller y el orden que le da a su vida. Cree en el destino y este ha sido bueno con ella. Su infancia fue feliz, rodeada de una familia que le dio todo. Es mamá, esposa y ha podido siempre hacer lo que más le gusta: vivir por y para el arte. La Lupa conoció el recorrido y la trayectoria interminable de esta mujer en el que ahora es su segundo hogar, y al que le apuesta todo, el MAMBO.


LL: Bueno Claudia, quería primero que nos contaras de tu familia, de tus raíces, de cómo eras de niña.


CH:
Bueno, nunca me imaginé esa pregunta ahora, pero te voy a echar un poco para atrás. Somos de origen libanés, abuelos libaneses que llegaron como inmigrantes a Colombia y tú sabes que la tendencia que se tenía era que los libaneses eran siempre comerciantes de tela y realmente así fue, tenían telas, comerciaban con telas, tenían almacenes, pero eso eran los abuelos. Mi papá estudió medicina, mis tíos estudiaron medicina y da la casualidad que el apellido Hakim significa médico en árabe. Entonces le hacemos como alusión al apellido, de ahí siguió, casi se puede decir que los hombres fueron médicos y las mujeres nos dedicamos un poco más a la parte artística. Tengo primas que pintaron, tocaban piano, tengo una hermana que pinta. Entonces digamos que se fue dividiendo la familia, los hombres eran más medicina y nosotras éramos más por el lado de las artes.

LL: ¿Y el lado de las artes viene de tu mamá?

CH: Mi mamá, aunque no estudió la carrera, era una mujer que pintaba, que hacía artesanía con compañeras, siempre lo que vimos en la casa era los retablos, las maderas, los colores y yo siempre sentí esa parte. Yo creo que eso venía como en la sangre, siempre estuve muy vinculada al tema manual, me encantaba la manualidad en el colegio, la pintura, vivía pintando en un jardín que teníamos, o sea, yo pienso que eso ya estaba como en la sangre, lo tengo desde muy chiquita la parte textil siempre me gustó. Estudié diseño textil y a través del diseño textil he desarrollado todo lo que he hecho, así no esté todavía muy metida con la fibra y ahora esté un poco más con el metal, pero bien toda mi base ha sido textil.

LL: ¿Cómo era el ambiente en tu familia? ¿Tu mamá era una persona que siempre estaba ahí enseñándoles, inculcándoles todo lo del arte? ¿Cómo era?

CH: No tanto inculcándonos, pero uno la veía en sus tiempos. O sea, las mujeres de antes, pues puedo decir mi mamá no trabajaba y fuimos cinco hermanos que siempre estábamos en la casa, ella siempre estaba haciendo sus trabajos de pintura, unos trabajos como una especie de flores, de retablos, tenía cosas de tejido entonces siempre estuvo muy presente el arte. Por el lado, mi papá que era médico, profesor de la Javeriana entonces veíamos también cómo preparaba sus conferencias, sus diapositivas donde estaba toda la parte de las cirugías, entonces nos involucramos por el lado de las cirugías también. Nunca nos afectó nunca nos impresionó ver todas las cirugías que mi papá hacía.

LL: ¿Te recuerdas a ti misma como una niña feliz?

CH: Sí, y sabes que a veces yo me pongo a pensar que la vida de antes era más feliz.

LL: ¿Por qué?

CH: Era la época de barrio, la época de bicicletas, de encontrarse uno en la calle con todos los amigos. Salíamos desde temprano a incursionar por las calles, a jugar la golosa que llamábamos las tapas de gaseosa, yo no sé, la vida era tranquila las vacaciones eran larguísimas, la llegada del colegio era realmente meterse a la casa a estudiar, porque ahora la gente ni siquiera llega del colegio a la casa con esa cantidad de clases que hay. Yo pienso que uno se prepara para lo que está viniendo día a día, el mundo va evolucionando, la cosa se va volviendo más competitiva, hay muchas más cosas para hacer, pero la vida de antes tal vez era una vida más feliz y más de compañeros, teníamos amigos de barrio.

LL: ¿Eras amiguera?

CH: Éramos muy amigueros, éramos un grupo, ya no soy tan amiguera, pero sí fui muy amiguera.

LL: ¿En qué momento recuerdas que dijiste bueno, yo sí me voy a dedicar a hacer esto en mi vida?

CH: Desde que entré al colegio, desde que empecé con la parte de manualidades del colegio que se llamaba arte y hacíamos los burros de cabuya y hacíamos tejidos con agujas, siempre me encantó pintar.

LL: ¿Nunca lo dudaste?

CH: Nunca. En geografía que hacíamos los mapas era una delicia; la parte de biología, los cuadernos míos se destacaban era por los dibujos, no tanto por la parte escrita sino por la parte del dibujo en el cuaderno.

LL: ¿Tú crees que ese talento o ese amor por el arte o esa sensibilidad es algo con lo que uno nace que también tiene mucha influencia de la familia, pero uno sí tiene que nacer con un talento específico?

CH: Mira yo pienso que sí. Si lo hay, si hay un talento uno lo desarrolla. Nosotros estamos haciendo unos laboratorios que se llaman Pensamiento Creativo porque todos somos creativos, todos tenemos creatividad, pero hay que desarrollarla. Seguramente algunos lo desarrollan para el lado de los números, los otros lo desarrollan para el lado de las artes, el lado de la medicina, todo tiene su arte, pero uno sí nace con una inclinación.

LL: Entonces ¿no puede uno a los 40 años decidir que se va a volver artista, digamos?

CH: Puede ser, no hay casos aislados, hay casos de artistas que empezaron a sus 60 años a ser muy famosos, pero seguramente ya tenían una vinculación desde antes. Uno puede ser pintor a los 60, ser exitoso o cogerlo como un hobby o como una compañía, pero yo pienso que sí hay una tendencia desde que uno nace a lo que uno le gusta hacer y ahí uno se vuelve más excelente en lo que hace cuando ya uno tiene esa tendencia pues la perfecciona la profundiza y se vuelve uno más excelente en lo que hace.

LL: ¿Con qué soñabas ser en esa época, te veías allá lejos y decías yo quiero algún día poder llegar a esto?


CH: Yo creo que la vida lo va llevando a uno por lo que uno ha querido hacer. Yo fui mamá joven de cinco hijos, entonces digamos que ser la artista que viajara, pues no podía, después crie a mis hijos y dicté clases en la universidad, el contacto con los alumnos me encanta, monté mi taller, viajé mucho visité espacios de arte, museos, yo creo que la vida lo va llevando a uno a lo que uno le da la posibilidad de hacer
. Ahora estoy en lo que estoy, me encanta lo que hago de pronto dejé un poquito de lado mi taller, pero espero volver a recuperarlo pronto porque también me encanta hacerlo y el contacto con los artistas, con la gente, la actividad de educación a través del arte, de la pedagogía, pues todo eso me gusta, no lo pensé desde antes, pero fue llegando.

LL: Te casaste súper joven tuviste cinco hijos, tienes un matrimonio súper lindo, quería hablar un poco de eso, de esa figura que te ha apoyado tanto y que ha sido tan importante.

CH: Total, totalmente. Mejor dicho, nos conocimos muy jóvenes en la universidad, desde antes si se puede decir, nos casamos súper jóvenes, y la verdad hemos sido felices seguimos siendo felices, apoyo incondicional en lo que hago y eso es muy importante.

LL: ¡Qué fortuna!

CH: Él es arquitecto también tiene la sensibilidad del artista, aunque no lo ejerce tan permanentemente, entonces yo creo que nos complementamos, me apoya en todo permanentemente y Dios quiera que sea para toda la vida.

LL: ¿Qué hace uno para que sea un matrimonio tan estable y tan lindo?

CH: (Risas) Yo no sé la verdad, yo pienso que somos amigos, compañeros, la pasamos felices, viajamos contentos y no creas, no somos tan iguales somos muy diferentes, yo no creo que sea tan difícil, no entiendo a veces y me duele cuando uno tiene gente tan cercana que la situación no es la mejor en su matrimonio, a uno le duele mucho porque uno dice estar casado con la persona que es, no sé si se llame suerte o qué, pero es una delicia.

LL: Es un poco de suerte

CH: Ojalá que la gente siempre tenga suerte porque vivir con la parte sentimental organizada y tranquila cambia la vida.

LL: Y te abre muchas otras vías.

CH: Te cambia la vida, o sea tu actitud desde que te levantas hasta que te acuestas es diferente.

LL: Y tus hijos, ¿cuál ha sido la mayor lección que te han dejado ellos?

CH: Mira tengo cinco hijos de verdad espectaculares. Cinco hijos sanos, buenos, estudiosos, responsables, yo creo que todas las mamás hablan de sus hijos así, pero la verdad yo puedo dar fe de que es así (risas).

LL: Amor de madre (risas)

CH: Son de verdad niños que nunca nos han complicado la vida, yo he hecho lo que he querido desde que pude empezar hacer mis cosas, nunca me han molestado para nada. Son niños respetuosos todos muy organizados en su vida hasta ahora y bueno, la satisfacción de que soy abuela por primera vez y ahora voy a ser abuela por segunda vez.

LL: ¿Cómo es eso? ¿Qué tan diferente es ese amor?

CH: Yo decía que las abuelas eran un show completo porque eran unas exageradas (risas), pero creo que esto no es show esto es real lo que uno siente.

