Carolina Ordóñez

“La clave del éxito es nunca pensar que ya lo lograste”
Carolina Ordonez | La Lupa Revista Digital

Carolina Ordóñez es emprendedora desde chiquita. Todo lo que vendía en su colegio se agotaba. Viajó a Brasil y allá entendió que podía combinar las dos cosas que más le gustaban: diseñar y vender. Volvió no solo a montar Palo Rosa, su tienda de vestidos de baño, sino a derrumbar los miedos y prejuicios de la gente que pensaba que no lo iba a lograr. Pues lo logró y La Lupa habló con ella.


 

Carolina Ordóñez es emprendedora desde chiquita. Todo lo que vendía en su colegio se agotaba. Viajó a Brasil y allá entendió que podía combinar las dos cosas que más le gustaban: diseñar y vender. Volvió no solo a montar Palo Rosa, su tienda de vestidos de baño, sino a derrumbar los miedos y prejuicios de la gente que pensaba que no lo iba a lograr. Pues lo logró y La Lupa habló con ella.

La Lupa: Bueno,  ¿Cuándo  te diste cuenta de que lo tuyo era el diseño?

Carolina Ordóñez: Cuando iba a salir del colegio me di cuenta de que en las materias en las  que  mejor me iba eran las de arte, y además,  que me encantaban los temas de diseño. Estudie acá y me fui para Sao Paulo en Brasil donde descubrí que el tema iba hacia los vestidos de baño.

LL: ¿Por qué tomas la decisión de montar Palo Rosa?

CO: En la universidad tuve una clase de corsetería y playa y ahí sacamos una línea con unas amigas de la universidad, luego cuando me fui a Brasil, empecé a trabajar más las licras, allá  son muy buenos con ellas. Antes de irme, ya le vendía vestidos de baño a mis amigas y cuando volví me di cuenta de que lo mío no era tener jefe sino crear empresa.

LL ¿Qué tan difícil es empezar?


CO:
Es difícil, hay mil miedos. No sabes de qué se trata. Yo no sabía el tema de las redes, de los influenciadores y pues ahí fui paso por paso. Pero creo que sí da duro al principio porque no tienes mucho apoyo, no estás bien informado. Es un tema de jugártela y creer en ti.

LL ¿Cómo nació la idea de la Pink Wall, esa pared rosada en la que posan las niñas que van a la tienda?

CO: No fue planeado. Lo que queríamos era hacer como una casita playera de colores.   Empezamos a tomar fotos con la pared y vi que a las niñas les gustaba, así que decidí ponerle un hashtag, después ya se volvió algo viral.

LL: Las redes sociales en tu negocio han sido importantes. ¿Cómo te las has ganado?

CO: Eso ha sido un tema de suerte, ojo y gusto. Empecé  a ver fotos, y a ver que la marca tenía una identidad y a crear un tipo de blog en el que todas las niñas se esforzaban por mandarme fotos en sus piscinas, todas parecían una modelo más de la marca. Así poco a poco fue ganando espacio.

LL: Hoy en día y hay un montón de negocios de vestidos de baño. ¿Cómo haces para que tu marca sea distinta?

CO: Creo que he hecho alianzas estratégicas con gente que admiro mucho y que le ha dado una identidad a marca. He sacado al vestido de baño de lo cotidiano. He hecho estampados atrevidos e icónicos.

LL: ¿Alguna vez te imaginaste ésta acogida?

CO: Pues la vida sí me cambio en dos años. No tenía idea de cómo manejar nada. Pero siempre creí mucho en mí y tenía claro que quería tener mi marca. Yo necesito conocer a mis clientes, relacionarme con ellos y que la gente vea que venir acá no solo es comprar un vestido de baño, es un plan.

LL: ¿Cómo vas a hacer para mantener esa relación tan cercana con tus clientes cuando quieras expandirte?

CO: Yo creo que eso se pierde en un punto. Uno intenta que eso no pase, pero tengo negocios en otros lados donde  no hay manera de estar tan presente.

LL: ¿Qué es lo más difícil de emprender?

CO: El miedo.

