Andrea Novoa

“Tenía una voz interna que me decía que tenía que hacer esto como fuera”
Andrea Novoa | La Lupa Revista Digital

Cuando Andrea supo que a lo que quería dedicarse era a montar un bar de uñas, muchos la tildaron de loca. Fiel a sí misma dejó su carrera de periodismo arriesgándolo todo para apostarle a una idea que muchos creían imposible. Hoy en día, We Love Nails se ha convertido no solo en un exitoso negocio en Bogotá, sino que junto con su socia Daniella Moscarella, han demostrado que las ideas salen adelante cuando se cree y se lucha por ellas.  



LL: Vamos a devolvernos un poquito en el tiempo, ¿tú que querías ser cuando chiquita?


AN:
Cuando yo era chiquita yo quería ser mamá. Yo sólo quería ser mamá y jugaba con mis muñecas. Después me regalaron la cocina de juguete, entonces quería ser cocinera. Digamos que iba variando, como pasa siempre con los niños chiquitos que queremos ser lo que nos va mostrando la vida. Después me acuerdo perfectamente de que mi mamá me regaló de Niño Dios una caja registradora que tenía esas monedas de plástico, entonces yo me creía cajera, hacía la que tenía mi empresa y les vendía a mis papás los juguetes. Y desde ahí fui creciendo y mis pensamientos empezaron a cambiar. Pero digamos que siempre vendía chocolates, vendía cocadas, entonces llamaba a mis amigas, Dani mi socia era una de ellas, yo la llamaba y le decía, hice cocadas, ¿me compras? Armaba la cocada con papel, la ponía en una canasta y le decía bueno, cuestan seis mil pesos, en mi caso nada era regalado. Entonces digamos que en general siempre me gustó el tema de tener mi empresa, de hacer mi plata y de hacer negocios.

LL: Entonces, ¿tú siempre tuviste claro que querías hacer empresa?

AN: Claro. Pues no decía, yo quiero tener mi empresa, pero sí me gustaba recibir plata por las cosas que yo hacía. Después entré al colegio, fui creciendo y me fue cambiando mi forma de pensar, me enamoré de la lectura, de la escritura y entonces decidí estudiar periodismo. Sin embargo, siempre tuve mis negocios paralelos a mi estudio.

LL: El tema de ser emprendedora, ¿lo manejabas como un hobbie?

AN: Sí, siempre fue así. Por ejemplo, los fines de semana mi hermana trabajaba en un medio de comunicación, y yo en los huecos de la universidad y los sábados y domingos, preparaba cupcakes con chocolate pera que ella los vendiera en su trabajo. Entonces siempre estuve en función de estar haciendo negocios.

 LL: Teniendo en cuenta que ya te habías embarcado en todo este tema del periodismo, ¿qué tan difícil fue abandonarlo y dedicarte a lo que hoy en día es We Love Nails?

AN: Es un amor que no sé cómo explicártelo, pero es algo así como cuando uno deja todo por un hijo. Yo empecé hacer We Love Nails cuando estaba haciendo mi práctica en un medio de comunicación importante del país. De hecho, todo iba tan bien, que hasta me contrataron, me estaban ofreciendo algo con lo que uno sueña cuando está en haciendo la práctica. Me tocaba muy duro, me tocaba a larga distancia porque tenía que cumplir horario en mi trabajo y empecé a sentir un amor por lo que estábamos montando que es impresionante, porque es ese sentimiento y esa voz interna que te está diciendo que tienes que hacer crecer eso como sea.

 LL: No importaban las trasnochadas, ni el cansancio…

AN: No, para nada. Yo ni dormía. Vivía con ojeras. Pero llegó un momento donde dije bueno me ofrecieron este puesto con el que he soñado pero para mí mi hijo va primero, y mi hijo era We Love Nails.

 LL: Cuando empezaste con el negocio, ¿supiste que iba a ser un éxito o te lo imaginaste como algo más chiquito?


