Seleccionar página

Catalina Robayo

“Soy una mujer absolutamente leal y bastante terca”
Catalina Robayo | La Lupa Revista Digital

Catalina es inquieta desde niña. Inquieta porque siempre se preguntó el porqué de las cosas, le gustaba debatir y cuestionar la sociedad en la que vivía. Por eso decidió estudiar derecho, pero tal vez por su belleza, por su espontaneidad frente a la vida, los medios de comunicación la llevaron por un nuevo camino. Hoy es una de las presentadoras más destacadas del país, pero no se conforma, va por más, es una mujer de retos. Catalina es radical con sus decisiones, determinada, amante de los animales, amante de la vida. La Lupa la conoció desde lo más profundo.


LL: Yo quería que empezáramos devolviéndonos un poco a tu infancia, como a esos recuerdos marcados que tienes de niña.


C:
Yo crecí entre Palmira, Valle y Cali. Nací en Cali pero toda la vida crecí en Palmira, allá esta mi mamá, allá esta mi casa. Yo tuve una infancia muy linda, llena de recuerdos lindos. Crecí con mi mamá, con mi abuela materna, con mi hermano mayor y rodeada de animales. Eso siempre ha sido parte de mi familia también. Crecí en Palmira con una educación súper respetuosa con una mamá que es educadora. Mi mamá tiene un colegio hace casi 30 años en Palmira, entonces crecí con una mamá que, primero, sabe manejar muy bien a los niños, y segundo, siempre quiso criar a sus hijos con el respeto por los demás, por las formas de pensar, por los animales, por la gente. Por eso mi vida nunca tuvo así mayores sorpresas, cosas que de verdad que me sacaran de casillas, porque desde chiquita mi mamá me enseño que la gente es distinta y uno tiene que respetar. Crecí llena de animales, los perros siempre han formado parte de mi vida; llena de amigos porque además estudié en el colegio de mi mamá imagínate lo que es estudiar en el colegio de la mamá de uno, hasta que tuve como siete años. Ella muy inteligente, tiene preescolar y primaria y quiso que todo el preescolar lo hiciera con ella, porque finalmente me tenía al lado y le quedaba más fácil por el tiempo y demás, pero cuando entre a primaria, me pasó a otro colegio porque eso de tener a la mamá al lado no es tan sano para el hijo. Entonces me sacó y me pasó a un colegio de monjas que se llama Bethlemitas. Ese colegio es femenino, allá aprendí una cantidad de cosas buenas y malas, ahí cambié mucho el concepto que tenía de la religión.

LL: ¿Por qué?

C: Porque yo nunca entendía, con un casa como la que yo tuve donde la igualdad era importantísima, donde la empleada de servicio almorzaba con nosotros en la mesa por que había que respetarla, había que quererla, había que ayudarle y entrar a un colegio de monjas elitistas, de monjas como la gran mayoría de religiosos que dicen una cantidad de cosas que a la hora del té no hacen. Palmira es un pueblo y como en todo pueblo se ven más marcadas las diferencias sociales. Entonces crecí en un colegio donde no había niñas de color moreno, por ejemplo, donde las niñas que no pagaban la mensualidad eran llamadas por altavoz y les anunciaban que los papás no habían pagado; donde a las niñas que teníamos posibilidades o teníamos papás reconocidos en los diferentes ámbitos éramos tratadas distinto que a las niñas cuyos papás eran personas comunes y corrientes. Eso a mí me fue chocando mucho a lo largo de toda esa trayectoria en el colegio. Yo ingresé a quinto de primaria y me gradué finalmente de ese colegio, se lo reprochaba a mi mamá todo el tiempo. Mi mamá me decía: “Es el mejor colegio que hay en Palmira” y el tema de Cali y la vaina es muy complicado para nosotros en este momento. Mi hermano me lleva diez años y ya estaba viviendo en Cali, en la universidad, entonces yo le decía: “no sencillísimo, yo me voy a vivir con mi hermano” (risas), yo pensaba que eso era facilísimo y mi mamá: “no, te tienes que graduar ahí por mí facilidad y mi tranquilidad” pero siempre me dijo “defiende tu punto de vista, o sea, si no estás de acuerdo peléalo y peléalo hasta el fin, peléalo con ellas y con el que tengas que pelearlo”. Y le hice caso a mi mamá de volverme una Policarpa Salavarrieta y en octavo tuve un encontrón terrible con el que era el coordinador del colegio, y desde ahí empezó un calvario impresionante en el tema del colegio porque finalmente me iban a sacar del colegio. Mi mamá entonces puso una demanda, bueno eso fue un rollo impresionante, todo porque defendí a una compañera que estaba lanzándose a la personería y resulta que le hicieron mil cosas porque la niña que se iba a lanzar a la personería competía con la niña millonaria de Palmira, y le hicieron hasta para vender para que la niñita renunciara y pudiera ganar la otra y a mí eso se me convirtió en una pelea de todos los días, yo no podía dejar que eso quedara así. Y peleé con las monjas hasta que me sentaron y me dijeron: “tú no has entendido que eres diferente a las demás, no tienes por qué ponerte a pelear por las causas de los demás aquí nadie se está metiendo contigo, pues no te metas a defender a los demás, es problema de ella si no tiene con que pagar las cosas, es problema de ella si sus papás son diferentes a los de ustedes” y eso para mí fue terrible, entonces en vista de que yo no cambiaba mi posición me hicieron perder relaciones humanas. Cuando le entregan las calificaciones a mi mamá y sale el insuficiente en relaciones humanas, imagínate, mi mamá ha trabajado toda la vida en eso y dice “un momento, cuál es el conducto regular para que mi hija pierda relaciones humanas, a mi nunca me llamaron a mi nunca me dijeron absolutamente nada de que la niña era una asocial, además que perder relaciones humanas es delicadísimo”, empezó todo un proceso jurídico, finalmente se instauró una demanda al colegio, y yo pasé décimo y once en un proceso judicial. Mi mamá me dijo “ ok listo, te saco del colegio vete a estudiar donde tú quieras” y yo le dije “no, yo esta pelea la peleo hasta el final, si me echan me voy echada del colegio, pero si gano pues me tendrán que ver la cara todos toda la vida” y pasamos dos años en ese proceso que fue dolorosísimo para mi mamá, imagínate lo que es eso para tu hija que la estén martirizando en el colegio, los profesores llegaban y no me hablaban por que sabían que si finalmente tenían una buena relación conmigo eso les implicaba tener malas relaciones con sus jefes. Los exámenes orales, por ejemplo no podía ser con otro grupo de personas porque las niñas, mis compañeritas de colegio en ese momento pidieron que por favor no les tocara hacer exámenes conmigo porque sabían que a mí siempre me iban a tirar más duro y que eso las afectaba un montón, yo obviamente las entendía. Fueron dos años muy difíciles para mí. Yo de verdad contaba los días para graduarme. Finalmente ganamos esa demanda, tuvieron que rectificar su posición y fue pues un mensaje muy grande porque ese colegio tiene una comunidad en diferentes países, entonces logré que la monja superior retirara a la monja directora del colegio en Palmira. Se sentó un precedente. Entonces para mí el colegio tiene los años lindos de la época del compañerismo pero también tiene ratos muy amargos como esos dos últimos años. Como te decía antes, la religión me cambió un montón porque ahí descubrí que una cosa es ser religioso y otra cosa es ser espiritual. Yo prefiero ser espiritual que religiosa.