LL: ¿Cómo haces para quitártelo? 

CO: Hay diez mil marcas de vestidos de baño, diez mil de accesorios, pero si tú confías y sabes que lo que  quieres es trabajar para ti, se te va el miedo.

LL: ¿Cómo es un día a día tuyo?

CO: Terrible. Vengo acá todo el día, voy a eventos. Desde el principio hice todo por la marca: atendí la tienda un año entero e hice las

relaciones públicas también. Ya  después empecé a delegar.

LL: ¿Eres perfeccionista?

CO: Totalmente.

LL: ¿Quién te ayuda?

CO: Tengo una cabeza de taller que se encarga de la producción, la niña que vende acá y otra que me ayuda con la administración.

LL: ¿De dónde viene inspiración?


CO:
Yo nunca tengo idea. Siempre intento ver qué está pasando, en qué está la gente y dos meses antes busco el tema, hago la historia y ahí arranco.

LL: ¿Cuál crees que es la clave del éxito?

CO: Yo siento que la clave del éxito es nunca pensar que ya lo lograste. Me falta un camino grandísimo. A Palo Rosa le falta mucho, no quiero que sea solo una marca de mujer. Lo principal es que la gente descubra que hay más líneas. Palo Rosa va ser mucho más de lo que es ahora.

LL: ¿Y este año qué viene?

CO: Tengo una alianza con los indígenas wayuu, algo muy artesanal. Y me parece que es un momento lindo para intervenir lo artesanal. Toda la línea de hombre sale este año, pero es un concepto diferente. Es como hacer que la niña Palo Rosa tenga su novio Palo Rosa.

LL: ¿Qué tiene Palo Rosa de ti?

CO: A mí me parece que desde que uno entra la tienda es mágica.  El diseño es diferente. Cada pared, cada color, cada puerta, yo quería que fuera fotogénica y que las niñas se sintieran en una playa.

LL: ¿Y haber estudiado en Brasil qué ventajas te dio?

CO: Yo tenía antes de irme el tema de los vestidos de baño porque había vendido entre amigas, y en Brasil son muy buenos para el tema de playa y de competitividad. Porque por más marcas que haya, si tú logras ser singular, eso te da un valor distintivo.

LL: ¿Tu familia te apoyó desde el principio?

CO: Cuando empecé no fue tanto el apoyo. Todos en mi familia son abogados y pues al principio pensaban que “eso de ser modista” no iba a funcionar. Y ya cuando me gradué y empezaron a ver que había buenas ideas y que los showroomsque hacía en mi casa funcionaban, les dije que no quería hacer otra cosa. Empecé a expandir mi base de datos y desde ahí el apoyo fue total.

LL: ¿Cuándo llegó tu hora?

CO: Yo creo que mi hora llegó en el momento en el que dije esto es lo que quiero y me enfrenté  a la gente que pensaba que no, y vi después a esas personas a felicitarme. Eso es lo que mejor me ha hecho sentir. Tengo muy claro hasta donde quiero llevar a Palo Rosa. Todos los días me levanto con una meta nueva, una misión nueva.

LL: ¿Tu colección favorita?

CO: Todas las quiero un montón. Pero cada vez que avanzo y veo que la gente responde bien a lo atrevido, me doy cuenta de que puedo ir más allá. Me encanta la de los emojis. Fue un reto enorme, trabajé con Mercedes Salazar que fue como tener una profesora y yo en mis diseños no recibo tantos consejos, fue un proceso muy chévere porque logró enseñarme muchas cosas. Y esa colección estaba en la línea del bien y el mal. Un solo detalle podía hacer que se viera terrible. Yo le dije a ella que quería algo como si fuera China e hicimos toda la producción en San Victorino y pues quitarle la ropa a una modelo ahí fue duro.

LL: ¿Tu felicidad más grande?

CO: Mi negocio. Es mi bebé. Todos los días me levanto a trabajar, a tomar fotos. Siempre estoy acá porque es muy chévere que las clientas lo vean a uno. Mi felicidad es ver que las cosas crecen y que la gente responde.

LL: ¿Una metida de pata que no se te olvide?