LL: El enamoramiento absoluto.

CH: Total, es un enamoramiento delicioso.

LL: ¿Cómo te describirías tú, si yo te pido que te hagas una autoevaluación o un autoexamen, cómo eres tú?

CH: No es tan fácil porque hay tantas cositas ahí, pero bueno yo soy una persona muy tímida, no soy rumbera soy como muy tranquila, soy de casa, desordenada un poco, aunque mi signo es virgo y supuestamente los virgos son…

LL: Súper metódicos, sí.

CH: No, mi escritorio es un desastre, tengo que apuntar todo porque se me olvida, olvidadiza, pero digamos que me ha llevado a todo lo que soy y no he podido cambiar de metodología, por ejemplo, me enviste la tecnología, me encantan el lápiz y el papel.

LL: Pero digamos eres desorganizada en algunas cosas, pero eso tiene algo de artista, ¿no? Pero en otras cosas, si has llegado tan lejos, tienes que haber sido muy metódica.


CH:
Lo que pasa es que uno es creativo. Yo digo que soy creativa entonces soy una persona que genero ideas permanentemente, necesito alguien que me ayude a poner polo a tierra y que me ayude a sacarlas adelante. O sea, yo puedo generar ideas y de pronto esa es la parte artística que uno tiene. Uno genera ideas, genera actividades nuevas, por eso digo en el tiempo que he estado en el museo, los 7 meses del museo hemos generado muchísimas cosas. La parte de educación ha sido súper activa, de productos que estamos lanzando para poner el museo de moda, de eventos que estamos haciendo, ¿cómo podemos hacer que la gente vuelva al museo? Entonces hay que ser creativo para que eso se logre, entonces sí, soy desordenada, pero digamos que eso me ayuda de pronto a hacer otras cosas.

LL: ¿Qué metas tienes ahorita como directora del MAMBO?

CH: Yo espero en poco tiempo lograr que la gente vuelva al museo, hasta tú me dijiste que hacía tiempo no volvías, hay gente que me dice: “nunca he venido,” hay gente que me dice: “gracias por invitarme porque la verdad no estaba en mi lista.”

LL: ¿Por qué será eso?

CH: Yo no sé, yo pienso que el museo es una institución muy importante. En cualquier parte del mundo el Museo de Arte Moderno es muy importante, una institución que jala tanto a los que somos de la ciudad como a los turistas, pero el museo tuvo una época en que perdió interés en la gente, tal vez las actividades que se hacían no eran del interés o no fue mutando a lo que la vida iba dando, a lo que las experiencias como el arte estaban dando, entonces hay que volver el arte una experiencia para la gente, yo digo que la parte de observación de las obras se tiene que mantener, la historia nuestra tiene que seguir. El arte moderno nos dio paso al contemporáneo y tiene que existir, pero el arte se volvió la experiencia sensorial, lo que tú quieras, pero el arte ya es llevarse una experiencia, salir del museo con una experiencia.

LL: Y despertar eso no es fácil porque hay gente, como tú dices, que no tiene esa sensibilidad tan marcada.

CH: Pero si la gente vuelve al museo entra con una actitud diferente y aquí ya la enganchamos con una visita guiada que los haga decir “miércoles qué delicia ver esto y entenderlo” porque a la gente le da miedo entrar al museo y no entender las cosas, le da miedo preguntar. Yo ahora vengo de unas reuniones que se llaman “Los museos, ¿para qué?” y el museo es generador de cultura, de diálogo, genera unión en la comunidad, los museos no deben tener paredes, los museos tienen que estar adentro y tienen que estar afuera, entonces sobre este tipo de conferencias vamos a armar nuevos proyectos donde todos ustedes jóvenes regresen al museo y de verdad se vinculen con amor al museo, que sea el plan del fin de semana “vamos al museo,” “vamos a tomarnos algo,” “vamos a mirar la obra, o sea que el museo se vuelva de moda y sea plan para la gente.

LL: ¿Qué te ha dado el arte que no te ha dado ninguna otra cosa en la vida?

CH: Yo pienso que el pensamiento creativo, desarrollar creatividad, ¡expresión! Es que expresarse a través del arte es una delicia. Es muy rico.

LL: ¿Te hace falta trabajar en tu taller?

CH: Muchísimo, muchísimo. Trato de ir media mañana generalmente los lunes que caen en día de fiesta porque generalmente no se puede (risas), y esto se va como aplazando y aplazando, pero tengo un equipo de trabajo que lleva conmigo unos 15 años, entonces ya es fácil transmitirles lo que yo quiero, revisar, pero sí me hace mucha falta, claro que sí.

LL: ¿Y tú taller cómo es? ¿Es tu sitio privado íntimo o cómo es?

CH: No es mi sitio privado porque trabajamos con más amigas, bueno en este caso una en este momento, pero es como una isla en una zona industrial, tiene ventanas por todos lados, entonces es una islita donde todos los operarios de unas empresas de industria caminan alrededor y miran todo lo que está pasando. Trabajo con el reciclaje de la industria automotriz entonces eso es lleno de canecas de soldadores de mesas de trabajo, ya verás, una mesa de trabajo mía del desorden llena de cosas.

LL: Pero sería rara ordenada…

CH: Yo encuentro todo lo que necesito, o sea, si yo necesito un lápiz lo encuentro, pero si yo necesito un pedazo de alambre también, si necesito papel también (risas), entonces eso es una delicia porque eso va generando creatividad con todo.

LL: ¿Es como una necesidad, o no? Una vez que uno empieza ya no lo puede dejar…

CH: Total, es una necesidad.

LL: ¿Y cuando dejas de trabajar es casi como un síndrome de abstinencia?

CH: Así es tal cual, además que tú viajas, vas a ferias, te invitan a una cantidad de cosas entonces… yo digo que el artista es el ladrón más grande porque coge un poquito aquí, un poquito acá y después diseña, lo que tú dices, esa necesidad que tengo en la cabeza lo quiero ya plasmar quiero hacerlo, sí, es duro.

LL: ¿Cuál ha sido tu satisfacción más grande en la vida laboral y en tu vida personal? Ese momento en que hayas dicho realmente de esto que logré hacer sí estoy orgullosísima.

CH: No, yo creo que el día que uno diga “esto sí” ya uno echa para atrás. Yo creo que siempre hay que tener una meta más allá, más allá, más allá porque si uno dice ya logré lo que quería que machera que maravilla…

LL: Me acuesto a dormir.

CH: Sí y siempre te trae la vida nuevos retos nuevos oportunidades. Yo creé una fundación que se llama NC-ARTE y creo que vamos por el camino que es, pero nunca hemos llegado a lo que queremos, o sea, siempre pensamos en un nuevo artista, en una nueva intervención en general algo más para los visitantes, el público, entonces nunca llegas a lo que realmente has querido.

LL: ¿Y personalmente?

CH: No, yo creo que todo lo que la vida me ha dado ha sido una satisfacción permanente y ayer fue acción de gracias y yo creo que doy gracias a todo, a todo lo que tengo, lo que he tenido y lo que me rodea la verdad.

LL: ¿Qué te falta por hacer?

CH: ¡Uy mucho! Y empezando en este museo que me falta mucho (risas), mucho, mucho. Lógicamente uno tiene que ponerse metas porque tampoco uno la vida entera va a estar aquí, entonces tiene que ponerse de aquí a cinco años ¿qué voy a lograr?

LL: ¿Pero sí ves? sí tienes un lado súper metódico.

CH: Pero porque tiene que ser así porque si no imagínate, yo con este desorden hasta cuando voy a llegar (risas). Yo creo que de aquí a cinco años tengo una meta de lo que quiero de este museo, ya cómo lo voy a lograr hacer es el desorden, pero sí tengo la meta clara. Son cinco años el reto que yo me puse acá.

LL: ¿Te arrepientes de algo? ¿De una decisión que no hayas tomado?

CH: A ver déjame pensar, ¿de qué me puedo arrepentir? Uno se arrepiente de cosas lógicamente porque no hice esto hice lo otro, pero algo así que haya afectado mi vida que yo diga qué desastre, no.

LL: ¿Y el reto más grande que hayas tenido?

CH: Pues el reto más grande es este, ahora, la dirección del museo.

LL: ¿Qué tanto miedo da enfrentarse a esto?

CH: Sí, entré con mucho miedo y con muchas ganas también, y bueno ya le he cogido confianza. Sigo con angustia porque no es
fácil, la parte económica del museo es muy difícil, es muy difícil. Los proyectos llegan, la gente quiere volver al museo a trabajar, a exponer, pero la parte digamos de administración del museo es difícil, no hay con que pagar, entonces es muy difícil la parte del mantenimiento del museo.

LL: ¿Cómo sacar adelante lo uno sin tener lo otro estable?

CH: Tener al equipo bien como se debe tener a un equipo con su salario y sus cosas, pero la parte administrativa del museo es muy difícil.

LL: Pero bueno eso es un reto al que también tienes que enfrentar.

CH: Ha sido el más difícil tal vez.

LL: ¿En qué reencarnarías?

CH: Dios mío, ¿yo? En un cantante, me encanta cantar.

LL: ¿Y cantas bien?

CH: No, (risas) no, no, me encantaría, me encanta cantar, me encanta ese público y poder transmitir lo que yo quiero, pero con música, me encanta.

LL: Si no te hubieras dedicado a esto, ¿crees que te hubieras podido dedicar a otra cosa en la vida?