LL: O sea una revolucionaria desde chiquita, se podría decir.

C: Sí, sí, y se lo agradezco un montón a mi mamá que me enseñó a ser líder y que uno tiene que defender sus puntos de vista, así se sepa que la pelea se va a ganar o se va a perder hay que pelearla.

LL: Y en ese momento, ¿tú ya tenías una idea de lo que querías ser cuando grande?

C: Antes de que pasara todo este problema yo quería ser arquitecta, hasta que descubrí dos cosas en mi vida; una, me gustaba un montón pelear y dos, que no sabía dibujar absolutamente nada (risas), que era terrible en ese campo, entonces ahí dije que iba a estudiar derecho. Y desde octavo, siempre dije que iba a estudiar derecho, y cuando pasó todo este proceso donde siempre estábamos con abogados, yo me gradué de catorce años, entonces era muy chiquita, yo decía este mundo me fascina y esto es lo que yo quiero ser y fue lo que estudié, pero no fue lo que terminé.

LL: Pero digamos este mundo de los medios y en lo que estás ahorita, ¿no se te cruzaba por la cabeza en ese momento?

C: No, jamás. Los medios de comunicación siempre estuvieron alejadísimos de mí, nunca tuve ni siquiera un primo ni un familiar que haya estudiado algo medio parecido, de reinados y eso jamás, ¡menos pero menos! Entonces esto no fue ni siquiera una opción remota, ni siquiera era mi plan z, jamás.

LL: ¿Cómo llegas entonces a todo esto, al reinado?