AN:
No, jamás. Cuando Dani mi planteó la idea, me dijo que esto era sólo los fines de semana, jueves, viernes y sábados para molestar un ratico con las amigas, nos tomábamos unos cocteles mientras nos hacíamos las uñas. Entonces en ese momento me cuadraba perfecto con los huecos de la universidad y dije listo, hagámoslo. Pero realmente, nosotras al principio lo veíamos como un plan de fin de semana y a los quince días dijimos, esto tiene un futuro inmenso. Entonces fue cuando ya se nos metió en la cabeza que teníamos que hacer crecer esta empresa y nos dimos cuenta de que tenía más futuro del que pensábamos que podía tener.

 LL: Entonces nunca soñaron con que iban a llegar tan lejos con este hijo…

AN: Soñarlo siempre. Nosotras nos proyectamos constantemente. Siempre nos hemos caracterizado por ser soñadoras y emprendedoras, y siempre queremos que lo nuestro sea lo mejor o estar en lo mejor. Pero, soñarlo es una cosa y pensar que realmente iba a convertirse en lo estábamos soñando era otra totalmente diferente, yo sí pensé que iba ser un plan de fin de semana y me acuerdo que Dani me hacía numeritos y me decía, bueno esto es lo que cada una se va a ganar por trabajar estos tres días. Entonces nunca descarté ejercer mi profesión y me veía siendo editora política, pero todo cambió en un segundo.

 LL: ¿Es verdad que lo más difícil es empezar?

AN: Todo es difícil, no sabría decirte que vendría siendo lo más difícil. Cada vez tu empresa crece más y te va exigiendo mucho más, por lo tanto tú vas aprendiendo y creciendo a la vez con ella. Entonces a medida que va creciendo, ya dejaba de ser lo básico que era montemos el local y recibamos a la gente. Se empezó a convertir en ahora qué vamos hacer para que esta empresa llegue a un nivel superior. Entonces digamos que la dificultad se mantiene, pero se va transformando a medida que la empresa y también nosotras lo hacemos.

 LL: Dejaste tu carrera a un lado, tu sueño de convertirte en editora política, ¿te dio miedo?

AN: Para nada. Jamás. La posibilidad de quedarme en el trabajo en el que estaba no era una opción porque yo estaba completamente segura de que yo quería hacer lo que era mío. Y yo siempre he pensado que la vida es muy larga, que uno tiene la oportunidad de tomar las decisiones que uno quiera, por lo tanto no tiene que estar jovencita para ser empleado, entonces siempre me he dicho, si el periodismo es para mí, más adelante lo haré, quién me dice que no. Pero lo importante es siempre estar haciendo lo que a uno le gusta y, sobretodo, le apasiona. Dani muchas veces me dice ¡ay! yo te saqué de lo tuyo, y le digo a mí nadie me obligó, yo estoy feliz con esto y si algún día quiero volver a lo que estaba antes, pues vuelvo. Pero jamás ha sido un sacrificio, jamás me dio susto porque no es como algo de lo que te saliste y nunca más puedas volver atrás, no. Yo puedo retomar el periodismo en cualquier momento.   jamás ha sido un sacrificio, jamantes, pues vuelvo” a uno le gusta y, sobretodo, le apasiona. do ue uno quiera tambio es otra to

 LL: Mirando un poco este proceso, ¿cuál ha sido la lección más grande que te ha dado el emprender?

AN: La lección más grande es que tú no tienes que tener veinticinco doctorados, maestrías, MBAs, o cualquier tipo de título, para querer hacer tu empresa porque esto es solo de tener ganas, de querer hacerlo. Tú en la vida cuando quieres hacer algo sólo necesitas ganas y te vas buscando la manera de que alguien te asesore, que alguien te acompañe. Pero siempre he dicho que existe la manera de hacerlo, uno no necesita plata, no necesita ser el más millonario, ni ganarse el Baloto. Uno puede hacer grandes cosas con muy poco presupuesto económico y muy poca experiencia.

 LL: ¿Cómo logran ustedes unir tantas propuestas en una y que sea dirigida para audiencias tan diferentes?

AN: Por ejemplo, empezaron a venir mamás a pedir fiestas para celebrar el cumpleaños de sus hijas, y con Dani empezamos a ver que teníamos que crear una rama que fuera eventos We Love Nails. Hoy en día, tenemos nuestro plan de eventos súper armado, con diferentes opciones y para varias edades. Otro caso fue que empezamos a ver que nuestras clientas querían peinarse mientras se hacían las uñas, entonces nos tocó conseguir estilistas que se encargaran de esa parte. Y así sucesivamente, todo va saliendo de a poquitos.