CH: No, la verdad no.

LL: Naciste para esto.

CH: Definitivamente, súper claro.

LL: El lado de medicina de tu familia no hubiera servido.

CH: Lo pensé, lo quise, lo intenté y dije bueno entonces no soy médica entonces hago la instrumentación como que estoy en la clínica. Estoy convencida de que lo que me gusta hacer es esto.

LL: ¿Tienes alguna frase de cabecera, algo que te inspire?

CH: No sé si una frase en este momento, pero por ejemplo hay una canción que se llama “My Way,” entonces yo pienso que las cosas uno las hace “my way”, a su manera, pero esperando generar en el publico aceptación, reciprocidad y que realmente le llegue a la gente de la manera que le tiene que llegar. Uno siempre está pensando en que las cosas funcionen para el país de uno, en que las cosas resulten bien y yo siento que a través del arte hay un poder de transformación, entonces yo pienso que uno tiene un sexto sentido para hacer las cosas, entonces las hago a mi manera (risas).

LL: ¿Crees en el destino?

CH: Creo en el destino, sí. Sí, sí lo creo y las cosas pasan por algo, eso es una cosa que me enseñó una amiga, “siento que ah… no pasó lo que yo quería, no salió, no sé qué” y uno dice: “por algo será” y por algo fue, ya, entonces pasó y sigamos.

LL: ¿Qué rescatas tú de los artistas en Colombia?

CH: Los artistas en Colombia son maravillosos, cada día más reconocidos, cada día la gente extranjera con más ganas de… o los museos con más ganas de tener gente nuestra, artistas nuestros en sus espacios. En este momento se dedican espacios a arte latinoamericano, están las subastas de arte latinoamericano, los curadores de arte latinoamericano, los que están dedicados a comprar arte latinoamericano, entonces yo pienso que tiene un gran potencial.

LL: ¿Cuáles son tus tres artistas top colombianos?

CH: Miguel Ángel Rojas, Óscar Muñoz, Doris Salcedo. Hay un talento maravilloso, Rosario López, Rodrigo Facundo, Ana María Escallón, o sea, tenemos a mucha gente y los que están en este momento exponiendo aquí en el museo son artistas colombianos espectaculares.

LL: ¿Lloras mucho?

CH: No. Lloro digamos a alguien en especial, mi mamá y a un hermano.

LL: ¿Te generan mucha nostalgia?

CH: Mucha.

LL: Eras íntima con tu mamá y fue la que te dejó esa vena.

CH: Sí, así es.

LL: Pero bueno te acompaña siempre.

CH: ¡Así es! (risas)

LL: ¿Bueno, ya para terminar a qué le pones La Lupa en tu vida?


CH:
¿A que le pongo La Lupa en mi vida? A dejar la nueva ampliación del museo. Esa es la meta de aquí a cinco años, dejar por lo menos planteada la ampliación del museo.

 

 

La Lupa en frases

Directorio de entrevistas A – Z

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Clemencia Vargas

¨Creo en el baile y en el movimiento como una herramienta potente y única para generar transformaciones.¨

Antonio Sanint

Antonio Sanint nos dio a conocer una faceta muy personal que no muchos conocíamos, en la cual nos cuenta cuales son sus inspiraciones, quienes lo apoyaron desde un principio, como se ha mantenido en el medio, como supera sus miedos día a día y como hace reír a cientos...

Antonina Canal

#LaLupa, con Laura Anzola y Canal Capital: Bombardeamos a Antonina Canal Davila directora de la academia Prem Shakti con 32 preguntas que contestó sin dudar. LL: Anto ¿A que hora te levantas? AC: A las seis.   LL: La primera actividad de tu día. AC: Darle un beso...

Daniel Samper

Apenas Daniel Samper Ospina abre la puerta de su casa, preguntamos…

Christian Byfield

“Me dijo: Christian, usted se está vendiendo por plata y eso es todo…

Mercedes Salazar

Mercedes Salazar una exitosa joyera colombiana que ha desarrollado…

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“Entendí que tenía que aprender a soltar para dejarme sorprender un poco más por la vida.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Claudia Hakim | La Lupa Revista Digital
Claudia Hakim | La Lupa Revista Digital
Claudia Hakim | La Lupa Revista Digital

Juan Felipe Samper

Juan Felipe Samper

Juan Felipe Samper

“Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere”
Juan Felipe Samper | La Lupa Revista Digital

La música siempre fue parte de la vida de Samper. Con los años se dio cuenta de que quería que la música no solo fuera parte de su vida, sino que fuera su vida misma, y así fue. Empezó en la banda Sin Animo de Lucro, y después de muchos años decidió lanzarse como solista. Para él, el camino de la música está lleno de altibajos, y toca enfrentarse a peleas internas para no perder la convicción de que se puede seguir adelante. Es apasionado, terco, sensible, determinado, y eso precisamente es lo que le ha permitido mostrar en su música su mejor versión. La Lupa conoció a Juan Felipe, un incansable perseguidor de sus propios sueños.


LL: Bueno yo quería que empezáramos devolviéndonos a ese momento en el que tú descubres que te fascina la música, que esto es lo que quieres hacer.


JS
: Mira, yo no tengo un momento exacto en el que dije: ‘la música es’. Desde siempre estuvo conmigo. Entonces mi papá siempre tuvo una batería en la casa y un órgano, un organito como de iglesia. Yo no lo podía tocar. Lo tenía súper prohibido, él se iba para la oficina y me decía: ‘no puedes tocar eso’, pero yo llegaba del colegio y me ponía unos audífonos que tenía él, obviamente con un discman en esa época y empezaba a tocar batería sobre eso. Me gustaba mucho sentarme en el órgano y tratar de sacar melodías que me sonaran familiares… la música siempre estuvo ahí al lado mío. En electiva en el colegio empecé como baterista. Siempre como hobbie, nunca como algo que yo dijera: ‘profesionalmente quiero hacer esto.’ Lo mío era el fútbol. El fútbol era mi gran pasión y eso sí yo moría y mataba por el fútbol.

LL: ¿Pero sí te imaginaste como futbolista en algún momento?

JS: Tampoco, pero era como la gran pasión así absoluta digamos toda la primaria. Y en octavo, yo creo que ese es el momento en el que sí hay como un click, había unos amigos que empezaron a tocar guitarra muy bien, otro que era un bajista muy bueno, y armamos una primera banda donde tocábamos The Offspring, Blink-182, Metallica, y ahí fue que empecé yo a decir como: ‘Juepucha, qué nota, o sea, esto es muy rico.’ Hicimos nuestro primer concierto en un bar, creo que costaba mil pesos la entrada, una cosa así. Éramos muy chiquitos. Ese día de ese concierto en el bar yo me tomé mi primera cerveza en la vida. Y la sensación que me dio estar en el bar y tocar, yo creo que eso fue lo que determinó que empezara a meterle con más fuerza. Pero te digo que no hay un momento específico porque igual me gradué del colegio y empecé a estudiar derecho. Yo como que no tenía tan claro que quería ser músico, pero la vida me fue empujando –y eso espero que no se interprete como que no tuve poder de decisión– sino que la vida me fue como diseñando el camino, y me fue diciendo “hermano es por acá, es por acá, es por acá”. Me fue como empujando, y empujando y empujando. Después vino “Sin Ánimo de Lucro”, llegué cuando ya la banda estaba armada, cuando ya acababa de salir “El Parrandero” y yo creo que ahí fue que yo dije: “No, pues, me voy a dedicar a esto y me encanta.”

LL: ¿Y qué tan difícil es tomar esa decisión? Porque siempre había sido una cosa paralela, pero decir: “bueno, no, ya no va a ser algo paralelo, sino que realmente es lo que voy a hacer en la vida.”

JS: Mira yo tuve la fortuna de tener un papá publicista, súper liberal en su pensamiento, que siempre me apoyó y me dijo: “sea lo que quiera”. Y yo le veo un problema grande hoy en día (como todo tiene un beneficio, también tiene problemas) el hecho de que te digan, “sea lo que usted quiera” te pone una responsabilidad muy grande sobre tu vida. Entonces lo que te digo, fui como bendecido con la oportunidad: gracias a Dios pude escoger, pero fue muy difícil darme cuenta de que realmente lo que quería era ser músico, porque cuando vienes de una familia tradicional, y sobre todo una sociedad tan tradicional como la nuestra, ser músico en el momento en el que yo llegué a la universidad, no era visto como una profesión respetada, y que la gente te dijera, y todavía me pasa, que hay papás que te dicen: “oiga y ¿usted vive de la música?”. Entonces yo creo que a uno se le va llenando ese ruido social, y eso es lo que no te permite seguir desde el principio tus sueños. Hoy en día yo digo: “Juepucha, yo debí haber empezado mucho más chiquito enfocado y totalmente entregado a clases”. Por ejemplo, hasta la universidad yo fui todo empírico. Todo lo aprendí en la casa, todo lo aprendí tocando, tenía un teclado, tenía una guitarra e iba sacando los sonidos y ya en la universidad, obviamente; “venga mijo que la cosa es así.” Pero bueno, lo que te digo, gracias a Dios tuve la gran fortuna de que me apoyaran, me dijeran: “listo, sea esto.” Pero yo fui el que tuve el problema, yo internamente fui el que me demoré mucho en decidirlo. Como te digo, empecé a estudiar derecho.