C:
Al reinado, imagínate que yo estudiaba derecho en la Javeriana en Cali, estaba en séptimo semestre cuando el primer reinado, y resulta que de vez en cuando yo modelaba para una academia en Cali solamente una vez al año que era cuando existían los Cali Exposhows. Yo siempre viví en Palmira nunca me quise ir a vivir a Cali como mi hermano, porque a mí las comodidades me encantan y lo tengo que aceptar, a mí me encantaba llegar a mi casa y que la cama estuviera tendida, que hubiera comida, esas vainas a mí me matan y yo sabía que con mi hermano la cosa era muy distinta. Entonces viajaba todos los días de mi vida hasta la Javeriana en Cali y me regresaba a Palmira. Y así lo hice toda la carrera. Entonces por los tiempos, por las distancias, por la universidad, por la carrera también que demandaba una cantidad de tiempo, yo no podía modelar como mis otras compañeras que lo hacían en diferentes eventos y en diferentes cosas, yo solamente lo hacía en los cuatro días de los Exposhows. Un día se me acerca la que era la directora de la agencia, Chachi, y me dice: “oye, ¿a ti no te gustaría participar en Señorita Valle?” y yo casi me le muero de la risa, “¿pero Chachi modelo una vez al año imagínate, ahorita vos me estás diciendo que participe en un reinado? ¡No, estás loca, jamás! Y por mi carrera jamás lo podría hacer tampoco, no no no, imagínate una reina abogada eso no le cree nadie”. Me dijo: “bueno, piénsalo.” Llegué a mi casa y le conté a mi mamá y yo creo que en el fondo de su corazón ella alguna vez tuvo el sueño frustrado de ser reina porque me dijo “ay no pero piénsalo de verdad”. La llamé y le dije: “bueno, como sería eso, ¿toca hacer un proceso público?” Porque a mí lo que me traumatizaba era que en la universidad se dieran cuenta de que yo estaba lanzándome de Señorita Valle. “Eso es cero público, eso no se da cuenta nadie, tú no te preocupes eso es ahí en el Intercontinental, en el hotel, hacen un casting y ahí dicen qué niñitas participan, luego hay un almuerzo en el club, eligen a la reina y ya. Y yo dije “ah pues fácil, bueno pues si nadie se da cuenta, perfecto.” Entonces me inscribí para hacer el casting, finalmente pasé y quedé entre las doce, y resulta que después de ese proceso me doy cuenta que todo era una mentira, que me habían engañado vilmente y salí en los periódicos de Cali. Casi no vuelvo a la universidad. ¡Qué oso!, imagínate si pierdo, si quedo de última, no, me toca irme y retirarme de la universidad, irme a estudiar a otra parte, y tres mis profesores me van a matar, efectivamente me mataron, me dijeron “nunca lo pensamos de ti, jamás pensamos que te fueras a meter en una cosa de esas”, y yo pensaba, hombre no, esto sí es lo peor que me ha podido pasar en la vida. Finalmente hice el reinado, quedé de segunda, de virreina, y ese es un puesto privilegiadísimo para todo el mundo porque a las virreinas siempre les quitan la corona, entonces yo dije bravísimo, fabuloso, no perdí, no gané para irme para Cartagena a hacer el oso, fabuloso quedé de virreina. Volví a mi universidad a seguir con mi carrera y faltando cinco días para que empezara el Concurso Nacional de Belleza en Cartagena la reina renunció y me tocó asumir el cargo e ir a Cartagena, no había nada que hacer. Y comienza toda esta historia porque yo voy dos años a Cartagena, la primera vez un poco obligada por la situación, pero luego la reina se arrepiente de su renuncia y dice que ella quiere volver, así que salí del concurso pero me quedé de invitada especial ese año, hice todo el año de reinado como de invitada especial. Al año siguiente el Valle me pide que vaya por decreto como Señorita Valle. Después de mucho pensarlo acepté y ahí me gané Señorita Colombia. Cuando gané RCN era el canal oficial del reinado, y ellos empezaron a decirme: “¿tú nunca has pensado trabajar en medios de comunicación?” y yo les dije: “no jamás, esto no es lo mío yo estudio derecho, yo tengo que terminar este reinado y volver a mi carrera, me faltan dos semestres, no puedo meterme en nada de esto, además no me gusta” y durante todo el año fueron súper incisivos, ¿no te gustaría? De verdad piénsalo, piénsalo. Al final, todo esto palanqueado por Raimundo, me invitan hacer una de las transmisiones en vivo del Concurso Nacional de Belleza con Andrea Serna y Carlos Calero, no, están locos, al lado de Andrea Serna no me voy a parar a hacer el ridículo, no gracias y además en vivo, y si me equivoco ¿qué? No tengo tiempo de arreglarlo, yo les tengo pavor a los osos en la vida (risas) si me los puedo evitar pues me los evito. Y entonces me dicen, hagamos una cosa, pues vas con banda de Señorita Colombia, eres una invitada, si te equivocas no pasa nada porque eres la reina en ese momento apenas estás estrenando corona y si te va bien… al menos para que lo pienses. Hago la transmisión, apuntador, transmisión en vivo, y se acaba la transmisión y baja un señor, cualquier cosa para mí, y me dice: “bueno, ¿con quién hay que hablar para que tú empieces a trabajar en el canal?” y yo “ay, tan querido el señor” el señor se va y voltea mi chaperona y me dice es Gabriel Reyes, el presidente de RCN. Y a los pocos meses me llamaron a decirme que querían que trabajara con ellos. Lo primero que hice para RCN fueron las tres transmisiones del Concurso Nacional de Belleza para el año siguiente, luego ya me dijeron que me fuera para el noticiero, y así comencé y así sigo.

LL: Fue un poco el destino, ¿no? Como que tu empeñada en que no era eso pero la vida te metió un poco como a la fuerza

C: Sí, sí, lo que es para uno es para uno definitivamente. Esto no estaba adentro de mis planes pero ahorita es algo que me encanta, es algo que me apasiona muchísimo. Los medios de comunicación tienen un poder impresionante y cuando utilizas ese poder para cosas buenas, pues es una transformación, puedes aportar a la sociedad, no todo el mundo tiene la posibilidad de pararse enfrente de una cámara de lunes a viernes a contarle a todo un país lo que quiere contarle. Yo lo tengo, y eso para mí es invaluable, lo cuido como un tesoro muy grande y por eso trato de verdad de ser la más juiciosa y la más disciplinada en lo que hago. No me tomo mi trabajo de recocha, lo hago con toda la seriedad del mundo, con toda la responsabilidad, y siempre trato de implementar a través, no solamente del canal sino de redes sociales y todo el poder mediático que se tiene a través de tantas aplicaciones, pues algo positivo para la sociedad, que en mi caso son los animales.

LL: En todo este trayecto largo de varios años cual ha sido un momento duro en tu carrera donde tú de pronto hayas dicho ¿tal vez esto no era para mí? O, de pronto quiero buscar otra cosa.