 Entonces, sí importa tener una estructura a la hora de empezar un negocio pero son más las ganas que hace que uno se lance al agua y empiece a ver cómo va saliendo todo…


Pues digamos que Dani y yo somos más así en ese sentido, más de tirarnos al agua que pensar tanto las cosas. Somos muy impulsivas. Entonces, si toca montar un local ya, pues toca montar un local ya y no hay tiempo que perder.
Y así fue, y tú te tiras al agua pero no es que te tires con los ojos cerrados, sabes perfectamente que si lo vas a hacer, tienes que organizarte. Entonces, si uno debe tomar una decisión la toma inmediatamente porque si no las cosas pasan y se van oxidando con el tiempo. Pero, una vez tomada la decisión de hacerlo, tienes que hacerlo muy bien, no puedes ponerte ahí a la loca para ver qué sale y qué no sale.

 LL: Cuéntanos un poco cómo se dividen los roles de la empresa Daniela y tú.

AN: Los roles de la empresa están muy claros y muy bien definidos, sobre todo para no pisarnos los talones y respetar la visión de cada una. Es decir, ella respeta mi trabajo y yo respeto su trabajo, a ciegas, y yo le digo a ella, toma tus decisiones, yo te lo dejo en tus manos. Ella me pide asesoría, y yo lo mismo, pero la decisión final es de ella y las mías son las mías. Ella maneja toda la parte financiera, gerencia general, todo el tema del manejo del personal, estratégicamente para dónde va la empresa. Y yo manejo todo el tema de gerencia de marca, yo soy la que hago el ruido de la empresa, la que hago que la gente se entere de qué es We Love Nails, redes sociales, comunicaciones, todos los temas relacionados con posicionamiento de marca. Y la verdad es que somos el complemento perfecto, el mejor del mundo.

 LL: ¿Qué dirías que es lo más difícil de tu trabajo?

AN: El manejo de personal. Yo me vuelvo un ocho, me desespero y me toca decirle a Dani, manéjalas.

 LL: ¿Qué tan ordenada eres?

AN: Soy demasiado esquemática, y eso también es un problema mío porque soy demasiado psicorígida. Entonces me pasa que hay muchas cosas que yo no sé hacer porque no sé cómo hacerlas, y todo me gusta hacerlo muy bien, y me frustra, me vuelvo un ocho. Pero, está Dani que es mi complemento perfecto.

 LL: ¿Cómo son ustedes dos fuera del ambiente laboral?


AN:
(Risas). Hace dos días precisamente le dije a Daniela, es que We Love Nails es adicional, es un plus ahí que nos surgió, porque realmente Dani y yo somos hermanas y amigas de la vida. Cuando yo me levanto, a la primera persona a la que le escribo es a Daniela y con la última que me acuesto hablando es con Daniela, por eso digo que es casi una hermana, porque la verdad es que hablo más con ella que con mi propia hermana. Entonces, realmente, nosotras somos amigas antes que socias, o mejor aún, hermanas antes que socias.

 LL: ¿Qué es lo que más disfrutas de este trabajo?

AN: ¡Ay! Yo lo amo (risas). Me encanta. ¿Sabes qué disfruto mucho? La satisfacción que da sacar adelante un nuevo proyecto. Ese sentimiento es delicioso porque claro, después de que se sufre, porque con cada paso se sufre demasiado, ver resultados tan positivos, me fascina. Disfruto mucho de aprender mientras voy haciendo y creciendo con el negocio, a mí me encanta aprender.

 LL: ¿Y un momento difícil?

AN: Ha habido muchos terribles. Siempre que nosotras estamos atravesando algún momento de crisis, nos decimos a nosotras mismas que si esto está pasando es porque algo mejor viene. Entonces, se sufre, pero todo es porque algo bueno viene.

 LL: ¿Cómo agradeces?


AN:
Siempre, al que primero le agradezco es a Dios. Él nos escucha, nos habla en sueños, es realmente una sensación muy linda. También siempre le doy gracias a mi familia, a mis papás, ellos siempre me han apoyado con todo esto, bueno claro que al principio, cuando les dije que iba a empezar un negocio de pintar uñas me creían loca (risas). Pero eso fue sólo al principio porque hoy en día ellos están a veces hasta más pendientes del negocio que yo (risas). En general, me considero una persona que agradece mucho, alguien con mucha gratitud.