LL: Ahorita decías eso, que es una fortuna, y también en un punto se vuelve un problema. Digamos que la generación de nuestros papás estudiaba administración porque era lo que tocaba y como que no le echaban mucha cabeza a la cosa, pero cuando le botan a uno la pelota de decir, Qué quiere ser usted en la vida, es cuando toca pensar un poco. ¿Qué crees que fue, o ha sido lo más difícil de todo ese proceso?


JS:
Lo más difícil de todo ese proceso, es esa pelea interna que tienes contigo. Y la pelea interna se vuelve un poquito: “les voy a mostrar que sí se puede”. Me entiendes, se vuelve un poquito: “bueno, pues tomé esta decisión, les voy a demostrar a ellos y a mí, a todo el mundo.” Se vuelve una cosa muy difícil y yo tengo un cuento ahí especial, y es que la mamá de un amigo mío era la decana de estudiantes de la Universidad de los Andes y un día me acerqué a la oficina de ella a preguntarle alguna cosa, porque yo tenía que ver si seguía en derecho o me pasaba a música, y le dije: “María Cristina, si antes de los 25 años a mí no me nominan a un Grammy, yo me retiro de la música.” Hoy en día digo: “Qué bestia. Por Dios. Cómo hace uno eso.” Pero mira cómo fue la vida de bacana conmigo y en el 2009 estuve nominado a un Grammy, entonces fue muy lindo, fue muy chévere, y fue como ir consiguiendo esos objetivos que te planteas, lo que te digo, para demostrarle a los demás, para demostrarte a ti, para estar feliz con lo que estás haciendo, fue muy importante ir cumpliendo cada una de esas metas que me puse: obviamente una era grabar un disco, después tocar en no-sé-dónde y lo conseguíamos, lo que te digo del Grammy, tuvimos mucha fortuna con Sin Ánimo de Lucro, muchísima fortuna en su momento. Entonces todo eso, más que la alegría y el reconocimiento, digamos la parte del ego de decir: “qué nota que pasó esto”, es más la reafirmación de que vas por el camino correcto. Y yo creo que seguir los sueños, con todo y lo romanticón que suena, siempre va a ser válido y siempre va a ser lo más chévere. Yo creo que los papás, ahorita que hablábamos de eso, cuando les decían: “usted tiene que estudiar esto y es esto”, tenían la posibilidad de justificarse después en la vida: “Es que a mí me tocó. Es que a mí me tocó esto, es que a mí me tocó lo otro.” Y lo mismo pasa hoy en día, y con cualquier decisión que tomes ¿no? La gente, y en general todos, buscamos mucho la justificación en algo. “No, es que estoy en un trabajo que no me gusta.” Pero el reto que tiene la música es que te dedicas a lo que realmente quieres. O sea, si estás ahí es porque realmente lo quieres, y yo creo que eso es lo lindo y lo difícil a la vez.

LL: Cuando tú ya decides tomar este camino, ¿Qué era eso que tú te soñabas con llegar a hacer? ¿Cuál era ese objetivo allá lejos que uno siempre tiene cuando empieza?

JS: Mira, mi gran objetivo era poder tocar mis canciones y que la gente coreara esas canciones, yo creo que ese era el fondo total como de uno decir: “Uy qué nota, ¿cómo se sentirá eso?” Había muchos más, conocer ídolos musicales, tocar en ciertos sitios, ganarse ciertas cosas, pero sobretodo, te tengo que confesar, que el gran sueño – y ese no se ha terminado – es pasar a la historia de la música de nuestro país, y de la música en general. Como que la gente se voltee en unos años, mis nietos, qué se yo, y que puedan decir: “Uy qué nota el legado que dejó este man en la parte musical.” Ese siempre ha sido mi sueño y yo trabajo sobre todo pensando en eso.

LL: ¿Cómo definirías el concepto de éxito? ¿Cuándo decir “esta persona realmente lo logró”?

JS: Esta carrera me ha enseñado a diferenciar qué es el éxito y qué no lo es. Entonces yo creo que todos como sociedad hemos crecido pensando que el éxito es la plata, y lo material que puedas reunir con base en algo que estés haciendo y creo que ese no es el éxito. El éxito es cuando puedes estar satisfecho con lo que te propusiste, cuando puedes estar absolutamente positivo y definido en el sentido de: “yo me propuse esto, lo logré y lo logré como lo quería lograr.” Muchas veces uno no está detrás de plata, muchas veces uno está es detrás de hacer una canción impresionante. Y hay canciones impresionantes que has hecho, entonces yo creo que el éxito es casi un estado mental, es casi un estado interno, propio de cada uno y es muy personal.

LL: Hubo algún momento en el que tu dijeras: “No, realmente yo no voy a seguir, quiero tirar la toalla, esto me quedó grande, no puedo más.” ¿Cuáles, así puntuales, recuerdas?

JS: ¡Hubo muchísimos! Mira, hubo un concierto que hicimos en Villavicencio con Sin Ánimo de Lucro, no me acuerdo en qué año fue, debió haber sido por ahí en el 2010, en donde todo salió mal en el escenario. Todo. Y es muy fácil que las cosas salgan mal en el escenario. Uno como audiencia no se da cuenta de todo el proceso que hay detrás, pero ese día en particular tuve un problema con los in-ears, que son esos audífonos que se pone uno acá (señala oreja) pa oírse. Paré el concierto, literal. O sea, dije: “por favor necesitamos cinco minutos más.” Bajé al camerino, y los del grupo me decían: “hermano ¿qué le pasa?” Y yo: “qué pena con ustedes, pero es que no puedo, no puedo. No sé dónde estamos, no sé dónde va la canción, y la situación me está ganando.” Entonces nos tomamos cinco minutos, volvimos a la tarima, y re-abrimos con una versión de Sólo por tenerte, yo sólo en guitarra como para re-afianzarme otra vez con lo que estaba pasando… No pude. No pude. Como que la situación te sobrecoge. Y entonces cuando me bajé de la tarima, fue horrible, llamé a amigos, a familia, a decirles: “yo definitivamente no sirvo para esto, esto a mí me puede, yo soy muy nervioso, yo soy muy ansioso, no voy a seguir en esto”. Ese es solamente uno de los momentos. Hay momentos en los que salen canciones, y digamos que la respuesta del público no es la que tú te esperabas y te dices: “¿Para qué? ¿Para qué hago esto?”. Cuando te comparas con amigos de tu generación o algo así tú ves que muchos de mis amigos son hoy en día vicepresidentes, gerentes, no sé qué, y todos me dicen a mí: “¿Usted por qué hace lo que hace?” A mí me encanta hacer lo que yo hago, es decir, mi motivación no es ser vicepresidente de nada, no me interesa, no lo envidio nada, absolutamente nada. Pero cuando te comparas con ellos, a veces dices, pucha, sería más fácil uno en vez de estar en estas, poder estar acá, o si yo hubiera hecho esto, hubiera hecho lo otro… Esta es una carrera de muchísimos altibajos y te va como fortaleciendo en lo personal mucho, mucho, mucho. Te va moldeando. Todas, al final del día, son carreras para la vida, pero esta te enfrenta mucho con tus convicciones, con tus creencias, con tu capacidad de aguantar. Todo el tiempo te está retando en ese sentido, entonces eso es lo que yo le veo de chévere a la música.

LL: ¿Qué es lo que tú has descubierto de ti mismo en esta carrera?

JS: Que soy más terco de lo que creía. Considerándome súper terco, soy re contra terco ahora. Me he dado cuenta de que soy súper pasional. Si no me apasiona, no muevo un dedo por eso. Sea lo que sea, ni obligado. Desde chiquito era así, pero la música me ha demostrado aún más eso. Y que no hay límites en verdad para uno. Que tú puedes soñar: “Dios, quiero conocer a Juanes”. Que en su momento, cuando yo era chiquito lo veía inalcanzable, y pues, terminé conociéndolo como: “Quiubo, qué más mucho gusto. -Ey, qué más parcero.” O hacer cosas con productores que te soñabas, o hacer tú mismo música que no pensabas que eras capaz de hacer. Entonces pues ha sido muy chévere, el reto es muy chévere, es como estar subiendo todo el tiempo la balanza, y es como: ¿A dónde quieres llegar?

LL: ¿Tú crees que los sueños, o las metas que uno tiene van evolucionando también? Es decir, no es que uno tenga un punto al que quiere llegar, sino que tal vez cuando llegas a ese punto ya tienes otra meta. Y miras, no, esa que tenía atrás pues no era realmente…


JS:
Estoy convencido de eso. No sé si tú has visto la ponencia o el discurso que dio Jim Carrey en una universidad que ahorita se me olvida, donde entre otras cosas dice: “espero que todo el mundo pueda conseguir lo que siempre soñó, para que se den cuenta de que esa no es la respuesta.” Y dice, “yo soy un ejemplo de eso.” Yo creo que las metas siempre son variables, y siempre van cambiando porque uno siempre quiere más. Yo creo que ese es exactamente el motor de la vida y lo que te lleva a evolucionar. En todos los sentidos. Eso no quiere decir que no te fijes metas, simplemente van cambiando, y cuando llegas, no es que no fue lo suficiente, sino que dices: “juepucha, ahora lo que viene es esto.” Cuando nos nominaron al Grammy, yo nunca había tenido tanto dolor de espalda en mi vida sentado ahí esperando a que saliera esta vieja diciendo quiénes eran los ganadores de cada premio, y recién pasó eso… el premio anterior, para contextualizar toda la idea, se lo ganó Luis Enrique por Yo no sé Mañana, y Luis Enrique pasó y dijo: “llevo 22 años esperando este momento.” Y yo en ese momento tenía 23, 24 años. Y yo decía: “Juepucha, o sea…”, no es un tema de que haya como una línea del tiempo en donde a tal año te ganas eso, sino que dije: “Pucha, es muy difícil esto, hay que trabajar, hay que trabajar, hay que trabajar”. Ya estaba cumpliendo un sueño con estar nominado, ya era increíble estar nominados a mejor disco del año en esa categoría, entonces la siguiente meta fue: “listo, nos vamos a ganar uno.” Y ahí estoy, eso es parte de las motivaciones.