C: Yo siento que uno pasa siempre por metamorfosis y desde el primer día que yo entré en el noticiero supe y tengo muy claro hasta qué día me quiero quedar y cada día se aproxima más el día (risas).

LL: ¿Hasta qué día te quieres quedar?

C: Soy absolutamente respetuosa de las personas que llevan muchos años haciendo lo mismo, pero mi personalidad no da para eso. Yo me aburro haciendo lo mismo. Y más cuando tú sientes que tienes algo medianamente dominado y que necesitas un grado de exigencia mayor. Entonces desde que entré en el noticiero supe que uno, no quería presentar solamente entretenimiento, por eso a los seis meses me inventé la sección de Tu lado animal para empezar hacer reportería, porque como yo no estudié esa carrera, la única manera en que lo puedo aprender es practicando, haciendo reportería, saliendo a la calle, estando detrás de una cámara y viendo cómo se mueven las cosas detrás. Entonces, aprender a hacer notas, a leer, a tener la creatividad para escribir me ha servido un montón con esa sección que ya lleva tres años. Es algo que me encanta por eso siempre busco otros abanicos, hasta hace una semana estuve en radio en RCN que también es un posibilidad gigante para expandirte y para ver otras alternativas de vida, y en el canal estaré hasta que Dios quiera, no es algo que yo diga en un año me voy a retirar pero quizá en lo que estoy haciendo en el noticiero pues si sé que máximo quiero estar… bueno, ahora me muestran esta entrevista en diez años y van a decir, ahí seguís sentada (risas), no creo. Pero siempre desde que entré dije bueno yo quiero estar aquí, aprender un montón por que es trabajar en vivo y eso te da una cantidad de herramientas para la vida, pero más de seis años posiblemente no voy a estar y ya llevo cuatro entonces…

LL: ¿Te gustaría presentar noticias generales?


C:
Me encantaría, me encantaría y eso lo saben mis compañeros de trabajo y eso lo saben los que me rodean, fui muy privilegiada de recibir una propuesta de Hassan, que es el director de la FM en las mañanas para trabajar con él, lastimosamente por temas de tiempos y demás no lo pude hacer pero es una oportunidad para agradecerle un montón porque eso quiere decir que si personas como él ven en mí la posibilidad de que trabaje en otras cosas es porque algo estoy haciendo bien. Donde no me quiero encasillar simplemente es como presentadora de entretenimiento, quiero ser más que eso porque todos los seres humanos somos más de lo que nos imponen. Uno mira qué quiere hacer en la vida y siempre quise reflejar eso también en mí y en mi carrera, por eso no hago una cantidad de cosas, por eso no hago unas campañas que me proponen, por eso no salgo en vestido de baño o en ropa interior o una cantidad de cosas que yo siento que quizás no es mi esencia y tampoco es lo que yo quiero proyectar en diez años. Uno siempre tiene que pensar a futuro, no necesariamente lo que esta haciendo ahorita y a futuro yo me veo en una cosa muy distinta a simplemente estar sentada presentando entretenimiento.

LL: Este mundo de los medios es un mundo difícil, ¿qué tanto cansa estar siempre metido en este mundo y en los comentarios y en todo lo que eso implica, cómo lo manejas?

C: Pues mira que eso es depende de cada persona, qué tanta exposición de su vida personal le dé al público. Si bien trabajamos en medios de comunicación, y somos unas personas públicas eso no quiere decir que le ayudes a las revistas y a la gente a que vea más allá de lo que tú quieres mostrar, entonces hay personas que lo muestran absolutamente todo y que uno les conoce toda la vida, que salen en todas las revistas y mejor dicho, ya no les falta decir nada. Hay otras que son absolutamente reservadas y de las que no se sabe nada, esa es otra posición que me parece muy extrema. Para mí el punto del respeto, de participar en ciertas cosas, de salir en ciertos artículos pero también de tener una vida aparte, y saber que uno tiene una realidad muy distinta a lo que está haciendo en cámara, o sea, yo salgo maquillada, entaconada y con vestido de lunes a viernes, pero esa no es mi realidad, ni llego así al trabajo ni me voy así del trabajo. Entonces es también mostrarle a la gente que la realidad de cada persona es distinta. Yo he tenido la fortuna de no ser una mujer que está involucrada en chismes o en escándalos, tengo una vida absolutamente tranquila, por lo tanto las revistas no tienen de dónde pegarse, entonces nunca sacan mayor cosa y cuando dicen cosas que no son sí te afectan porque es de humanos y sí te molesta, pero también entiendes que forma parte de tu vida. Pero fíjate que no ha llegado nunca un momento donde yo diga no, esto es horrible, no lo puedo manejar, en qué momento me metí en esto, porque he tratado de no dar esa posibilidad, que la gente manipule tu información o abuse también de lo que tú muestras tanto en redes como en tu cotidianidad.

LL: Si yo te pregunto por tres palabras que te describen ¿qué me dirías?

C: Soy absolutamente leal, tanto en lo que pienso como en lo que hago, en mi vida trato de que eso sea lo más sincronizado del mundo. Soy una persona animalista más que humanista y bastante terca (risas). Digamos dos cosas buena y una mala.

LL: ¿Por qué terca?