C.O: Siempre tengo una metida de pata con un diseño. Siempre hay como tres que son un éxito y uno que se me queda y no se vende.

LL: ¿Qué enseñanzas te ha dejado Palo Rosa?

CO: Yo he tenido que manejar todo y hay que tener demasiada paciencia porque la gente está muy encima de ti y cada paso en falso

es gravísimo. Llega un momento en el que tienes tanto que es difícil resolverlo. Creo que la humildad y la oportunidad,  estar donde tienes que estar, es muy importante.

LL: ¿Tu mayor cualidad?

CO: Creo que tengo dos. Soy muy sociable y eso ha logrado que me involucre con la gente y que la gente  haga parte de esta familia.  También tengo un buen sentido de lo comercial.

LL: ¿Qué fue primero las ventas o la moda?

CO: El amor a lo comercial siempre estuvo ahí, incluso antes que la moda. Siempre vendía lo que podía, pulseras, sánduches, dulces, de todo y siempre me iba muy bien.

LL: ¿Cuál es tu mayor debilidad?

CO: Soy muy explosiva. No soy brava pero cuando reviento, reviento.

LL: Tres palabras que te describan

CO: Luchadora, independiente y valiente.

LL: ¿Cuál ha sido tu mejor modelo?

CO: Es difícil porque a cada una le tengo un cariño impresionante. Cada una es seleccionada para cada colección.  A la que más quiero y le debo un cariño enorme es a Daniela Ramos.  Creyó en mí desde el principio. Pero todas han sido mágicas. Nunca he tenido una que sea creída. Hay unas que se van a un desierto a arderse la piel, otras que se toman fotos en un mercado de frutas y no les importa, todas han sido divinas.

LL: ¿Qué consejos le darías a alguien que quiere arrancar un negocio?

CO: La perseverancia. En este negocio hay muchos altibajos. Hay días que lloras, que gritas, que quieres mandar todo al otro lado. Pero si perseveras, lo logras.

LL: ¿Cómo descansas?

CO: Yo soy como una moto. Tengo mucha energía. Me levanto, hago ejercicio, vengo, trabajo, hago fotos, voy a eventos. De todo.

LL: ¿Un buen plan?

CO: Viajar.

LL: ¿A qué le pones La Lupa en tu vida?

CO: La Lupa se la pongo a los detalles. En eso está la clave en la vida. Si uno tiene claro cuáles son los detalles que lo hacen a uno como persona, eso marca una diferencia.

La Lupa en frases

Directorio de entrevistas A – Z

Antonio Sanint

Antonio Sanint nos dio a conocer una faceta muy personal que no muchos conocíamos, en la cual nos cuenta cuales son sus inspiraciones, quienes lo apoyaron desde un principio, como se ha mantenido en el medio, como supera sus miedos día a día y como hace reír a cientos...

Antonina Canal

#LaLupa, con Laura Anzola y Canal Capital: Bombardeamos a Antonina Canal Davila directora de la academia Prem Shakti con 32 preguntas que contestó sin dudar. LL: Anto ¿A que hora te levantas? AC: A las seis.   LL: La primera actividad de tu día. AC: Darle un beso...

Daniel Samper

Apenas Daniel Samper Ospina abre la puerta de su casa, preguntamos…

Christian Byfield

“Me dijo: Christian, usted se está vendiendo por plata y eso es todo…

Mercedes Salazar

Mercedes Salazar una exitosa joyera colombiana que ha desarrollado…

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Clemencia Vargas

¨Creo en el baile y en el movimiento como una herramienta potente y única para generar transformaciones.¨

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“Entendí que tenía que aprender a soltar para dejarme sorprender un poco más por la vida.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Carolina Ordonez | La Lupa Revista Digital
Carolina Ordonez | La Lupa Revista Digital
Summary
Carolina Ordóñez
Article Name
Carolina Ordóñez
Description
Carolina Ordóñez, nos cuenta sobre su profesión de diseñadora, lo que significa emprender, el apoyo de su familia y su felicidad más grande
Author
Publisher Name
La lupa - Revista Digital
Publisher Logo