LL: Cuando eras parte de Sin Ánimo de Lucro, ¿tú sí te proyectaste mucho tiempo más ahí? O pensabas que de pronto era algo de paso. Es decir, ¿te imaginaste que lo que está pasando ahorita contigo, que vas a lanzar tu próximo sencillo, era lo que realmente querías? O la vida nuevamente te dijo: “No, no era por ahí.”

JS: Mira, yo creo que cuando empecé con Sin Ánimo de Lucro, empecé como tanteando el terreno. Porque no era una banda que hubiera creado yo, no era necesariamente una música que me apasionara del todo, que yo dijera: “Wow, qué rico. Empezar a hacer tropipop.” Y en la mitad del camino dije: “esto es mi vida entera”, por la familia que encontré ahí, porque éramos unos partners todos, absolutos, hermanos. Cuando tú tienes una banda, compartes todo el día. Toda la vida, absolutamente toda la vida. Más que la familia, es impresionante, porque terminas haciendo locuras y las haces con ellos. Es decir, con la familia, con los papás, hay ciertas cosas que escondes. Con estos NADA. Esto era una hermandad absoluta. Y vivimos cosas muy buenas. Cuando empezaron a suceder tantas cosas buenas, y cosas positivas, discos de oro, giras, y de alguna manera todo lo que te soñaste en principio y todos esos objetivos que cuando empecé decía: “yo quiero esto, yo quiero esto” y se empezó a cumplir, de esto se va a tratar mi vida. Y yo creo que por ahí en el 2010, incluso lo hablábamos nosotros unos con otros, decíamos: “Esto es. ¿Cómo se va a acabar Sin Ánimo de Lucro?” Y se acabó.

LL: Y ¿qué fue lo que pasó exactamente? ¿Por qué se acabó?

JS: No tengo ni idea ¿sabes? No tengo ni idea. Yo creo que… lo que tú decías: la vida está en constante cambio, las personas están en constante cambio, y cambian los objetivos y cambian las metas. No todos queríamos seguir haciendo el mismo tipo de música. Se juntaron muchísimos factores: la diatriba contra el tropipop. De un momento a otro era cool no oír tropipop. Era cool decir que odiabas el tropipop. Sin Ánimo de Lucro era una banda súper representativa del género. Creo que éramos muy chiquitos y muy inmaduros en ese sentido para decir: “pues acá estamos y acá nos quedamos haciendo esto.” Algunos querían seguir haciendo rock, otros querían hacer pop, otros querían que las canciones de ellos tuvieran más acordeón. Y fue como un coctel que simplemente hizo que cada uno dijera, ya.

LL: ¿Y hoy en día con ellos cómo es la relación?

JS: Pues bien, hay una distancia obviamente que se ha ido acrecentando con los años. Al principio seguimos siendo muy unidos y nos llamábamos: “¿Cómo va? ¿Qué canción va a sacar? ¿Qué necesita de mí? ¿Cómo le puedo ayudar?”. Hoy en día sigue esa actitud, pero ya no nos hablamos. Mira cómo es la vida de chistosa. Pues ya no es… ya no hay esa hermandad. Esto era salir los viernes, íbamos todos, las novias eran amigas de todos con todos, esto era una familia literalmente. Y ahora es muy poco lo que hablamos. Muy poco.

LL: ¿Y te da nostalgia eso?


JS:
Sí, obvio, me da muchísima nostalgia. Hay cosas que me… (Suspira). Yo soy súper sensible, y súper sentimental y, por ejemplo, la primera vez que fui a Estados Unidos a trabajar, o sea, a tocar… como una película que repites cada vez: “con ellos vinimos acá, y comimos acá, y esa tarde que firmamos el contrato en este Delys, y me senté ahí…” Y eso sigue pasando. Entonces cuando vas a otro país, o a otra ciudad, o a otras cosas, sigue pasando eso, sigue pasando que te acuerdas de esos momentos y da mucha tristeza que ya no estén pasando más.

LL: ¿Qué tanto miedo te ha dado asumir esta nueva etapa en tu carrera?

JS: Yo creo que muy poco. Yo creo que muy poco miedo, como todos: preocupaciones, pero no miedo. Yo siento que el miedo lo vuelve estático a uno y ese no ha sido mi caso. Yo no veo hacia adelante y digo: “Juepucha ¿qué voy a hacer? ¿Cómo voy a hacer?” No. Para nada. Al revés, he tratado como de gozármelo y decir: “bueno, ¿con qué voy a salir?” Hay momentos de preocupación, todos los que quieras. De muchísima ansiedad, antes de salir uno con una canción se hace muchas expectativas, muchas ilusiones, trabajas durante mucho tiempo, le inviertes mucha energía, es como tener un bebé literalmente y esperas que las cosas salgan bien, pero no es miedo, es solamente mucha ilusión.

LL: Después de esto, si tú no cumples tus expectativas, ¿Qué piensas que puedes hacer?

JS: Dedicarme al trago (risas). No, yo creo que viene un momento muy duro, de pensar qué hiciste mal, de cambiar un poquito el producto, eventualmente tiene que salir bien. Pero como todo, es susceptible de que salga mal. Y ya de hecho me ha pasado con un par de canciones que no se han cumplido las expectativas de venta o de audiencia y es difícil. Es muy difícil por lo que te digo, te sientas y dices: “bueno, ¿ahora qué?” ¿Ahora qué? Porque es que no es solamente darte el gusto de darte una canción. La canción es un producto y tú eres una marca. Es difícil eso también, que no te había hablado de eso: Samper es mí marca. Cuando tú eres presidente de Sprite, o lo que sea, pues es un producto el que estás ofreciendo y le quitas más gas, le subes más gas, le pones un poquito más de color, pero acá es: “Uy, se dejó el bigote”. No, entonces me dejé el bigote y empieza a llover en Twitter: “Ey, hermano, ¿qué hace?” Estaba en una entrevista, te cuento ahí de pura anécdota el viernes pasado en una emisora. Y entonces ponen en Twitter: “Nos está acompañando Samper, ¿qué canción quieren que toque?” Y obviamente pues salía el tag de la emisora, y el tag mío, o sea, llegaban a las dos partes. La primera canción que me pedían que tocara era: “Córtese ese bigote tan inmundo” (risas), entonces, es muy chistoso, y lo que te digo que tienes que aprender a manejar es que la marca eres tú y hay que asumirlo. Mi Instagram es el de una marca. Es personal, pero es una marca. Cuando sacas una canción, te duele mucho porque tú eres esa canción. No es una canción que escribieron para ti, es tuya. Y tú nunca vas a querer sacar una canción que sea: “hice la canción más mala del mundo, espero que les guste”. Tú nunca vas a sacar una canción diciendo: “hice lo peor posible”. Eso no pasa.

LL: ¿Cómo describirías tú en este momento tu sello? ¿Qué es lo que estás haciendo, cuál es tu estilo?

JS: Qué pregunta más difícil. Mira, yo siento que yo he sido muy auténtico, tanto en la temática de mis canciones, soy súper romántico, pero tengo contenido social en lo que hablo. Por ejemplo, la primera canción que saqué en mi proyecto de solista se llama Volver a empezar. Y reunía todo. O sea, volver a empezar con mi carrera, volver a empezar yo en mi vida, reinventarme, pero la canción en sí fue escrita para los desmovilizados y para la integración entonces se llama volver a empezar por eso. Yo siento que esa es mi gran identidad. Yo me dedico a esconder mensajes dentro de mis canciones, creo que mi voz es diferente, creo que es particular, y mis influencias, yo soy un tipo que se considera un poquito degenerado, en el sentido de que no tengo un género. No me gusta que me encasillen. Peleo… no te imaginas las peleas que tengo con managers porque me dicen: “pero ¿cuál es su sonido?” Y yo les digo: qué importa. Qué importa. O sea, por qué tenemos que estar todo el tiempo detrás de decir: “es que Samper es el representante del vallenato.” No, o sea, no es ni el del vallenato, ni el del tropipop, ni el del rock. No. Yo quiero hacer música que me guste y con la que me sienta bien. Y creo que esa es mi identidad. Yo creo que todos sufrimos un poquito de eso, nos gusta tener la comodidad de saber exactamente… cómo encajonar cada cosa y organizarla. Creo que se nos ha enseñado eso desde chiquitos: Esto es esto, esto es esto, etc. Y por eso buscamos que la gente sea así: “Ah, no, la politóloga que hace esto, y esto” pero podrías hacer muchísimas más cosas.

LL: Aparte de hacer música, ¿qué es lo que más te gusta en la vida?