C: Porque ser terco es bueno en la vida en su medida, no siempre te tienes que dejar influenciar por los demás, pero esto también en los excesos es malo por que a veces el mundo tiene razón y tú estás empeñado en que tienes la razón. Soy muy terca desde chiquita, mi mamá, que le encantan los astros, cree un montón en el tema, dice que es por mi signo Tauro, no sé si sea por mi signo o mi crianza, ¡ay pero soy terquísima! y eso me ha ayudado un montón en la vida. Por ejemplo el matrimonio es difícil, por que tienes que conciliar absolutamente todo, menos mal tengo un marido que si el Papa Francisco declina, él podría subir fácilmente, entonces me lleva la vida en paz, me dice, ay si bueno has lo que quieras. Pero sí soy terca.

LL: ¿Qué tan conservadora te consideras?

C: ¡No! Soy conservadora para algunas cosas y para otras cosas soy completamente liberal. Yo soy conservadora para el tema de los escotes, de salir en ropa interior en una foto ¡ay eso me aterra! Que si Soho, ya no más, yo creo que ellos se cansaron de decírmelo porque en su momento después del reinado pues siempre tienen que buscar la oportunidad pero eso a mí no me parece chévere, no me parece bonito, no me gusta. Pero para otros soy pro adopción de gays, los adoro, los respeto, y los animales, la vida como la quieran llevar, perro con gato, gato con perro me importa un chorizo, entonces para eso soy absolutamente liberal y para otras soy mas bien conservadora.

LL: Bueno vamos a tocar el tema de tus animales, que es eso que te caracteriza tanto. Ahorita me decías que de tu infancia viene eso, pero yo creo que uno nace con eso…


C:
Sí uno nace con eso. Yo crecí con una mamá animalista que recogía perros de la calle. Eso lo he tenido en mi vida todo el tiempo. Nosotros siempre hemos recogido animales, mi mamá es la de “ay los perros de la finca de los vecinos, los tienen terribles hay que mandarles comprar desparasitantes, el anti pulgas, y crecí con eso de una manera muy orgánica, no como luchadora del tema sino la cotidianidad. Cuando pasé la etapa del reinado que visité muchísimas fundaciones durante ese año mi reflexión fue miércale, nunca visitamos una fundación de perros ni de animales. Bueno, pues yo me voy hacer una, por que yo pensé que era sencillísimo yo voy ser como César Millán que abre la puerta y le salen 800 perros encima, eso voy hacer, una casa y listo. Entonces sí pero con qué vas a comprar la casa, el terreno, con que vas a mantener los 800 perros, y ya cuando te vas a la realidad dices, no, por qué no fui hija de Bill Gates, una cosa así (risas). Hay que modificarlo pero quedó como latente esa posibilidad de ayudar y empecé a utilizar las redes sociales. Cuando terminé el reinado nació Instagram y a través de esa red social empecé a promover el tema de la adopción. En mi casa compramos perros en algún momento, eso ya está prohibido en la familia, pero compramos perros, y adoptamos también un montón. Y ahí yo dije quiero enseñarle a la gente que no hay necesidad de comprar que es mejor ayudar, adoptar y empezó una cosa súper chiquita en su momento de que ponía foto y ponía hashtag y la cosa fue desarrollándose cada vez más y más en mí y en la gente que me pedía un montón la ayuda de diferentes casos. Ahí decidí crear una fundación que se llama Animal Voices después de ser asesorada por muchas personas importantísimas en Colombia en todo el tema animal, entre esas un concejal que se llama Álvaro Múnera, él es un ex torero, un sobreviviente de todo este tema tan terrible de las corridas. Él me explicó que desde mi punto de trabajo y de mis posibilidades mediáticas podía hacer más a través de creación de leyes, de alianzas con los gobiernos que recogiendo perros. Entonces me decía si tú quieres hacer una fundación donde tengas quinientos perros, ten los quinientos perros, pero es que afuera hay un millón. Entonces tú puedes ayudar más a ese millón, haciendo leyes, presionando al Congreso. Armé la fundación que se convirtió en una plataforma que lidera proyectos políticos y también de empresas y particulares, empezamos hacer la creación de un proyecto de esterilizaciones masivas y modificar un poco lo que está en Bogotá. Cuando empiezaron a salir los candidatos a la alcaldía de Bogotá en ese momento, por afinidad política y por afinidad en filosofías de vida sobre todo en el tema de los animales me uní a Enrique Peñalosa. Cuando ganó explotó Animal Voices, porque ahora ya tenemos la posibilidad de trabajar con la alcaldía directamente en el tema de esterilización, en programas de adopción, en talleres de bienestar animal. Han salido leyes maravillosas, la gente empieza a tener un poco más claro que los animales son seres sintientes, que no son un mueble como estaba antes estipulado, y la concepción de las nuevas generaciones también ha cambiado y hace que este proyecto sea una maravilla. No falta el que te escribe una cantidad de cosas terribles en redes y que te las dice cuando te ve, que los niños de la Guajira y demás. Y simplemente mi respuesta es: ahorita, que estamos en tiempos de paz, para crear una paz realmente duradera, una paz que realmente sea sostenible, lo que cada uno debe hacer es lo que le nazca. Hay personas que les nace ayudar a los ancianos, hay personas que les nace ayudar a los árboles, a los niños o a los animales, aquí el tema es ayudar. Esta es mi causa, las demás causas son igual de importantes, igual de respetables. Pero esta es mi causa y ya mi causa es filosofía de vida. Soy vegetariana hace un año, siempre desde que me involucré con el tema de los animales yo decía soy animal lover, me encantan pero como así que todos los animales, no yo soy pet lover que es otra cosa. Entonces mi visión estaba hasta el perro y el gato, pero el cerdo me parece divino y lo veo en fotos y divino pero ¡me lo estoy comiendo! Y la vaca y el ternerito me parecen unas cosas de morir, me tomo fotos con él, la subo a Instagram y digo ¡ay los animales, amo los animales! y resulta que luego después de la foto voy y almuerzo, y estoy almorzando un pedazo de carne. Entonces dije esto está muy mal en mi vida pero yo no me puedo volver vegetariana, los seres humanos necesitamos la carne, es que la cadena alimenticia dice que es así, es que la pirámide, es que la sangre, es que yo no puedo, es que se nos cae el pelo y tal… y además sumándole que odio las verduras, entonces yo decía una vegetariana que no come verduras, ¿que es eso? Eso no existe. Es imposible, bueno, no es imposible soy una traidora de lo que hago y empecé en un conflicto, mi esposo es más animalista que yo, él se volvió vegetariano primero, se nos volvió un problema del día a día. Entonces dijimos, la gente del sentido común para que se tomen la foto con un tigre, pues es Black Jaguar o White Tiger, el mexicano.