 LL: ¿Qué se necesita para llegar al éxito?

AN: Ganas.

 LL: Para ti, ¿Qué es el éxito?

AN: El éxito es hacer que gracias a ti la gente respire y viva mejor.

 LL: ¿La característica que más te define?

AN: Perfeccionista.

 LL: ¿La palabra que más repites?

AN: Dios.

 LL: ¿Un color?

AN: Fucsia o rosado.

 LL: ¿El mejor consejo que te han dado?

AN: No esperar nada de nadie. Tener cerca a tu gente, pero no esperar más de lo que te puedan dar.

 LL: ¿A qué le pones La Lupa en tu vida?

AN: ¡Uy! A mi trabajo, a mi empresa. La quiero perfecta todo el tiempo. Y en general a lo que yo hago.

La Lupa en frases

Directorio de entrevistas A – Z

Clemencia Vargas

¨Creo en el baile y en el movimiento como una herramienta potente y única para generar transformaciones.¨

Antonio Sanint

Antonio Sanint nos dio a conocer una faceta muy personal que no muchos conocíamos, en la cual nos cuenta cuales son sus inspiraciones, quienes lo apoyaron desde un principio, como se ha mantenido en el medio, como supera sus miedos día a día y como hace reír a cientos...

Antonina Canal

#LaLupa, con Laura Anzola y Canal Capital: Bombardeamos a Antonina Canal Davila directora de la academia Prem Shakti con 32 preguntas que contestó sin dudar. LL: Anto ¿A que hora te levantas? AC: A las seis.   LL: La primera actividad de tu día. AC: Darle un beso...

Daniel Samper

#LaLupa con Laura Anzola y Canal Capital: Apenas Daniel Samper Ospina abre la puerta de su casa, preguntamos sin rodeos. ¡No se lo pierdan! DS: ¿Quién es? LL: Hola. DS: Hola Laura.   LL: Daniel ¿payaso o periodista? DS: Payaso.   LL:¿Pastrana o Uribe? DS:...

Jaqueline Brandwayn

¨El arte me ha dado toda la fascinación, el entendimiento, el poder satisfacer mis inquietudes.¨

Adolfo Zableh

“Sabía que de alguna manera algo me tenía que inventar para ser oído. Por eso escogí escribir”

Alejandra Azcárate

“Me gusta un estado de cordura no permanente. Creo que una alta dosis de irresponsabilidad es deliciosa en la vida.”

Alejandro Cuellar

“En la cocina el criterio solo existe cuando ha habido experiencia.”

Alexandra Santos

“Entendí que tenía que aprender a soltar para dejarme sorprender un poco más por la vida.”

Alejandro Riaño

“Este trabajo me ha dejado un amor por la vida y un amor por lo que hago que no puedo describir.”

Amalia Andrade

“He sido muy terca en querer creer que la vida está llena de magia.”

Ana Wills

“Actuar es un trabajo muy difícil y un estilo de vida complicado. Pero todo es una experiencia, hay papeles que te cambian la vida.”

Andy Gaitán

¨Siempre me he dejado llevar, hay que ser arriesgado¨

Antonina Canal

“Hay que romper la rigidez y fluir. Soy una aventurera, una gitana”

Beatriz Fernández

“Soy una revolucionaria de las leyes. Mi ley es la ley del amor. Detesto la rigidez”

Beto Gaitán

¨Nunca me ha gustado comer cuento. Siempre me ha gustado indagar, ir más allá.”

Carlos Villa

“Con el violín se crea un vínculo muy fuerte. No es solo emocional sino físico y emocional.”

Catalina Escobar

“Yo tengo un motor adentro, yo trabajo en sintonía con mi hijo. Él y yo somos socios en esto.”

Daniella Álvarez

“Los sacrificios y la disciplina me han hecho alcanzar lo que siempre quiero”

Daniella Moscarella

“Siempre he sido diferente. Nunca me ha gustado ser una niña más del montón.”

Diana Alvarado

“Es duro saber que yo tuve que darle más de la mitad de mi vida a la guerra. Nunca me imaginé que habría más oportunidades para mí.”