JS: Mira, jugar fútbol… soy hincha de Santafé a muerte y todavía juego fútbol todos los fines de semana. Ya me rompí el ligamento cruzado, ya tuve reconstrucción de rodilla y sigo ahí. Hasta que me dé el cuerpo voy a seguir jugando fútbol. FIFA. Juego Play Station todo el día.

LL: Es el símbolo hombre absoluto ¿no? Fútbol, música, nintendo, o sea…

JS: Tal cual, me dedico a eso. Y obvio, oír música… ir a cine. Me encantan las películas. Soy súper cinéfilo. No soy tan buen lector, pero disfruto mucho los libros que leo. Soy súper familiar, me gusta y realmente me siento bien cuando estoy con mi familia.

LL: Eso te iba a preguntar. ¿Qué papel ha jugado tu familia, más allá de que tu papá siempre te apoyó?

JS: Han sido absolutamente claves todos. No sólo mi núcleo familiar más íntimo mi mamá, mi papá y mi hermana, sino la familia en general. Todo el mundo ha sido muy especial conmigo. Y como te digo, soy súper familiar entonces yo les consulto todo. Absolutamente todo pasa por siete filtros familiares antes de que pase algo. Me gusta oír el feedback de ellos, me gusta que sepan en qué estoy, y me gusta compartir con ellos también su vida, estar muy al tanto de qué es lo que pasa con ellos.

LL: ¿Te proyectas más adelante casado?

JS: Mucho más adelante. Mucho más adelante (risas), no pero claro, quiero tener una familia, quiero tener hijos, pero no es el sueño principal. No es que yo diga: “uy, me está cogiendo la noche, me voy a casar”. No.

LL: ¿De qué te arrepientes?


JS:
Me arrepiento de muchas cosas. Siempre pensé que era un tipo… chiquito en el colegio yo decía: “no, yo no me arrepiento de nada, yo me voy a morir y…” porque hay una cosa, y es que le tengo mucho miedo a la muerte. Es mi mayor miedo. Entonces yo decía: “El día que me muera, si existe la reencarnación y llega este man a preguntarme bueno, qué, ¿lo mando otra vez? No. No tengo nada más que vivir, fresco. No me arrepiento de nada, déjeme acá.” Eso era como lo que yo pensaba bien chiquito. Y hoy en día creo que sí me arrepiento de muchas cosas. Me arrepiento de haber sido muy vago en el colegio. No fui problema, pero fui muy vago. Me dedicaba mucho a estudiar música. A tocar guitarra, capaba clase todo el día, llegaba tardísimo al colegio, era una bestia, llegaba 9:00 o 9:30 de la mañana. Mal. Horrible. Me quedaba dormido en clase… Era bien vago, era bien, bien vago. Me arrepiento de eso porque era una gran oportunidad la que tenía ahí. Como de parar más bolas, como de disfrutármelo más. No sé por qué lo veo en retrospectiva y me arrepiento. Me arrepiento de algunos errores con mujeres, porque creo que las cosas se pudieron haber hecho diferente. Yo creo que uno… uno está en constante cambio y está sobretodo mejorando cada vez más. Me arrepiento de relaciones que tuve. Me arrepiento de peleas que tuve. No de peleas de puños y eso, sino de enfrentamientos que hoy en día digo “eso no tenía ningún sentido de nada.” Tal vez me arrepiento de que se haya acabado Sin ánimo como se acabó. Y tal vez me arrepiento de haber lanzado una canción en una época cuando lo debí haber hecho en otra. Pero no lo veo como: “Dios, ¿por qué?” No. Creo que es un aprendizaje. Simplemente un aprendizaje y ya.

LL: ¿Lloras mucho?

JS: Soy súper fácil para llorar. Pero lloro por bobadas. Como que me queda muy difícil llorar por cosas importantes. Con eso no lloro tanto, pero lloro con Toy Story 3. No puedo cuando le regalan los muñequitos a la niña al final, no puedo, no puedo con eso (risas). Lloro solo y no mucho. Es más como lagrimita como de que me duele, pero no de llorar berreando.

LL: Si yo le pregunto a un muy buen amigo tuyo qué tiene para decir de ti, ¿qué crees que diría?

JS: Yo creo que diría que soy súper apasionado, súper desaparecido, o sea, súper… no sé si sea tanto ingrato, porque no es ingratitud, sino que como tengo una vida tan diferente a la de mis amigos más cercanos, ellos tienen un horario y unas cosas… te dirían que soy bastante desordenado. Sin ser cierto, pero te dirían eso. Te dirían que soy bastante incumplido, lo cual tampoco es cierto. Dirían todo lo que no soy. (Risas). No, me la montan mucho porque alguna vez les quedé mal, pero no soy eso. Y yo creo que te dirían que soy un tipo súper leal, súper entregado a la amistad. Estoy siempre para ellos y yo siento que ellos también están para mí. Te dirían exactamente eso.

LL: ¿Tienes un carácter fuerte? ¿Podrían decir que eres un tipo bravo?

JS: No, no. Para nada. Yo creo que dirían que soy un tipo súper tranquilo. Yo no peleo casi nunca. Casi nunca me altero. Yo soy muy de debatir, pero no es de pelea y creo que eso te dirían ellos.

LL: ¿Quiénes han sido tus referentes en la vida, en la música, pero sobretodo en la vida en general?

JS: Mira, yo creo que mi abuela materna, que se murió cuando yo tenía 13 años, fue muy especial. Durante esos 13 años y en adelante, idealicé un poco a esa persona y es como un referente bien claro de quién quisiera ser por el recuerdo, por la memoria que se genera en los demás, una persona muy linda con todos, súper cariñosa y yo trato de ser así con la gente que está conmigo. A nivel musical… me encanta, admiro, ayer lloré (ahorita que me preguntabas si lloro mucho), viendo una película que se llama el Reporte de John Lennon, que es el reporte sobre su muerte. John Lennon para mí es un dios absoluto por todo lo que logró: por su activismo político, por la manera en la que componía, por la música que hizo, por el referente indudable musical que es junto a The Beatles, y de ahí se desprenden varios por ciertas cosas: por ejemplo, Queen siempre va a ser uno de mis más grandes ídolos; a nivel Colombia, Carlos Vives por una gran parte de lo que hace, me parece. No necesariamente por su música, sino por una cantidad de cosas alrededor de él, me parece que es un maestro y una persona a la que uno tiene que apuntarle. Juanes también me parece que hizo cosas impresionantes, y de muchos colegas acá, a nivel musical, sí hay cositas que yo les admiro mucho a todos y que quisiera repetir.

LL: ¿Qué tan difícil es hacer música en Colombia realmente?

JS: Yo creo que hacer música donde sea es muy difícil. Que lo pongas en Colombia sí tiene un valor adicional, y es que Colombia carece de cultura en el sentido de que no estamos acostumbrados a admirar el arte. Así mismo, como no estamos acostumbrados a eso, nosotros no tenemos acá palacios, o centros de oír música. Sólo en México tienen el Auditorio Nacional, el Lunario, aquí no tienes espacios para ir a conciertos. Muy pocos. No tienes canales de distribución. Tienes una única emisora de rock, que es Radioactiva. El gobierno ha tratado de poner Radiónica, pero sigue sin posicionarse tan duro. Pero igual, son solo dos canales, imagínate sólo tener dos canales. En comparación con Estados Unidos, si tú haces blue grass, si haces pop, si haces baladas, tienes todo lo que quieras y tienes una audiencia ahí esperando por eso, porque se han enfocado en eso. Entonces hacer música en Colombia es muy difícil porque primero, no tenemos la cultura, segundo, no tenemos los canales, y tercero, nos encanta la rumba. Si no nos hace rumbear casi que no funciona. Si no nos hace sacar una botella de aguardiente y perder la cabeza, es muy difícil que eso trascienda. Y te lo digo con conocimiento de causa porque tuve una banda que se dedicaba a eso, y después tuve un proyecto que no se dedica a eso, entonces he vivido los dos lados. El Parrandero donde tú fueras pegaba y después haces una canción que sea un poquito más elaborada, que tenga tal o tal o tal, y la gente ya ahí como que no le cuadra tanto la vaina.

LL: ¿Crees en el destino?

JS: Sí. Creo en dos cosas que no sé si se pueden llevar una y otra. Creo en el destino y creo que puedes cambiar el destino. Es decir, creo que estás destinado a ciertas cosas, pero creo que la manera en la que llegas allá tú la vas determinando. Yo creo que depende mucho del camino, y eso va a determinar sobre todo los tiempos, más que el hecho de que va a pasar.

LL: Bueno, y ya para terminar, ¿a qué le pones La Lupa en tu vida?

JS: Le pongo La Lupa en mi vida a mí (risas). Yo creo que soy un tipo re contra introspectivo. Me doy mucho palo y estoy en constante ejercicio de revisarme en mis actitudes, mi trabajo, mis cosas, a eso le pongo La Lupa todo el tiempo. A mi trabajo, a cómo me estoy comportando conmigo, con los demás. Soy una cuchilla absoluta conmigo mismo.

La Lupa en frases

Directorio de entrevistas A – Z

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Clemencia Vargas

¨Creo en el baile y en el movimiento como una herramienta potente y única para generar transformaciones.¨

Antonio Sanint

Antonio Sanint nos dio a conocer una faceta muy personal que no muchos conocíamos, en la cual nos cuenta cuales son sus inspiraciones, quienes lo apoyaron desde un principio, como se ha mantenido en el medio, como supera sus miedos día a día y como hace reír a cientos...