LL: ¡Ay divino! Vi que tienes un bebé…

C: ¡Sí! Tengo un bebé, baby Catalina. Somos grandes amigos, ahorita viajo, es increíble. Él es de las cosas más bellas que me han pasado en la vida.

LL: Pero él tiene un don, tiene algo…

C: Él tiene un don. De las cosas lindas que me ha dejado mi trabajo y de las cosas que le agradezco infinitamente a RCN es que me dio la oportunidad de viajar hasta México a hacerle por primera vez para Colombia un especial, que lo encuentran en youtube, es maravilloso. Yo le empiezo a cazar la perseguidera a este señor, imagínate que yo me volví una fan enamorada cuando él tenía tres tigres o sea eran tres tristes tigres ahí sí, y nace su perfil y yo empiezo a ver este hombre y a decir pero, ¿que es esta locura? Tenía muy poquitos seguidores en ese momento, con mi esposo nos volvimos fanáticos, empezó a crecer esta fundación pero a niveles desproporcionados. Luego nos dimos cuenta de quién era el tipo, no, pues no es ningún pintado en la pared, es un hombre que es absolutamente rico, que su vecina era Gigi Hadid, Paris Hilton, o sea a ese nivel, entonces empezó a llevar a esta gente, a estos famosos de verdad a su fundación y empezó de una manera exponencial a crecer, a crecer, a crecer y ahorita tiene casi seis millones de seguidores en su cuenta de Instagram.

LL: Bueno y tu esposo también es un abanderado…

C: Es un abanderado. Es un abanderado que cuando nos fuimos para Tailandia, y empezamos a ver toda la problemática de los leones y de los elefantes, y a todo el mundo feliz montado en los elefantes. Entonces la gente por cuestiones de ignorancia y no que la gente le quiere hacer maldad, si no que la gente dice yo peso cincuenta kilos pues a un elefante que le voy a pesar. Pues claro señora pero no eres la única que se monta en el día, por que son 150 personas alrededor de un día que se tienen que montar en el elefante y el elefante esta encadenado por lo general o caminándolo con unos picos, entonces ahí es donde tú dices eso sí es crueldad. Uno siempre piensa en lo individual y no piensa que el animal lo tiene que hacer todo el tiempo, uno piensa en su foto que se trepa y se baja, pero no piensan que son doscientas personas que hacen eso al día a ese pobre animal. Me parece terrible eso, nosotros hicimos un recorrido por Asia, fuimos a Camboya entonces yo dije no, necesito encontrar aquí una fundación que los ayude, alguien que haga algo, esto no puede seguir así. Tú llegas al aeropuerto en Tailandia y lo primero que te ofrecen es eso. Y ahí se me raya la cabeza, a mí y a Juan Pablo, y decidimos encontrar una fundación que ayudara a estos animales que son rescatados de estos sitios turísticos donde supuestamente los cuidan y los aman y ves a estos animales en unas situaciones terribles, llegan enfermos, tienen unos problemas de columna impresionantes y nos damos cuenta de que es un programa maravilloso donde puedes ir un día, un mes o tres meses de voluntario entonces nosotros cogimos el de un día de ir a servirle a los animales la comida mientras te van contando y mostrando todas las problemáticas. Los europeos lo que hacen es que sus vacaciones las pasan allá y se van dos meses a trabajar gratis para los animales, y cuando llegamos a la hora de almorzar había carne normal y veganos ni siquiera vegetarianos. Nosotros, decíamos, de verdad necesitamos ponernos radicales, nos damos cuenta de que Leonardo DiCaprio, es un abanderado del todo el tema animalista, ambientalista pero no sabía que lo era tan extremo. En el avión empezamos a investigar sobre el documental producido por él que se llama Conspiracy, se los recomiendo, y llegamos a la casa de ese llamamos a una y nos volvimos vegetarianos.

LL: ¿Ustedes piensan en tener hijos? ¿cómo se proyectan ustedes como familia?