Diego Sáenz

¨Uno se preocupa por qué hacer pero es mejor saber lo que no quieres hacer¨

Duván Barato

“Me desmovilicé buscando una oportunidad de mejorar mi vida, pero entré a una sociedad que señala, estigmatiza, rechaza y aisla.”

Elkin Serna

¨El sufrimiento que he vivido, me hizo armarme de valor.¨

Emmanuel Esparza

“Para ser actor no es suficiente ser bueno. Hay que ser obsesivo.”

Felipe Acosta

“Las ideas me han nacido por necesidades y casualidades de la vida. Yo las he sabido leer.¨

Francisco Santos

“Cuando uno se salva de un secuestro de Pablo Escobar el miedo se acaba. Yo viví con la muerte ocho meses”

Geraldine Pomato

“Soy una mujer obstinada, trabajo por lo que quiero hasta que lo logro. Con Wikimujeres fue así”

Gustavo Yacamán

“Pongo mi mente en blanco antes de poner el pie en el acelerador”

Jaime Lombana

“Yo presiento siempre lo que va a pasar. Sé cuándo voy a ganar y cuándo no”

Jorge Duque

“El día que dejé de esconder quién era, dejé de pelear conmigo mismo”

Juan Felipe Samper

¨Seguir los sueños, con todo lo romanticón que suena, siempre va a ser válido, siempre va a ser lo más chévere¨

Juan Pablo Socarrás

“Si la vida me había dado tantas oportunidades era por algo. Me dediqué a luchar por este sueño”

Laura Tobón

“Me lo propuse, lo soñé y lo luché y todo ha llegado en medidas que nunca imaginé”

Mabel Moreno

“Tengo un alma muy libre, pero también una cabeza que me pone todos los límites. Soy mi mayor juez.”

Marcelo Rozo

“No hay nada en la vida como levantar un trofeo. Es como tener el mundo en las manos”

María Del Rosario Guerra

“Mi disciplina, mi formación cristiana y mi preparación académica son lo que me ha permitido lograr todo en la vida.”

Marianela González

“Pareciera que soy conservadora pero no. Todo lo que sea distinto a la costumbre me atrae mucho. Soy muy curiosa”

Marta Lucía Ramirez

“Soy una persona estricta, coherente, con mucho compromiso por Colombia, a veces demasiado cuadriculada.”

Natalia Espitia

“Entendí que la mejor manera de transformar y sanar mi vida era ayudando a las niñas a vencer el miedo”

Natalia Ponce de León

“Escogí el camino de levantarme y hacerme grande. Esto fue un renacer, reinventarme desde cero.”

Oscar Iván Zuluaga

“A mi no me obsesiona el poder. Me obsesiona poder trabajar por los demás.”

Paloma Valencia

“Siempre he querido cambiar el mundo. Me hace falta ver que sí se puede”

Paula López

“Aprendí a abrazar mi realidad y entendí que el perdón y la felicidad son una decisión.”

Paulina Laponte

“Entendí que hay que aprender a fluir con la vida. En el camino encontré muchos talentos y pasiones que no conocía.”

Pilar Schmitt

“Trabajo en una cosa completamente diferente a lo que yo soy”

Regis Ortiz

“El proceso de reinserción no fue fácil. Pero cuando veo a mi mamá y a mi hijo sé que todo ha valido la pena.”

Santiago Prieto

“El camino es infinito. Lo más difícil es persistir, perseverar y resistir”

Tata Gnecco

“Si a tu sueño le pones un poquito de disciplina y empuje, lo consigues ”

Tito Puccetti

¨En mi carrera he hecho muchos sacrificios. Y sí, he tenido suerte, pero ha sido una suerte buscada.”

Yaneth Waldman

¨Yo soy terca en buscar la felicidad todos los días de mi vida.”

Vladdo

“Soy inquieto, sarcástico, malpensado. Tengo cara de bravo pero soy una melcocha.”

Summary
Andrea Novoa
Article Name
Andrea Novoa
Description
Andrea Novoa, nos cuenta sobre su infancia, su vida como emprendedora, la lección más grande que le dejó el ser emprendedora y dejar a un lado su carrera.
Author
Publisher Name
www.la-lupa.com
Publisher Logo