Antonina Canal

#LaLupa, con Laura Anzola y Canal Capital: Bombardeamos a Antonina Canal Davila directora de la academia Prem Shakti con 32 preguntas que contestó sin dudar. LL: Anto ¿A que hora te levantas? AC: A las seis.   LL: La primera actividad de tu día. AC: Darle un beso...

Daniel Samper

Apenas Daniel Samper Ospina abre la puerta de su casa, preguntamos…

Christian Byfield

“Me dijo: Christian, usted se está vendiendo por plata y eso es todo…

Mercedes Salazar

Mercedes Salazar una exitosa joyera colombiana que ha desarrollado…

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“Entendí que tenía que aprender a soltar para dejarme sorprender un poco más por la vida.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Juan Felipe Samper | La Lupa Revista Digital
Juan Felipe Samper | La Lupa Revista Digital
Juan Felipe Samper | La Lupa Revista Digital

Ana Wills

Ana Wills

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida”
Ana Wills | La Lupa Revista Digital

Desde niña Ana fue amante de la música, del arte, de todo lo que perteneciera al mundo de la expresión, de lo artístico. Estudió publicidad, pero sus raíces, la influencia de su familia y el amor por el arte la encaminaron a la actuación, una vía que le ha permitido adentrarse en ella misma, explorarse, entender mejor la vida. Es mamá, amante de la música y de los viajes. Conocimos a Ana más allá de su carácter templado y su indiscutible talento para actuar.


LL: Te quiero regresar un poquito a tus años de juventud, ¿Cómo eras tú de niña?


A:
Bueno, gracias por la invitación, me encanta estar aquí con ustedes. Y cómo era yo de niña, pues era una niña muy extrovertida la verdad, muy alegre, soy parte de una familia grande, somos cuatro hijos, siempre hubo mucho alboroto en mi casa mucho movimiento, mucho ruido y yo, digamos, siempre me diferencié o me destaqué porque a mí me encantaba llamar la atención (risas), por eso creo que terminé trabajando en televisión, porque era la que cantaba, la que bailaba, la que hacía toda clase de espectáculos, muy artística. Mi mamá es pedagoga musical ella toca la guitarra, es cantante y se dedicó a enseñar música para niños de colegios y escuelas, entonces también crecimos rodeados de mucha música y arte, digamos que por ese lado yo creo que tuve una infancia muy bonita, muy alegre.

LL: Entonces, ¿tú crees que esas raíces artísticas que tú tienes vienen de tu mamá?

A: Sí, yo creo que parte de mi mamá, claro que sí. Tiene la raíz musical y artística de la familia.

LL: Estudiaste publicidad, ¿qué tal fue esa experiencia para ti?

A: Sí, estudié publicidad. Una experiencia, aunque no me dediqué a eso duré dos años trabajando como publicista. Yo creo que todo lo que uno puede aprender en esta vida es bienvenido, o sea, me ayudó a formarme en otros rangos, y es otro tipo de experiencia que valoro muchísimo y me ha servido para hacer otro tipo de cosas, no solamente la actuación.  La actuación fue algo que surgió sin esperarse, yo creo que le pasa a la mayoría de la gente a la hora de decidir qué estudiar, es muy complicado ¿no? Uno está muy inmaduro y digamos que en el colegio tienes un poco de presión en cuanto a bueno, ¿y qué va a estudiar? Yo siempre quería optar por el lado artístico, también quise estudiar artes visuales, algo que tuviera que ver con creatividad, arte, fotografía, cine, entonces traté de reunir todo lo que me gustaba en una carrera en donde yo pudiera ejercer las artes visuales, la creatividad y que fuera bien remunerada; porque si uno dice me voy por la pintura, sabes, muy chévere, pero yo también quería un trabajo que me diera la posibilidad de explorar muchas otras cosas. Entonces me dediqué a estudiar publicidad, empecé en la Tadeo Lozano, gran experiencia, y terminé en Argentina en la Universidad de Palermo y luego terminé especializándome en redacción publicitaria en una escuela que se llama Escuela Creativos, y ahí ya empecé a trabajar en una productora de cine como asistente de dirección. Luego trabajé en agencia, y ya cuando me devolví después de un tiempo de haber trabajado en publicidad, surgió lo de la televisión. Como que todo dio muchas vueltas.

LL: Este mundo de la televisión, que te jaló por sorpresa porque tú no te lo esperabas y creo que tampoco lo buscaste, debe estar lleno de momentos difíciles. ¿Qué resaltas tú de la vida en televisión?

A: No es como la pintan empezando por ahí, yo creo que la gente desde otro punto de vista, como el televidente o el que admira a un actor por ser simplemente una figura pública muchas veces no entiende que es una carrera difícil. Admiro mucho a la gente que se dedica de lleno al teatro, a las tablas al arte escénico, es por amor al arte realmente, ¿no? Digamos que la televisión te abre otras oportunidades, no solamente que emocionalmente te llenen como actor, sino que te da más oportunidades de trabajo, que es un tema complicado. No siempre hay trabajo para todos los actores, no siempre todos los actores están; es cuestión de modas, de momentos, de todo, entonces uno tiene que estar consciente de que es un trabajo muy difícil también, es un estilo de vida complicado y he aprendido muchas cosas. Lo que más me gusta es que tienes contacto con gente muy diferente todo el tiempo, estás conociendo personas todo el tiempo que además te ayudan a formarte como actor. El hecho de interpretar a un personaje pues es una experiencia genial, ¿sabes? Como si te metes de lleno en el papel de un personaje, es una experiencia.

LL: Los diferentes personajes que tú has venido interpretando a través de los años ¿te han hecho cambiar o madurar como persona?

A: Sí, total. He tenido unos cuantos, también hay otros que no me han aportado nada, así como hay unos que te aportan hay otros que simplemente tienden a veces a encasillarlo a uno en personajes, y más allá de que estás haciendo una labor no te aportan, hay otros que sí, realmente te llegan a cambiar la vida y le cambias la vida a mucha gente también. Depende del personaje, pero claro, si uno se mete de lleno muchas veces te afecta para bien o para mal, pero pues te afecta.

LL: ¿Cuál ha sido al personaje al que le has aprendido más? ¿Cuál ha sido el reto más grande para ti?


A:
Yo creo que fue el primer personaje que hice hace ya seis años, mi incursión en la televisión fue con un personaje de una niña
enferma, era anoréxica, le tocó mucho a la gente. Me tocó, digamos, coger al personaje, darle otra vuelta y tomar responsabilidades en el asunto y mostrarle a la gente que esto es una enfermedad que de verdad hay que tomarse en serio, un rol con un papel social. Entonces eso me marcó en cuanto a esa parte emocional fuerte y que pude aportar también cosas positivas, el tener que cargar con un mensaje tan fuerte como es la anorexia y los problemas emocionales que trae todo esto. De ahí en adelante siempre he hecho personajes antagónicos realmente. Entones eso también me ha hecho, pues una cosa es actuar como villana y otra es la vida real y tener que explicarle a la gente que uno no es la villana de la vida (risas), entonces salir de ese encasille es difícil. Siempre lo ponen a uno de villana de estrato alto, sabes, entonces sí es un reto para mí poder representar o encarnizar a otro personaje que no sea siempre la mala del paseo porque de verdad eso es un karma.

LL: Ahora que lo mencionas, ¿cómo haces tú, por ejemplo, para separar tu vida privada, tu familia y tus cosas del mundo de la televisión, no mezclar el uno con el otro?

A: No lo pienso tanto, como te contaba ahorita, yo trato de mantener un perfil bajo y tener una vida normal. Yo no estoy todo el tiempo pensando en exponerme ni a mí, ni a mi hijo, ni a mi familia, llevo una vida totalmente normal. Hoy en día con todo este boom mediático que todo el mundo quiere estar en primera plana con más seguidores, con más no sé qué, a mí realmente no me trasnocha, creo que se puede volver una obsesión, la gente ya no está pensando más en que seas un actor talentoso o no, ya es a cuánta gente arrastras contigo.

LL: Es un cambio que has venido sintiendo, hace seis años esto no era así.

A: Sí, es otra cosa, no existía ni Instagram ni nada de esto, tu tenías tu vida como actor y tu vida como familia, ahora todo digamos que se maneja mucho en redes sociales toda tu vida, si tú no estás constantemente publicando lo que haces y lo que eres tomándote 600 selfies entonces no eres nadie, ¿si me entiendes? Entonces sí me aburre un poco, de hecho, me angustia (risas), no quisiera tener que hacer eso para poder trabajar porque últimamente funciona mucho así, uno es un producto, digamos.

LL: Afecta a los actores por supuesto, lo que tú dices “no me quiero quedar sin trabajo y  no quiero someterme a eso,” ¿a dónde crees que va a llegar esta situación?