C: Sí, en este momento tenemos tres hijos de cuatro patas, adoptados, dos gatos y un perro, y una hija extra matrimonial en Black Jaguar con Eduardo (risas), pero sí queremos tener hijos humanos, no ya, pero pronto, queremos primero disfrutarnos el matrimonio, ya llevamos dos años de casados, queremos viajar y aprovechar una cantidad de cosas que ya uno no hace cuando tiene un hijo y eso lo estamos haciendo lo estamos cumpliendo estamos en esa lista chuleando todo lo que queremos hacer antes de tener hijos y muy seguramente su momento llegará.

LL: ¿Qué te da miedo a ti?

C: Ay a mí me dan miedo muchas cosas, me da miedo algo tan natural como la muerte, pero no la mía, la de mis seres queridos, me da pánico que me falte mi mamá. De chiquitos nos deberían criar mirando la muerte con naturalidad y que va a formar parte de tu vida y no de una manera tan dolorosa como uno la vive, pero dejar de tener a mi mamá cerca yo creo que eso me da mucho miedo. Me da miedo también el fracaso en todos sus ámbitos, emocional, profesional, de la pareja; el fracaso en tu felicidad, por eso yo trato de trabajar todos los días porque eso se trabaja. Para tener un buen matrimonio, eso se trabaja, para que tú seas feliz y seas una persona que se ama y se acepta, eso se trabaja todos los días. Me da miedo el futuro de mis hijos, pues si ahorita no los tengo y me da miedo imagínate cuando los tenga. El mundo que les voy a dejar va a ser un mundo muy complicado para ellos. Muy complicado.

LL: ¿Por qué lo dices?


C:
Porque la humanidad desde que existe es sangrienta… somos malvados. No mas ahorita que estuve en vacaciones en Roma uno entra al coliseo romano y “entonces aquí se mataban el tigre con el león” todo el mundo era feliz y la gente gritaba y yo decía han pasado cuántos años y la cosa sigue casi igual (risas), o sea la cosa no ha cambiado demasiado, somos locos y no solamente por eso que desencadena la humanidad en todo el tema político, todo el tema de las guerras, todo el tema de las ansias del poder sino también el futuro del agua que es terrible. Antes cuando uno estaba chiquito le decían no importa que tengas una casa llena de oro o de dólares, porque no vas a tener con que comprar el agua, porque ya no va haber agua, y uno desde chiquito “sí, ajá” pues llegó el momento y te estoy diciendo que en treinta, treinta y cinco años vamos a estar así, y es muy preocupante saber que una botella de agua va a ser de verdad un privilegio, que el tema de las inundaciones va a ser terrible porque ya se está derritiendo absolutamente todo y hay una cantidad de lugares que están en alerta roja, que van a ser los primeros en desaparecer. De hecho aquí, en Colombia, Buenaventura y Cartagena van va a desaparecer en los próximos cuarenta y cinco años, ¡y cuarenta y cinco años no son nada! Eso sí me preocupa, entonces wow qué futuro les vamos a dejar, va a estar complicado para ellos.

LL: ¿De qué te arrepientes?

C: ¡Ay! Uno siempre dice que de nada. “ay no nada porque eso me ha hecho lo que soy hoy en día” y sí, pero también tenemos cosas de qué arrepentirnos. Yo me arrepiento de no haber aprovechado el reinado como lo pude haber aprovechado, no es que no lo haya valorado porque lo valoro un montón, pero no me importaban muchas cosas entonces, no de la labor social sino como del Miss Universo y eso, no me importaba entonces decía yo creo que me pudo haber ido mejor si me hubiera importado un poquito más, me acababa de cuadrar con el que ahorita es mi esposo entonces estaba en otro cuento en otro paseo, qué Miss Universo ni que ocho cuartos, yo estaba tragadísima y necesitaba que se acabara eso rápido para volverme a Colombia (risas), cosas de las que ahorita me río pero cómo hacía eso. Son arrepentimientos bobos nada que me cambiara la vida porque realmente no me ha pasado nada tan grave ni he hecho nada tan grave como para decir no eso como lo hice, no.

LL: ¿Cuál es el defecto al que más le huyes a una persona?

C: La mentira. Le huyo y le huyo muchísimo, una persona mentirosa me da pavor por que tu nunca sabes a qué atenerte. Es algo que no perdono, porque cuando me preguntabas tres palabras que me describieran una fue la lealtad, yo soy absolutamente leal. Yo amo de corazón y así como tengo mis amores también tengo mis desamores, cuando alguien se me sale de mi vida, se me sale de mi vida, simplemente es como si dejara de existir entonces por eso me da tanto miedo la mentira por que cuando llega de alguien que yo quiero o de alguien que respeto, es de verdad como si yo lo enterrara en vida.

LL: ¿Crees en las segundas oportunidades? ¿Por ejemplo ahorita que dices que sacas a una persona que te ha mentido le puedes dar una segunda oportunidad o te cuesta?