A: Pues yo creo que lo grave ahí es que realmente gente con talento, o gente que se ha dedicado a estudiar, gente que de verdad se esfuerza por ganarse un casting, digamos tiende a estar en desventaja si no estás a nivel de estos actores que puedan arrastrar una cantidad de público, que para un canal o para una producción significan rating, ¿entiendes? Entonces estamos a este nivel que ya nosotros mismos competimos por “uy no, entonces si yo no tengo esto…” es estar todo el tiempo compitiendo por quién da más, entonces productoras que ya no contratan esos actores con casting esto ya es directamente queremos a fulana porque fulana tiene un arrastre de no sé cuántos millones de personas. Entonces yo sí creo que se ha perdido un poco el respeto y el esfuerzo que uno como actor hace para merecerse un papel, más allá de que seas modelo o reina de belleza o que seas youtuber, instagramer y todas estas cosas, sí creo que se ha perdido un poco el esfuerzo y la profesión se ha desmeritado mucho.

LL: Bueno pero no solamente eres actriz, sé que eres amante de la música y algún día nos vas a mostrar algo de lo que haces.

A: No pues yo amo cantar y amo la música, desafortunadamente ahorita no he tenido mucho tiempo para hacer algo serio a nivel musical, sí me gustaría enfocarme un tiempo en eso, tengo varias cositas que he escrito, tengo varios amigos productores de música muy buenos con los cuales me gustaría trabajar más adelante, les iré contando, pero eso está en stand by, pero sí, como te contaba crecí en una casa muy musical y me encanta cantar y tocar la guitarra pero no me estoy dedicando de lleno a eso en este momento.

LL: Estás concentrada en la actuación…


A:
Sí, acabo de terminar un proyecto ahorita y tengo otras cosas en mente que no tienen que ver con la música, pero pueden también fusionarse con la música. Es un proyecto que por ahora es solo un proyecto, entonces no quiero hablar mucho del tema. Para que te des una idea es un trabajo social con familiares de reinsertados de la guerrilla, entonces es un proyecto que lleva toda clase de artes, música, teatro, entonces lo vamos a llevar es por ese lado.

LL: ¿Qué tipo de música te gusta escribir? ¿Qué género prefieres?

A: A mí me encanta desde lo electrónico hasta el vallenato viejo, cuando tocaban con guitarra, me gusta la música clásica, el funk, es muy diverso no tengo solo un género musical. Tengo un gusto un poco más… no sé cómo decirlo… exigente, me parece que la música hoy en día es horrible, o sea, no hay derecho, las letras son inmundas, todo es barato, no sé, si tu oyes música de los años 40 o 50, hay unos reggaes impresionantes, letras, soul, todos esos músicos de antes que sí se dedicaban, hasta boleros, me encanta un buen bolero, la salsa, todo esto de músicos de antes, me da mucho pesar que mi hijo se pierda de esos músicos viejos, pero sí quiero dejarle un legado musical a mi hijo importante de lo que era la buena música de verdad. Soy old style, me gusta lo viejo.

LL: Bueno, eres mamá, ese es otro rol. Cuéntame cómo ha sido para ti ser mamá tan joven.

A: Últimamente me ha pasado algo con Salvador y es que yo lo tuve tan joven, lo tuve a los 24 años y tengo pocos recuerdos de cuando era tan bebé, porque en esa edad también estaban pasando por muchas otras cosas de mi vida, y es ahorita que lo veo de 8 años y digo esto es demasiado increíble, este ser con el cual puedo establecer una conversación, me lo llevo de viaje, está en una edad en la me lo estoy gozando en pleno. A diferencia de cuando era tan bebé y yo tan chiquita ¿qué sabes? Al mismo tiempo trabajando y haciendo de todo y pues teniendo una vida de una persona de 24 años siendo mamá a ahora que soy una mujer de 32 años con mucha cosa hecha y deshecha y con mucha más tranquilidad digamos, me estoy tomando la maternidad, creo que es el mejor momento de mi vida con Salvador. Porque ya como te digo es un niño que conversa, ya es mi partner, entonces es deli, ya pasé de la parte de criar a un bebé a disfrutar a un niño. Ninguna de mis amigas tiene un niño de esa edad, yo fui de las primeras en ser mamá.

LL: ¿Qué lección te ha dado él?

A: Uy, ¡muchas! Pues aparte de que me tocó madurar, sí o sí, como coger un poco las riendas de mi vida y decir bueno, ya tengo otra responsabilidad en mi vida y no solo yo, y en parte es como quitarte un peso de encima, cuando solamente estás pensando en ti se vuelve un peso, ¿no? Como que cuando ya tienes a otra persona en la cual pensar y por quien trabajar, tu vida también se divide en dos; piensas, piensas todo el tiempo en esa persona y es súper gratificante y me ha dejado muchas lecciones, la verdad es que todo en la vida con un niño son lecciones, uno aprende cada día de ellos.

LL: ¿Cómo describes a tu hijo?


A:
Pues Salvador así como mamá orgullosa me parece un niño súper especial, es un niño muy sensible, yo no sé esta nueva era de
niños, yo creo que es parte de la evolución que ya otros humanos, por lo menos lo veo en Salvador y otros niños como de la misma generación, que si yo veía un mosco de niña chiquita me parecía fatal, ahora Salvador coge a cada bicho es mejor dicho la vida misma, es un niño súper sensible es súper cuidadoso con la naturaleza, percibe mucho la energía de la gente, es muy divertido, también tiene mucho talento para la música, muy sensorial, heredó eso. Hoy en día los niños perciben el mundo de otra manera porque el mundo ha cambiado y yo creo que ellos han evolucionado de una manera muy rápida y ahora con todo esto del internet y todo se me ha dificultado un poco negarle por un lado que sea parte de lo que está sucediendo, entonces sí le doy acceso a que tenga un iPad y que tenga digamos todo lo que pueda ofrecer, pero pues responsablemente, teniendo mucho cuidado porque yo sí valoro y agradezco que nosotros hayamos crecido en una época sin ese tipo de tecnologías. Hoy en día siento que los niños están también perdiéndose de muchas cosas por estar tan pendientes a eso, entonces es un arma de doble filo.

LL: Ana, ¿a ti que te falta por hacer? ¿Qué sueños tienes ahí pendientes que necesitas cumplir?

A: A mí me gusta mucho viajar, me parece que eso es como un motor de vida, yo creo que sí, uno trabaja, uno camella, uno se parte el lomo, pero para algo, ¿si me entiendes? algún beneficio tienes que sacar de eso y algo que te de felicidad y a mí me encanta viajar. Me gustaría vivir un tiempo por fuera todavía no he decidido en dónde, pero me gustaría darme como esa oportunidad de vivir de pronto en Asia o en algún lugar así totalmente diferente a lo que vivimos acá, por ahora yo creo que eso, pensar en irme con Salvador a algún lado un tiempo a vivir juntos en un lado diferente.

LL: ¿Tienes alguna frase de cabecera?

A: Que pase lo que tenga que pasar (risas), no soy muy de frases, pero sí creo que todo pasa por alguna razón, hay alguna energía que mueve las cosas para bien si uno lo desea así.

LL: ¿Crees en el destino?

A: Sí, sí creo. Y creo que lo que uno pide y desea con fervor logra mover energías hasta que pasa, a mí me ha pasado, como que me empeño en pedirle algo a la vida o no sé a qué y las cosas se van dando si uno las va haciendo bien. Pero sí creo que eso está planeado (risas).

LL: ¿Lees?

A: Leía mucho más, ahora soy como lectora de noticias rápidas, por la mañana me encanta coger el iPad y leer cosas, artículos interesantes, pero un libro largo lo abandoné hace un rato ya. No sé por qué, como que me desespero. Soy de lecturas rápidas.

LL: ¿En qué reencarnarías?

A: Uy no sé. La verdad ni idea.

LL: ¿A qué le tienes miedo?

A: A la enfermedad.

LL: ¿Te arrepientes de algo?

A: Sí. Pero me lo guardo (risas).

LL: ¿El amor para qué?

A: El amor, para hacer más fácil el camino acompañado.

LL: Ya para terminar, ¿a qué le pones La Lupa en tu vida?


A:
Difícil esa pregunta (risas), ¿a qué le pongo La Lupa? Uy no sé, a darle un mejor futuro a mi hijo, con todo lo que está pasando ahorita, además, en este país hermoso que tenemos y un no a un plebiscito o bueno todo esto es como a lo que le pongo La Lupa en este momento a eso y a ponerle buena energía y fe a que vamos a salir bien.

La Lupa en frases

Directorio de entrevistas A – Z

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Clemencia Vargas

¨Creo en el baile y en el movimiento como una herramienta potente y única para generar transformaciones.¨

Antonio Sanint

Antonio Sanint nos dio a conocer una faceta muy personal que no muchos conocíamos, en la cual nos cuenta cuales son sus inspiraciones, quienes lo apoyaron desde un principio, como se ha mantenido en el medio, como supera sus miedos día a día y como hace reír a cientos...

Antonina Canal

#LaLupa, con Laura Anzola y Canal Capital: Bombardeamos a Antonina Canal Davila directora de la academia Prem Shakti con 32 preguntas que contestó sin dudar. LL: Anto ¿A que hora te levantas? AC: A las seis.   LL: La primera actividad de tu día. AC: Darle un beso...

Daniel Samper

Apenas Daniel Samper Ospina abre la puerta de su casa, preguntamos…

Christian Byfield

“Me dijo: Christian, usted se está vendiendo por plata y eso es todo…

Mercedes Salazar

Mercedes Salazar una exitosa joyera colombiana que ha desarrollado…

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“Entendí que tenía que aprender a soltar para dejarme sorprender un poco más por la vida.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Ana Wills | La Lupa Revista Digital
Ana Wills | La Lupa Revista Digital