C: Me cuesta un montón. Y se que muchos filósofos y religiosos dicen que perdonar y demás, para mí es muy difícil, desde chiquita he sido súper jodida con el tema, yo he tenido grandes amigas de mi vida y si algo me hacían que me doliera de verdad, para mí era como si murieran, al otro día para mi era un ser desconocido, hasta el sol de hoy que tengo veintisiete años. Yo soy absolutamente radical en mis cosas, radical, yo mato y mato, o sea moriste para mí. Podes hacer todas las maromas del mundo que yo jamás volvería a confiar en ti y por eso es que soy tan cuidadosa en todo lo que hago, el tema de la amistad para mí es sagradísimo, el tema de la relación en pareja igual, porque tengo que tener confianza para vivir la vida normal pero confío tanto en la gente que espero que tenga la misma lealtad conmigo. Me cuesta un montón perdonar y en estos momentos de paz ni me pregunten. No guardo rencores.

LL: Y con todo esto que está pasando en Colombia, ¿qué opinas?

C: Es una dualidad impresionante la verdad, es una dualidad porque es un voto súper importante el que tenemos los colombianos pero también es un voto donde cambia el rumbo del país para el sí o para el no, y muchas personas lo ven olímpicamente de una manera deportiva y como soy tan juiciosa, entonces sale el plebiscito y a leerse las 297 páginas del acuerdo, y de verdad pensar como colombiana, pues qué es lo mejor para este país, hay que dar un voto de fe porque no tenemos otra alternativa hemos vivido mas de 50 años en guerra ya sabemos lo que es la guerra, tenemos la opción de seguir en guerra o de darnos un chance como cuando uno está jugando póker, hay un 50% de probabilidad de que la cosa no funcione y hay otro 50% de probabilidad de que la cosa sí funcione. Duelen como ciudadana muchos acuerdos, si yo me baso en la pregunta ¿está usted de acuerdo con lo que se acordó en la Habana? Mi respuesta con toda seguridad es no, pero también es y el no qué implicaría para este país ¿seguir en lo mismo? Entonces si me preguntas faltando dos días para votar creo que ese voto lo daré con el corazón mas que con la razón, todavía no sé.

L: ¿En qué reencarnarías?

C: ¡En un animal claramente!

LL: ¿En cuál?

C: (Risas) Claramente ellos no saben qué es el odio, ellos son lo máximo, viven con una tranquilidad su vida, ellos pobrecitos, nosotros somos unas porquerías con ellos pero ellos no saben qué es el odio, no saben qué es el rencor, no saben qué está bien o qué esta mal, ellos viven su vida como la tienen que vivir con su naturalidad y con su manera orgánica y así deben vivir tranquilos no como nosotros que estamos llenos de cosas en la cabeza. Ellos solamente necesitan su entorno para estar felices, nosotros necesitamos 33 mil cosas, el carro que tenemos no nos sirve, nada nos sirve, el iPhone ya no nos sirve, este consumismo y este martirio en el ser humano de verdad nos va a enloquecer pero si me pusieras a elegir en que animal yo reencarnaría en un tigre, y vi esta pregunta que me hicieron en Miss Universo y dije que se la iba a mandar a Eduardo, reencarnaría en un tigre hace seis años que fue Miss Universo. Me encantan, me parecen absolutamente misteriosos, nos imaginamos que son seres salvajes pero a través de Eduardo vemos que son unos seres llenos de amor y de agradecimiento entonces ese misticismo de los felinos me encanta, además su agilidad su forma de vivir día a día.

LL: Bueno y ya para terminar, ¿a qué le pones la lupa en tu vida?

C: ¿A qué le pongo la lupa en mi vida? A ser feliz ese es mi trabajo todos los días de mi vida. Yo soy una persona con una vida tan maravillosa que yo le agradezco tanto a la vida literalmente a Dios en todas sus presentaciones, al cosmos a las energías, a los ángeles a todo en lo que cree la gente y en lo que yo también creo. y creo en todo (risas), porque si he sido una niña muy feliz, yo nunca he tenido ningún trauma ningún problema, nunca se me ha muerto un ser querido, he tenido una vida absolutamente plena y eso también lo tengo por que me han enseñado a vivir así, que obviamente nos ponemos de malgenio, nos peleamos nos llenamos de rabia, pero es algo que dejo pasar es algo que vivo en el momento, me pongo histérica o me pongo triste o lloro pero al otro día tengo que estar normal y tengo que seguir con la vida normal porque no me puedo encajar en esas cosas. Creo mucho en el poder de la cabeza, el cerebro es importantísimo en nuestra vida, creo que uno lo programa, entonces en eso pongo la lupa, cuando a veces me dejo llevar por situaciones tan tontas digo un momentico, lo más importante es que gracias a Dios todos los que estamos aquí tenemos salud, estamos completos, tenemos familia, tenemos qué comer, entonces de ahí para allá cuál es el inconveniente a eso le pongo la lupa. A no dejarme desviar, que es de humanos hacerlo pero hay unos que se desvían y nunca regresan otra vez a su camino, entonces eso sí no me lo permito, trato de no permitírmelo.

 

La Lupa en frases

Directorio de entrevistas A – Z

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Catalina Robayo | La Lupa Revista Digital
Catalina Robayo | La Lupa Revista Digital
Catalina Robayo | La Lupa Revista Digital
Summary
Catalina Robayo
Article Name
Catalina Robayo
Description
Catalina Robayo, nos cuenta sobre los recuerdos que tiene de su infancia, como es la vida en el mundo de los medios de comunicación y su llegada al reinado.
Author
Publisher Name
www.la-lupa.com
Publisher Logo

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!